Home

Mundo

Artículo

Cristina Kirchner
Cristina Fernández de Kirchner dio positivo para covid-19. - Foto: NurPhoto via Getty Images

mundo

Cristina Fernández de Kirchner dio positivo para covid-19

El diagnóstico se da después de recibir una condena a seis años de prisión en un juicio por corrupción.

La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, dio positivo de covid-19, este jueves 8 de diciembre, dos días después de recibir una condena a seis años de prisión en un juicio por corrupción, lo que obligó a postergar un encuentro del Grupo de Puebla y manifestaciones en su respaldo el lunes próximo.

“El encuentro de Grupo de Puebla ‘Voluntad popular y democracia. Del partido militar al partido judicial, las amenazas a la democracia’, cuya realización estaba prevista para el próximo 12 de diciembre, se posterga para el día 19 del mismo mes”, informó la organización en un comunicado.

Aclaró que la postergación “se debe a que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ha dado positivo en un test de covid-19. Cristina se encuentra en buen estado de salud en El Calafate”, donde tiene una casa en el sur de Argentina.

En el encuentro del Grupo de Puebla, un foro de dirigentes latinoamericanos de izquierda que ya manifestó su respaldo a Kirchner en un comunicado, estaba prevista la participación de exmandatarios como el ecuatoriano Rafael Correa, el uruguayo José Mujica y el boliviano Evo Morales.

Para ese día, agrupaciones políticas y sindicales peronistas habían convocado a una manifestación de respaldo a la vicepresidenta frente al Centro Cultural Kirchner, la sede prevista para la reunión, a 200 metros de la Casa Rosada (sede gubernamental), en el centro de Buenos Aires.

Vicepresidenta de Argentina, Cristina F. de Kirchner, intervino durante casi media hora en el juicio en su contra por presunta corrupción.
Vicepresidenta de Argentina, Cristina F. de Kirchner, intervino durante casi media hora en el juicio en su contra por presunta corrupción. - Foto: Reuters / Autor: Agustín Marcarian

Kirchner fue condenada a seis años de prisión e inhabilitación perpetua al ser hallada culpable de defraudación en licitaciones de obras públicas durante sus dos mandatos presidenciales (2007-2015), sentencia que ella atribuye a una persecución político-judicial.

Pese a la condena, la vicepresidenta se dice víctima de una persecución contra la izquierda, pero no irá a prisión por contar con fueros. Su mandato va hasta diciembre de 2023, cuando perderá dichos fueros que la protegen, más allá de las instancias de apelación que pueden demorar varios años. Tras conocerse el fallo, Kirchner dijo que renuncia a postularse a cualquier cargo electivo en los comicios del año próximo.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el mandatario electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, expresaron este miércoles su solidaridad con la vicepresidenta argentina, Cristina Kirchner, condenada esta semana a seis años de prisión por corrupción.

“Desde Venezuela expresamos nuestro firme rechazo a la permanente persecución mediática y política a la que han sometido a la vicepresidenta”, escribió Maduro en su cuenta de Twitter. “Más temprano que tarde la verdad se impondrá y la voz del pueblo argentino será respetada”, subrayó.

Mientras que Lula, que gobernó entre 2003 y 2010 y asume un tercer mandato el próximo 1 enero (en menos de un mes), denunció que Kirchner es “víctima de ‘lawfare’”, en referencia a la práctica de usar las leyes para promover una persecución política.

“Aquí en Brasil sabemos bien cuánto esa práctica puede causar daños a la democracia. Espero que haya una justicia imparcial e independiente para todos y por el pueblo de Argentina”, añadió Lula, en alusión a sus condenas de corrupción en la operación caso “Lava Jato”, que luego fueron anuladas por irregularidades procesales.

Kirchner, de 69 años, fue declarada el martes culpable de “administración fraudulenta” en perjuicio del Estado en el otorgamiento de obras viales en la provincia de Santa Cruz (Patagonia, sur), donde construyó su carrera política junto a su marido, el fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007).

El chavismo guarda una cercana relación con los Kirchner impulsada por el fallecido Hugo Chávez y que Maduro continuó. Lula, igualmente, formó parte de aquella “marea rosa” de la izquierda de principios de siglo.

El presidente electo de Brasil derrotó al líder derechista Jair Bolsonaro en octubre pasado en una polarizada elección, en la que participó luego que la corte suprema anulara la condena que lo mantuvo en prisión por 19 meses.

*Con información de AFP.