Home

Mundo

Artículo

campaña balenciaga
Campaña de Balenciaga. - Foto: twitter @EstebanRafaelJr

mundo

Diseñador de Balenciaga pide disculpas por polémica campaña que involucró a niños

La marca de ropa ha sido criticada por una campaña publicitaria en la que aparecen niños posando con muñecos de peluche, con temáticas fetichistas.

En su cuenta de Instagram, el diseñador DEMNA, director artístico de la marca de ropa Balenciaga desde el año 2015, se disculpó por una campaña promocional que generó críticas por la sexualización de menores de edad.

En su cuenta, con más de 370.000 seguidores, y en donde actualmente solo hay una publicación en la línea de tiempo, el diseñador publicó un mensaje personal por escrito en el que asegura: “Quiero disculparme personalmente por la elección artística conceptual equivocada... asumo totalmente mi responsabilidad” Y añade “Fue inapropiado que los niños promocionaran objetos que no tenían nada que ver con ellos”.

“Aunque muchas veces me guste provocar el pensamiento a través de mi trabajo, JAMÁS he tenido la intención de hacerlo con un tema tan como el abuso de niños, que yo mismo condeno, punto”, escribió el diseñador de la firma Kering, hoy propietaria de Balenciaga.

¿Por qué era polémica la campaña?

Las fotografías utilizadas en la campaña de la marca de ropa, que inició el pasado 16 de noviembre, utilizaba niños en las imágenes, posando con muñecos de peluche con temáticas fetichistas.

En las primeras imágenes que se dieron a conocer se veía una serie fotos con niños, posando con bolsos de peluche de Balenciaga. Los osos parecían llevar arneses de cuero y otros artículos, asociados con la práctica sexual del bondage. El Bondage es una práctica erótica basada en la inmovilización del cuerpo de una persona y un tipo de pornografía en portales para adultos.

campaña balenciaga
campaña balenciaga - Foto: twitter @EstebanRafaelJr

Posteriormente, se dieron a conocer unas imágenes, que en realidad provenían de una campaña anterior, en las que promocionaban la colaboración de Balenciaga con Adidas. Una de las imágenes dejaba ver una cartera encima de algunos documentos, al hacer zoom en el texto de estos documentos, muchos usuarios notaron que correspondían a un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos, relacionado con imágenes sexuales de menores de edad.

Consecuencias de la polémica campaña

Balenciaga, una casa de moda de lujo con décadas en el mercado, retiró las imágenes, después de la controversia que generó en redes sociales y que tuvo efecto más allá de las redes.

Uno de los efectos de la polémica fue la declaración de Kim Kardashian, quien inicialmente guardó silencio. Tras algunos días de debate, la influencer, que es embajadora de la marca, declaró en sus redes que estaba “sacudida por las imágenes perturbadoras” y que “cualquier intento de normalizar el abuso infantil, de cualquier tipo no debería tener lugar en nuestra sociedad, punto”.

Además, dijo que estaba reevaluando su relación con la empresa y que antes de emitir una opinión, había dialogado con ellos, quería “comprender por mí misma cómo pudo haber sucedido esto”, aseguró.

Unas excusas a medias

Antes de las excusas públicas de DAMNA, quien aseguró que tenía que aprender de esta experiencia y alinearse con acciones para la protección de los niños, la propia marca se había disculpado en un comunicado.

En el comunicado de Balenciaga, la marca aseguró que los bolsos no deberían haber estado entre las imágenes utilizadas para la campaña, modelada por niños.

Sobre la controversia de los documentos con temática relacionada con el abuso de niños, afirman que no sabían que se trataba de ese material y que todos los elementos fueron entregados por un tercero.