mundo

Donald Trump no se opondrá a la divulgación de su allanamiento en Mar-a-Lago

El pasado lunes 8 de agosto, la residencia en Miami fue incautada por el FBI por medio de una orden judicial.


Este viernes 12 de agosto un juez federal de Estados Unidos, podría otorgar el pedido al Departamento de Justicia de levantar el secreto de una orden judicial que autorizó al FBI de allanar la residencial del expresidente Donald Trump, en Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida.

Según el secretario de Justicia Merrick Garland, indicó que existe un interés público por lo sucedido, motivo por el cual el magnate respaldó la publicación del allanamiento.

En ese orden de ideas, la decisión quedó en manos del magistrado federal Bruce Reinhart, recordado por ser el magistrado que firmó la orden de allanamiento en contra del exmandatario.

Asimismo, Trump, a través de su red social Truth Social, indicó que “no sólo no me opondré a la publicación de los documentos... Voy un paso más allá al alentar la publicación inmediata de esos documentos”.

Además, el expresidente ha recibido algunos documentos, los cuales las entidades judiciales piden publicar, pero él en conjunto con sus abogados se han negado a publicarlos.

Es por eso que mediante un comunicado, Trump aseguró que los documentos incautados por el FBI eran “desclasificados”, argumentando que los habría entregado si los hubieran solicitado.

Cabe mencionar que los presidentes en su gobierno tienen la facultad de desclasificar la información. No obstante, esa autoridad termina cuando dejan el cargo, razón por la cual los agentes federales tomaron la decisión de dar la orden judicial para ver si habían sido desclasificados en su momento.

En ese orden de ideas, Trump negó que estuviera guardando documentos nucleares clasificados en su mansión. “Esto de las armas nucleares es un engaño”, agregó en su plataforma Truth Social, en que describe como “tipos sórdidos” a los agentes federales involucrados en el registro.

Trump responde así a una información del Washington Post, publicada el jueves, pero no especificó detalles sobre el contenido de estos presuntos documentos, ni si la agencia encontró lo que buscaba.

No obstante, se conoció que el FBI recuperó un total de once carpetas de documentos clasificados durante el registro del pasado lunes en la mansión del expresidente, según un informe de The Wall Street Journal.

El mencionado diario ha llevado a cabo una investigación sobre el listado de artículos que los agentes del FBI confiscaron el lunes en la residencia del expresidente y han revelado que el organismo incautó cerca de 20 cajas de artículos, carpetas con fotos y la concesión de clemencia de Trump a su exasesor Roger Stone.

Stone fue condenado en 2019 a tres años de cárcel acusado de mentir al Congreso de Estados Unidos, manipular testigos y obstruir un proceso oficial. Trump intervino antes de su ingreso en prisión para conmutar su sentencia, tal y como recoge el periódico estadounidense The Hill.

Entre el total de documentos incautados en Mar-a-Lago, el FBI se ha hecho con “varios documentos clasificados”, cuatro carpetas de las cuales contienen información de alto secreto, otras tres que incluyen documentos secretos y tres más con archivos confidenciales.

De acuerdo con los informes de The Wall Street Journal, el FBI buscó durante el registro de la mansión de Trump algún tipo de documentos que contuviesen información sobre armas nucleares, si bien por el momento no está claro si la agencia logró hacerse con alguno.

Finalmente, el registro del FBI en la residencia de Trump, ha levantado las críticas de miembros del Partido Republicano, que han afirmado abrir una investigación si llegan al Congreso, en el próximo periodo de elecciones, e incluso del propio expresidente, quien se considera víctima de una suerte de “caza de brujas”, criticando de esa forma al presidente Joe Biden, quien ha asegurado en diferentes oportunidades que no tiene nada que ver con ese proceso judicial.

*Con información de AP y Europa Press.