Home

Mundo

Artículo

Trump casa Mar a Lago
Los documentos ya están en poder de las autoridades, señala el medio estadounidense. - Foto: AP / REUTERS

mundo

Donald Trump tenía más de 300 documentos clasificados en su mansión de Florida: NY Times

Los documentos ya están en poder de las autoridades, señala el medio estadounidense.

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, tenía más de 300 documentos clasificados en su mansión de Mar-a-Lago, en Florida, según informó este lunes el periódico The New York Times con base en fuentes oficiales.

De acuerdo con la publicación, en enero pasado fueron recuperados 150 de estos documentos, que fueron entregados por el mismo exmandatario. En ese momento, tal cantidad de archivos generó gran preocupación en el Departamento de Justicia, lo que a su vez desencadenó en la investigación del FBI que allanó a principios de agosto la residencia de Trump en búsqueda de más documentos.

Según el NY Times, los 300 documentos con información confidencial ya están en poder de las autoridades luego de tres entregas: la primera en enero; la segunda en junio por parte de ayudantes de Trump; y, finalmente, está el material encontrado en el allanamiento a la mansión del exmandatario hace dos semanas.

El medio manifestó que la trascendencia del material confidencial que se llevó Trump de la Casa Blanca, al dejar el cargo en enero de 2021, “sigue sin estar clara”. No obstante, en el primer paquete de enero pasado, que Trump entregó en 15 cajas, se incluían documentos de la CIA y el FBI, “abarcando una variedad de temas de interés para la seguridad nacional”.

Tras el allanamiento de este mes, el medio aseguró que funcionarios del FBI se fueron de la mansión con 26 cajas, con 11 paquetes de material marcado como clasificado. Uno de ellos tenía el nivel más alto de clasificación, “información ultrasecreta/sensible”.

Trump exige que el material incautado por el FBI tenga una investigación independiente

Trump presentó una denuncia el lunes exigiendo a una corte nombrar a una parte independiente para examinar los archivos que el FBI incautó de su mansión en Florida.

Argumentando ser blanco de una investigación por razones políticas, Trump exigió que un “experto” sea designado para revisar las más de dos docenas de cajas de archivos en el allanamiento sin precedentes realizado el 8 de agosto.

El experto -que no actuaría bajo la directiva del Departamento de Justicia, que ordenó el operativo- evaluaría los documentos y determinaría cuáles de estos podría retener Trump como “privilegiados” o protegidos de uso en investigaciones.

“La irrupción, búsqueda e incautación en Mar-a-Lago fue ilegal e inconstitucional, y estamos adelantando las acciones necesarias para tener esos documentos de vuelta”, dijo Trump en una declaración.

“Ellos incautaron documentos protegidos por el privilegio abogado cliente y por el privilegio ejecutivo”, agregó.

La orden del FBI indicaba que Trump era sospechoso de haber tomado ilegalmente documentos altamente clasificados así como grabaciones oficiales de la Casa Blanca que él no tenía derecho de tener y que rehusó devolver.

Aparte de la potencial violación de leyes sobre archivos altamente sensibles, el Departamento indicó que dichos materiales también eran clave en otras investigaciones federales en curso sin especificar.

Los procesos que pueden involucrar al expresidente incluyen la amplia investigación sobre el ataque al Capitolio el 6 de enero de 2021 por parte de partidarios de Trump y otra investigación sobre los esfuerzos de sus promotores por manipular los resultados de las elecciones presidenciales de 2020.

Nombrar un experto podría, potencialmente, bloquear el acceso a los investigadores a los documentos, en especial si se acepta la tesis de Trump de que la mayoría eran documentos privilegiados.

Además, podría interferir si el Departamento de Justicia considera acusar a Trump de obstruir las investigaciones rehusando facilitar estos documentos.

La denuncia no fue presentada en la corte federal de Fort Lauderdale, Florida, donde se emitió la orden original, sino en una más lejana en Fort Pierce, donde el único juez fue designado por Trump.

Trump “es el claro favorito en las primarias del partido republicano y en las elecciones generales de 2024, en caso de que decida postularse”, agrega la demanda al sugerir que el allanamiento del FBI estaba motivado políticamente.

Con información de AFP