mundo

El Chapo Guzmán se lamenta desde la cárcel: “Me sirven poca comida y a menudo quedo con hambre”

El narcotraficante mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán se encuentra condenado a cadena perpetua en Estados Unidos.


En la prisión ADMAX Florence, del estado de Colorado, en Estados Unidos, pasa sus días el narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, quien fue condenado a cadena perpetua tras liderar por años el cartel de Sinaloa de México.

El narcotraficante de 64 años ingresó toneladas de estupefacientes al país norteamericano y cometió cientos de asesinatos, por lo que fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017.

Ahora, lo más reciente que se sabe de El Chapo está plasmado en una carta de siete páginas firmada por él y que reseñan medios internacionales como Univisión.

En la misiva, el delincuente se queja de las condiciones de vida en el penal y hasta asegura estar padeciendo problemas psicológicos y de salud.

Afirma en la carta que le están suministrando poca comida y que por ello está quedando con hambre.

“He sufrido mucho estando en confinamiento solitario. Mi presión arterial se ha elevado, llevando a dolores de cabeza y ansiedad. A veces olvido cosas. (…) Me sirven poca comida y a menudo quedo con hambre (...). El trato que recibo es cruel e injusto, y me está causando que sufra problemas psicológicos y de salud. (…) Estoy descartado de tener cualquier contacto verbal o comunicación con otros presos”, dijo en la misiva.

Y agregó en la carta que está escrita en inglés: “Aunque no comparto una celda y estoy dentro de mi celda 24 horas al día, funcionarios de la prisión entran varias veces por semana para hacer registros de rutina”.

El narco también contó haber perdido una de sus uñas debido a un hongo y lamentó que los guardias de seguridad del penal no le prestaron atención a ello y que, además, ha notado que su “corazón comienza a latir rápidamente, elevando la presión arterial”.

En tal sentido, en la misiva el narcotraficante “reza” que una corte federal atienda sus lamentos e “intervenga” para cesar los supuestos atropellos que afirma estar padeciendo en la prisión ADMAX Florence.

El Chapo fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017 tras escaparse hasta dos veces de cárceles de máxima seguridad en México; la primera en 2001 y la segunda en 2015. Un año después fue detenido definitivamente.

El narcotraficante mexicano, uno de los principales distribuidores de drogas en Estados Unidos, ascendió al puesto de criminal más buscado por las autoridades estadounidenses tras la muerte del exlíder de Al Qaeda Osama bin Laden, en 2011.

Mano derecha del Chapo Guzmán fue capturado en Cali

En un condominio del exclusivo barrio residencial Ciudad Jardín, en el sur de Cali, fue capturado en abril un ciudadano mexicano que llegó a Colombia como emisario del narcotraficante mexicano alias Mayo Zambada, sucesor en el Cartel de Sinaloa de Joaquín Guzmán Loera, ‘El Chapo’ Guzmán.

Este sujeto, identificado como Brian Donaciano Olguín Berdugo, conocido en el mundo del narcotráfico como alias Pitt, era buscado ampliamente por la Administración para el Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos, pues tenía circular roja en más de 190 países.

El paradero del emisario del Cartel de Sinaloa fue conocido gracias al seguimiento realizado por las autoridades, con agentes infiltrados, a una modelo, al parecer caleña, cercana al delincuente.

Hombres de la Policía Antinarcóticos y de la DEA hicieron efectiva la captura en una redada que no le dio tiempo de escapar a alias Pitt, quien constantemente tenía hombres, también de nacionalidad mexicana, vigilando el condominio en el que residía en Cali. Sin embargo, no se conocen más capturas en el marco del operativo en el que cayó el narcotraficante.

La investigación de las autoridades detalla que el narcotraficante ingresó al país en febrero de este año, acompañado de una mujer que sería su pareja sentimental, por el aeropuerto José María Córdoba de Medellín.

El objetivo del hoy capturado era establecer puentes, para delinquir, entre el Cartel de Sinaloa y Colombia, y posteriormente enviar droga hacia Centroamérica.

Las autoridades destacaron que, tras su captura, a alias Pitt le fue notificada una solicitud de extradición en su contra emitida por el Tribunal del Distrito Sur de California, Estados Unidos, por conspiración para importar cocaína.

La investigación expone que el narcotraficante mexicano se reunía con otros delincuentes en sectores exclusivos, y por cortas horas, para negociar la compra y transporte de drogas desde Colombia al exterior. También se conoció que, en 2018, este sujeto ingreso a Colombia por un periodo corto.