ecuador

El papa Francisco hace un llamado a la calma en Ecuador

En total ya son 14 días de manifestaciones en diferentes partes del país.


El papa Francisco llamó este domingo 26 de junio a la calma a todas las partes participantes en las protestas indígenas registradas en Ecuador desde hace 14 días y que hasta la fecha dejan un saldo de cinco personas fallecidas.

“Sigo con preocupación lo que está sucediendo en Ecuador”, dijo el papa argentino tras el oración semanal del Ángelus en el Vaticano.

Asimismo, el papa les envió un mensaje a quienes están en las calles ecuatorianas avivando esta manifestación y generando violencia dentro de esta.

Aliento a todas las partes a abandonar la violencia y las posiciones extremas. Solo con el diálogo se podrá encontrar, espero pronto, la paz social”, señaló el sumo pontífice.

El papa Francisco, quien ya tiene 85 años, instó en particular a “prestar atención a las poblaciones marginadas y a los más pobres, pero siempre respetando los derechos de todos y las instituciones del país”.

Cabe recordar que el Congreso de Ecuador tiene previsto debatir este domingo la destitución del presidente, Guillermo Lasso, luego de deliberar casi ocho horas el sábado en la tarde sobre su responsabilidad en la “conmoción interna”, que deja trece días de sangrientas protestas indígenas.

Congreso debate destitución de Lasso

En el marco de la grave situación que enfrenta Ecuador, en medio de una protesta social que completa 13 días e inicialmente estuvo motivada por las insatisfacciones de un sector de la población frente a los altos costos de los combustibles -entre otras peticiones de las poblaciones indígenas convocadas en el Conaie-, este sábado la Asamblea Nacional de Ecuador adelantó una sesión especial, de manera virtual, en el que aborda la crisis y discute una eventual destitución del presidente de ese país, Guillermo Lasso.

La sesión comenzó a partir de las 6:00 p. m. y está impulsada por un sector del legislativo adscrito a partidos opositores del mandatario actual, quienes advierten la existencia de una serie de irregularidades de las autoridades en el marco de la represión de las protestas.

El debate se realiza a menos de 24 horas de que, el pasado viernes en horas de la noche, a través de una alocución presidencial, el presidente Lasso denunciara que la protesta social se ha salido de su cause y que sus convocantes, haciendo mención especial al presidente de la Conaie, persiguen causas diferentes, denunciando un intento de Golpe de Estado.

En ese sentido, Lasso llamó a los cerca de 10.000 indígenas que han llegado a Quito para las manifestaciones a que se regresen, advirtiendo que las fuerzas encargadas de ‘preservar el orden’, el Ejército y la Policía tienen el mandato de actuar en los casos en los que sea necesario, para combatir la que el presidente denunció como la infiltración de grupos subversivos que buscan desestabilizar el gobierno.

Si bien Lasso reconoció que existen motivaciones válidas para la manifestación de los indígenas y otros sectores, se comprometió a ir a las comunidades para escuchar los requerimientos y trabajar en ellos.

Por su parte, el Congreso de Ecuador aplazó para este domingo el debate de destitución luego de deliberar casi ocho horas sobre su responsabilidad en la “conmoción interna”.

“Procedo a suspender la presente sesión y la convoco para su continuación el día domingo a las 16 horas (locales)”, dijo Virgilio Saquicela, presidente del Parlamento.

El jefe de Estado, un exbanquero que asumió hace un año, no asistió al debate, pero designó a su secretario jurídico, Fabián Pozo, para leer su defensa.

*Con información de AFP.