Home

Mundo

Artículo

REUTERS
Elon Musk, dueño de la red social Twitter, le preguntó a sus seguidores si “deben Assange y Snowden ser perdonados”. REUTERS/Mike Blake/Foto de archivo - Foto: REUTERS

mundo

Elon Musk realiza una polémica encuesta en Twitter sobre Edward Snowden y Julian Assange

El dueño de Tesla también había preguntado si Twitter debía regresarle la cuenta suspendida a Donald Trump, resultado que salió afirmativo para el expresidente de Estados Unidos.

Elon Musk volvió a ser noticia este fin de semana tras la realización de una de sus particulares encuestas en Twitter. Esta vez, la pregunta involucra al exagente de la CIA Edward Snowden y el creador de WikiLeaks, Julian Assange.

El dueño de la red social le preguntó a sus seguidores si “deben Assange y Snowden ser perdonados” a lo que los usuarios votaron que sí con 80,5 % y otros prefirieron votar no con 19,5 %. Según los resultados finales, fueron un poco más de 3 millones de personas las que votaron en la publicación de Musk.

“No estoy expresando una opinión, pero me comprometí a realizar esta encuesta”. De esta manera, el magnate estadounidense dio inicio a una encuesta que duró un poco más de 24 horas publicada y generó muchas reacciones con más de 152.000 me gusta y 56.000 retweets.

¿Quiénes son Edward Snowden y Julian Assange?

Edward Snowden es un exagente de la CIA que se desempeñó como excontratista de inteligencia y administrador de sistemas de la entidad norteamericana de inteligencia.

En el 2013, este experto de la informática reveló documentos confidenciales de la Agencia de Seguridad Nacional y destapó un escándalo sobre programas de espionaje y vigilancia por parte del Gobierno de Estados Unidos. Las autoridades argumentan que tras esta filtración, Snowden violó el Decreto de Espionaje de 1917 que lo vinculan al delito de traición.

Hace un par de meses el presidente de Rusia, Vladimir Putin, le otorgó la ciudadanía a Snowden después de que el ciudadano norteamericano hubiera pedido asilo político en Venezuela, España, Cuba, Bolivia y Nicaragua.

De hecho, este fin de semana, a través de su cuenta de Twitter, Snowden aseguró que el presidente de Bolivia, Evo Morales, había puesto a disposición un avión para que pudiera salir del país, pero que las autoridades frustraron esa posibilidad.

“Estoy en Rusia porque la Casa Blanca canceló intencionalmente mi pasaporte para atraparme aquí. Ellos *derribaron el avión diplomático del presidente de Bolivia* para evitar que me fuera, y continúan interfiriendo con mi libertad de movimiento hasta el día de hoy”, dijo Snowden.

Julian Assange, por su parte, es un periodista australiano que creó un portal de información llamado Wikileaks en 1999, donde se publicaron documentos clasificados, entre los que se encontraban 400.000 reportes sobre la guerra en Irak, 90.000 sobre la guerra de Afganistán y hasta 250.000 cables diplomáticos redactados en varias partes del mundo.

Sus problemas con la justicia tienen que ver, entre otras cosas, por estar vinculado a la violación de Anna Ardin, una mujer vinculada a la oposición cubana. Esto hizo que Julian Assange contara con dos órdenes de arresto en Suecia por los delitos de violación y otro por acosos sexual a Sofía Wilen por haber forzado a las víctimas a mantener relaciones sexuales mientras dormía sin usar preservativo.

En el 2012, Assange pidió asilo político en la embajada de Ecuador en Londres, que fue otorgada por el jefe de Estado de ese momento, Rafael Correa, sin embargo, años más tarde, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, reconoció que el asilo de Assange era una molestia para su gobierno y el 11 de abril del 2019, tras retirar el asilo, la policía británica arrestó al activista australiano después de que el embajador ecuatoriano autorizara la entrada de la policía a las instalaciones.