medio oriente

En fotos: impresionante tormenta de arena en Irak afecta a más de 5.000 personas

El portavoz del Ministerio de Sanidad en Irak ha pedido a la población que permanezca en sus casas.


Más de 5.000 personas han sido atendidas por los servicios médicos iraquíes ante problemas respiratorios debido a una serie de tormentas de arena en el país desde hace varios días, según un recuento provisional del Ministerio de Sanidad de ese país.

Un portavoz ministerial, Saif al Badr, señaló este jueves que solo en la región de Bagdad se han registrado más de 2.000 casos, en su mayoría leves, aunque las autoridades tienen constancia de al menos un fallecido, informa la agencia de noticias iraquí INA.

La tormenta de arena está causando varios estragos en las ciudades de Irak
La tormenta de arena está causando varios estragos en las ciudades de Irak - Foto: AFP / Assad Niazi

Al Badr ha pedido a la población que permanezca en sus casas, especialmente a aquellas personas con enfermedades crónicas o problemas respiratorios como el asma. A estas les ha recomendado llevar mascarilla o un trapo húmedo sobre el rostro en caso de tener que salir a la calle.

Un total de siete provincias, entre ellas la capital, Bagdad, se vieron afectadas el miércoles por estas tormentas, que ha provocado que más de 320 personas tuvieran que ser hospitalizadas en la provincia de Saladino, según el director de la Oficina de Sanidad provincial, Raid Ibrahim Hamad al Yuburi.

Así lucen las calles de Baghdad por el paso de la tormenta de arena que ya dejó un muerto
Así lucen las calles de Baghdad por el paso de la tormenta de arena que ya dejó un muerto - Foto: AFP / Sabah Arar

Asimismo, el director de la Oficina de Sanidad de la provincia de Anbar, Qais al Ani, ha detallado que 191 personas tuvieron que ser ingresadas en la zona, mientras que en Qadisiya y en Nayaf fueron hospitalizadas otras cien personas, respectivamente, según ha recogido la cadena de televisión kurda Rudaw.

A pesar de que las tormentas de arena son relativamente frecuentes en Irak, su número e intensidad está aumentando en los últimos años, algo achacado a la sequía y la creciente aridez del suelo.

En este sentido, el Ministerio de Medio Ambiente iraquí indicó en abril que el número de días con estas tormentas ha pasado de 243 a 272 al año durante las últimas dos décadas, antes de alertar de que podría llegar a ser de 300 al año de cara a 2050.

Poca visibilidad para los carros en las calles de la ciudad de Nasiriyah en Irak, por cuenta de la tormenta de arena
Poca visibilidad para los carros en las calles de la ciudad de Nasiriyah en Irak, por cuenta de la tormenta de arena - Foto: AFP / Asaad Niazi

Otros países afectados

Igual situación se ha presentado en otros países, como se ha reportado en redes sociales. “Lluvia y tormenta de arena en Arabia Saudita”, reportó el periodista Janosik García.

“Desde el Sahara argelino”, se reportó por su parte desde ese país.

ECSaharaui señaló: “Así amaneció esta mañana en los campamentos de refugiados saharauis. Tormenta de arena roja envuelve los cinco campamentos instalados en el sur de Argelia desde 1975, año de la invasión marroquí del Sahara Occidental”.

Cambio climático y actividad del hombre matan el lago Sawa

Un letrero que dice “Prohibido pescar” a las puertas del desierto iraquí es el único indicio de la presencia del lago Sawa, que debido a la actividad humana y el cambio climático quedó reducido a un páramo estéril.

Las ruinas de las infraestructuras hoteleras recuerdan que en la década de 1990 este lago salado y sus playas eran un destino popular para recién casados y familias que acudían a nadar y disfrutar de un pícnic en la ribera.

Pero hoy el lago cercano a la ciudad de Samawa, al sur de Bagdad, está totalmente seco.

Las botellas vacías y los restos de plástico se acumulan en la cuenca, junto a arbustos quemados por el sol y los pontones suspendidos, que alguna vez llevaron a las aguas, se llenaron de óxido.

“Este año, por primera vez, el lago desapareció”, se lamentó el activista medioambiental Husam Subhi. “En los años precedentes la superficie de agua disminuyó durante las estaciones secas”, explicó.

*Con información de Europa Press.