Home

Mundo

Artículo

El presidente fue visto por primera vez públicamente desde aquel primero de noviembre en la rueda de prensa tras su derrota. El mandatario participó de un acto en una academia militar
El presidente fue visto por primera vez públicamente desde aquel primero de noviembre en la rueda de prensa tras su derrota. El mandatario participó de un acto en una academia militar. - Foto: Twitter/@planalto

brasil

En silencio y cabizbajo, reapareció en público Jair Bolsonaro tras larga ausencia después de las elecciones

El mandatario duró 19 días recluido y reactivó su agenda a principios de esta semana pero no había aparecido en público hasta hoy

El pasado 23 de noviembre, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió al palacio presidencial del Planalto después de 19 días de ausencia. El mandatario no había aparecido en público desde el tan esperado anuncio después de los resultados de las elecciones presidenciales que perdió ante Lula da Silva.

En esa rueda de prensa, Bolsonaro dio la orden a su vicepresidente y a su gabinete de iniciar la transición con el nuevo gobierno. Desde ahí solo se veía a diferentes políticos entrar a la residencia presidencial para sostener reuniones con el presidente, incluyendo a algunos de sus ministros y a su mano derecha: el general Hamilton Mourao, vicepresidente de la nación.

El sábado 26 de noviembre, el presidente fue visto por primera vez públicamente desde aquel primero de noviembre en la rueda de prensa tras su derrota. El mandatario participó de un acto en una academia militar, pero mantuvo el mutismo casi un mes después de su derrota electoral que aún no reconoce.

El mandatario, que también fue capitán del Ejército, presidió una ceremonia de graduación de oficiales en la Academia militar de “Agulhas Negras” (Agujas Negras) en Resende, en el estado de Río de Janeiro.

Bolsonaro estaba vestido de traje y corbatas oscuros, y con el rostro visiblemente triste, permaneció de pie acompañado del vicepresidente Hamilton Mourao, y el ministro de Defensa, Paulo Sergio Nogueira, ambos generales.

A pesar de su esperada presencia, el jefe de estado no hizo ningún pronunciamiento ante 400 aspirantes a oficiales y demás invitados presentes en la sede militar.

Quien sí habló fue el comandante del Ejército, Marco Antonio Freire, quien agradeció la presencia del mandatario en el evento militar: “Permítanme abrir estas breves palabras agradeciendo al presidente Bolsonaro por su presencia, que mucho brillo presta a este evento”, dijo ante los asistentes.

Bolsonaro siempre ha sido muy activo, sobre todo en sus cuentas en las redes sociales que además han sido muy polémicas bajo su presidencia y llevan casi un mes prácticamente en silencio.

Tres días después de los comicios reapareció en un video para pedir a sus seguidores que “desbloquearan” carreteras tomadas para protestar el resultado.

Desde entonces el presidente de la mayor nación de América Latina no se ha pronunciado públicamente. Tampoco acudió a la cumbre del G20 en Bali ni a la conferencia del clima COP27 en Egipto.

Cabe recordar que el Partido Liberal (PL) de Jair Bolsonaro pidió a la justicia electoral brasileña que anule los votos de unas 280.000 urnas usadas en el balotaje del 30 de octubre, alegando supuestos errores que habrían dado la victoria a Lula.

El presidente del TSE, Alexandre de Moraes, respondió a la solicitud cuestionando que las urnas objetadas fueron empleadas tanto en el balotaje como en la primera vuelta del 2 de octubre.

Asesores y aliados han dado variadas explicaciones a sus ausencias, desde una supuesta “tristeza” por su derrota en las urnas, hasta una erisipela, una infección bacteriana de la piel que afectaría una de sus piernas.

En algunos casos sus seguidores continúan manifestándose frente a cuarteles en varias ciudades pidiendo una intervención militar contra el resultado de las urnas.

Según medios locales, Bolsonaro saludó a varios simpatizantes reunidos este sábado a las afueras de la academia militar, que pedían una intervención de las Fuerzas Armadas “contra el fraude” en las urnas.

Con información de AFP*