Tendencias

Home

Mundo

Artículo

MUSEO MUNICIPAL "PUNTA HERMENGO" DE GENERAL ALVARA
Reconstrucción del megaterio cuyo cráneo fue descubierto en Argentina - MUSEO MUNICIPAL "PUNTA HERMENGO" DE GENERAL ALVARA - Foto: MUSEO MUNICIPAL "PUNTA HERMENGO" DE GENERAL ALVARA

ciencia y tecnología

Encuentran fósil de un perezoso ancestral del tamaño de un elefante

El animal habría alcanzado los cinco metros de longitud y las seis toneladas de peso.

Un equipo de paleontólogos encontró el cráneo de un megaterio, un género de animales mamíferos que ya está extinto y que dataría de una antigüedad superior a los 3,5 millones de años.

El megaterio habría habitado territorios de la Pampa durante la época geológica conocida como el Plioceno, además de que sería el animal más antiguo conocido en Argentina. Sin embargo, los expertos señalaron que esta especie es muy frecuente en casi todo el territorio argentino.

Se trata de un enorme perezoso terrestre que habría alcanzado los cinco metros de longitud y las seis toneladas de peso, comparable con el tamaño y peso de los más grandes elefantes. El animal contaba con un estrecho hocico y una lengua de gran extensión que le servían para arrancar las ramas vegetales para alimentarse.

La investigación se llevó a cabo por iniciativa de un equipo interdisciplinario que incluye investigadores del LACEV, Fundación Azara, Museo de Ciencias Naturales de Miramar, Centro de Geología de Costas y Cuaternario de la UNMDP y el Laboratorio de Paleontología de Vertebrados (CICYTTP).

Además, los hallazgos de los investigadores indican que el animal tenía una extraña anatomía, con grandes garras y enorme tamaño. Algunos especialistas creen que podría haber sido carnívoro y que sus grandes garras eran usadas para apuñalar a sus presas, además de que la textura de su piel pudo haber sido similar a la de los elefantes y rinocerontes.

Los investigadores, mediante un comunicado emitido por el Museo Municipal “Punta Hermengo” de General Alvarado, en la ciudad de Miramar, explicaron que la existencia de estos perezosos gigantes en las planicies de la Pampa es evidencia de que aún queda mucho por conocer sobre la historia de esta especie y que posiblemente se trata de un tipo de animal mucho más complejo de lo que se cree.

El fósil fue encontrado en la localidad de San Eduardo del Mar, cerca de la ciudad de Miramar. Entre tanto, Europa Press informó que los investigadores que presentaron el estudio de este hallazgo fueron Nicolás R. Chimento, Federico L. Agnolin, Diego Brandoni, Daniel Boh, Mariano Magnussen, Francisco De Cianni y Federico Isla.

Hallan tumba de un niño de hace 2.000 años

Un equipo de arqueólogos del Instituto Nacional Francés de Investigación Arqueológica Preventiva (Inrap) informó recientemente que estuvo trabajando desde mediados de noviembre de 2020 en una excavación ubicada en Aulnat, una zona de aguas situada junto al aeropuerto Syndicat Mixte de Clermont-Ferrand / Auvergne en Francia.

En el terreno, que tiene una extensión de 3,5 hectáreas, los arqueólogos encontraron elementos que estarían relacionados con la Primera Edad del Hierro de la Antigüedad (800 a 450 a. C.), como también de la Alta Edad Media y la Edad Moderna.

Denis Gliksman/Instituto Nacional Francés de Investigación Arqueológica Preventiva (Inrap)
Denis Gliksman/Instituto Nacional Francés de Investigación Arqueológica Preventiva (Inrap) - Foto: Denis Gliksman/Instituto Nacional Francés de Investigación Arqueológica Preventiva (Inrap)

Sin embargo, el hallazgo más significativo tiene que ver con la presencia de un niño pequeño que podría haber tenido un año de edad al momento de su muerte y que habría vivido durante le época de los asentamientos galo-romanos de la era augusto-tibetana, es decir, en las tres décadas posteriores al nacimiento de Jesucristo.

El equipo de arqueólogos encontró que alrededor del ataúd y en su tapa se colocaron más de veinte recipientes de terracota que pudieron ser usados para contener alimentos y bebidas en el marco de un banquete fúnebre. Además, encontraron un aro y su respectiva varita que le permitía rodar por el suelo, lo que podría ser un juguete.

A los pies del niño difunto estaba ubicado un cachorro que portaba un collar adornado con aproximadamente quince apliques de bronce y una campana. “También en la tumba había un depósito tan pequeño como conmovedor, colocado sobre un fragmento de un caparazón: un diente de leche perdido por un niño mayor que pudo haber sido hermano o hermana del joven fallecido”, señalaron los expertos.

*Con información de Europa Press