mundo

España: ya son 26 los casos de hepatitis de origen desconocido en niños

Con más de 230 hasta la fecha, Europa es el continente con más casos registrados.


España suma ya 26 casos de la hepatitis aguda de origen desconocido en niños, según los datos publicados este 13 de mayo por la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa y el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

En Europa, hasta este viernes se han notificado 232 casos de esta hepatitis, de los cuales 229 se clasificaron como probables y tres como epidemiológicamente relacionados, por parte de 14 países. De los 229 casos probables, 122 se han recuperado, mientras que 18 siguen bajo atención médica.

Los casos se concentran en Bélgica (12), Chipre (2), Dinamarca (6), Grecia (dos), Irlanda (6), Italia (24), Países Bajos (6), Noruega (5), Polonia (1), Serbia (1), Eslovenia (1), España (26), Suecia (9) y Reino Unido (131).

La mayoría (75,9 %) de los casos son menores de 5 años. De los 143 casos con información, 22 (15,4 %) estaban ingresados en una unidad de cuidados intensivos. De los 98 casos para los que se disponía de esta información, seis (6,1 %) han recibido un trasplante de hígado. Ha habido una muerte asociada a esta enfermedad.

En total, se analizaron 151 casos para detectar el adenovirus mediante cualquier tipo de muestra, de los cuales 90 (59,6 %) resultaron positivos. La tasa de positividad fue la más alta en las muestras de sangre total (68,9 %).

De los 173 casos sometidos a la prueba de PCR para el SARS-CoV-2, 20 (11,6 %) resultaron positivos. Los resultados de la serología para el SARS-CoV-2 solo estaban disponibles para 19 casos, de los cuales 14 (73,7 %) tuvieron un resultado positivo. De los 56 casos con datos sobre la vacunación contra la covid-19, 47 (83,9 %) no estaban vacunados.

La OMS y el ECDC explican que dado que la hepatitis grave puede tardar en desarrollarse tras la aparición de los primeros síntomas y que las investigaciones llevan tiempo, “puede haber un retraso en la notificación de los casos”. “Por lo tanto, la reciente disminución de casos es difícil de interpretar”, apuntan.

Desde la primera alerta lanzada por Reino Unido el 5 de abril, se han notificado casos en múltiples países del mundo. Todavía no está claro si todos los casos identificados tras la alerta forman parte de un verdadero aumento en comparación con la tasa de referencia de hepatitis de etiología desconocida en niños.

“La etiología y los mecanismos patogénicos de la enfermedad siguen siendo objeto de investigación. Se ha identificado una posible asociación con la infección actual por adenovirus, pero se están investigando otras hipótesis y posibles cofactores. La mayoría de los casos se siguen notificando como casos esporádicos no relacionados”, recalcan el ECDC y la OMS.

Casos en América

Cabe recordar que el pasado 10 de mayo, Perú emitió una alerta epidemiológica por esta misteriosa hepatitis de origen desconocido, según informó el martes el gobierno.

El objetivo de la medida oficial es redoblar la prevención en hospitales para reportar cualquier caso anómalo de hepatitis infantil y fue anunciada en momentos que Perú lleva 26 meses en estado de emergencia por la pandemia de covid-19.

“En las Américas, se han registrado casos en los Estados Unidos, mientras que en nuestro país no se han reportado casos, y por ello se recomienda a los países de la región monitorear la situación”, señaló el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del Ministerio de Salud en un comunicado.

Esta hepatitis produce ictericia, diarrea, vómitos y dolores abdominales. Algunos casos han requerido un trasplante de hígado y al menos cuatro niños han fallecido. Los virus comunes de la hepatitis no han sido detectados en ninguno de los casos, según la OMS.

Un análisis de estos misteriosos casos de hepatitis en Estados Unidos llevó a las autoridades sanitarias del país a pensar que su origen podría ser un patógeno usual llamado adenovirus 41, aunque por ahora esto sigue siendo una hipótesis.

Los adenovirus, normalmente banales, provocan problemas respiratorios, conjuntivitis o problemas digestivos. Son más frecuentes en invierno y se transmiten fácilmente en guarderías infantiles y escuelas. La mayoría se infecta antes de los 5 años.

*Con información de AFP y Europa Press.