mundo

“Estaban calientes al tacto”: policía revela cómo fueron encontrados los cadáveres en un tráiler en Texas

La temperatura dentro de un remolque sin ventilación ni refrigeración puede subir hasta los 65ºC con tiempo caluroso.


En total cincuenta y un inmigrantes indocumentados fueron hallados muertos el lunes después de que el camión con remolque en el que eran ingresados clandestinamente a Estados Unidos los abandonara en las afueras de San Antonio, Texas. Esto es lo que se sabe sobre la tragedia.

El encargado de la investigación y los procedimientos correspondientes a este caso están a cargo del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas ingles), tras la intervención de la policía local de San Antonio, Texas.

De momento las autoridades no han logrado identificar la causa de la muerte de estas personas, sin embargo sugieren que el calor extremo contribuyó a que estas personas perdieran la vida. En ese sentido, se destacó que el aire acondicionado no tenía aire acondicionado por lo que la temperatura fue un factor para analizar, ya que en San Antonio ese día llegó a los 38° centígrados.

Dieciséis personas, incluidos cuatro niños, fueron sacadas vivas del tráiler, con golpe de calor agudo y deshidratación. La temperatura máxima en San Antonio el lunes fue de 39,4 grados Celsius.

Por su parte, el jefe de bomberos de la ciudad, Charles Hood, manifestó que las personas que fueron enviadas a los hospitales estaban “calientes al tacto”.

Y según Patterson, firma que refrigera tráiler, la temperatura dentro de un remolque sin ventilación ni refrigeración puede subir hasta los 65ºC con tiempo caluroso.

¿Quién está detrás de la tragedia?

Aun se desconoce. El jefe de policía de San Antonio, William McManus, dio cuenta de tres detenidos, aunque aclaró aún no pudieron determinar si están involucrados.

Las autoridades fronterizas afirman que las redes de tráfico de personas operan con camiones, cobrando grandes sumas de dinero a aquellos que quieren ingresar clandestinamente a Estados Unidos.

El 14 de junio, se descubrieron 80 personas oriundas de México, Guatemala, Honduras y El Salvador dentro de un camión con remolque en un retén de carretera al norte de Laredo, Texas. Tres semanas antes, los agentes interceptaron un tráiler con 48 personas cerca de Sierra Blanca, también en Texas.

¿Quién los halló?

El camión con remolque fue abandonado a la vera de una carretera en una zona escasamente poblada a 14 kilómetros del centro de San Antonio, junto a una vía férrea y cerca de varios depósitos de chatarra y negocios de autopartes.

Asimismo, estaba a poca distancia de la ruta Interestatal 35, que conecta a San Antonio con Laredo, en la frontera entre Texas y México, 250 kilómetros al sur.

El jefe de policía de San Antonio, William McManus, dijo que las autoridades fueron alertadas sobre el camión abandonado por una llamada de emergencia alrededor de las 17H00 (22H50 GMT) del lunes.

Detalló que un trabajador de un edificio cercano escuchó un grito de ayuda y fue a investigar, encontrando el remolque con la puerta parcialmente abierta con los cadáveres dentro.

¿Quiénes eran los migrantes?

Los funcionarios en el lugar informaron inicialmente que el número de muertos ascendía a 46 y que 16 personas -12 adultos y cuatro niños- habían sido trasladados al hospital. Luego, la cifra de muertos subió a 50 e informes de los medios dijeron que varios habían fallecido en el hospital.

Las autoridades estadounidenses no desglosaron a los muertos por edad, género o nacionalidad.

No obstante, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que al menos 22 eran mexicanos, siete de Guatemala, dos de Honduras y que no había información sobre la nacionalidad del resto.

No está claro si otras personas lograron escapar antes del remolque.

*Con información de AFP.