Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: Getty Images.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuestionó el sistema electoral de su país a pocos meses de las elecciones presidenciales. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

mundo

Estados Unidos contradice a Bolsonaro y dice que elecciones en Brasil son “modelo para el mundo”

La Embajada norteamericana defendió el sistema electoral del país sudamericano.

La Embajada de Estados Unidos en Brasil aseguró este martes que las elecciones brasileñas “sirven como modelo para el mundo”, un día después de que el presidente Jair Bolsonaro cuestionara sin pruebas la supuesta vulnerabilidad de las urnas electrónicas en reunión con embajadores.

“Las elecciones brasileñas, conducidas y testeadas a lo largo del tiempo por el sistema electoral e instituciones democráticas, sirven como modelo para las naciones del hemisferio y del mundo”, aseguró la Embajada estadounidense en una nota divulgada por su oficina de prensa.

El lunes, el presidente brasileño se reunió en el Palacio de la Alvorada con decenas de embajadores y diplomáticos extranjeros, y, sin presentar evidencias, criticó en un discurso de casi una hora la presunta falta de transparencia de la justicia electoral y la vulnerabilidad de las urnas electrónicas.

El mandatario ultraderechista deslizó que el sistema vigente podría prestarse a un fraude para favorecer al izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, favorito en las encuestas para los comicios del próximo 2 de octubre.

“Estados Unidos confía en la fuerza de las instituciones democráticas brasileñas. El país tiene un fuerte historial de elecciones libres y justas, con transparencia y altos niveles de participación de los electores”, rezó la nota de la representación de Estados Unidos.

Brasil adoptó el sistema de urnas electrónicas en las elecciones municipales de 1996. Además de ofrecer un resultado más ágil que el voto papel, hasta el momento no se comprobaron problemas de seguridad.

Lo dicho por Bolsonaro provocó el lunes una fuerte reacción del presidente del Tribunal Superior Electoral, Edson Fachin, quien dijo que es hora de “decir basta a la desinformación” y al “populismo autoritario”.

Algunos analistas evalúan que los ataques de Bolsonaro al sistema electoral podrían ser parte de una estrategia para no reconocer una eventual derrota en las urnas.

Oposición pidió investigar a Jair Bolsonaro tras críticas al sistema de votación

Una decena de diputados de la oposición se dirigirán al Tribunal Supremo para solicitar una investigación contra el presidente Jair Bolsonaro por los ataques al sistema electoral que lanzó este lunes en un encuentro con embajadores y representantes de las delegaciones diplomáticas extranjeras.

Todo inició cuando el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, arremetió esta semana en una reunión con embajadores contra la justicia electoral, a la que acusa de no querer transparencia en las elecciones presidenciales, y cuestionó sin pruebas la supuesta vulnerabilidad de las urnas electrónicas.

“Queremos corregir fallas, queremos transparencia, democracia de verdad. Estoy siendo acusado de golpe todo el tiempo (...) estoy cuestionando antes porque tenemos tiempo de resolver el problema, con la propia participación de las Fuerzas Armadas”, dijo el mandatario.

Los denunciantes sostienen que una vez más el presidente Bolsonaro lanzó acusaciones sin pruebas contra el sistema electoral y que habría cometido irregularidades administrativas, propaganda electoral anticipada, abuso de poder y crímenes contra el Estado democrático.

“No puede usar su cargo de presidente de la República para subvertir y atacar el orden democrático, buscando crear verdadero caos en el país y desestabilizar las instituciones públicas”, señala la demanda enviada al Supremo.

La decena de diputados opositores que apoyan el texto acusan a Bolsonaro de cometer un “desproporcionado y absoluto ataque infundado al sistema electrónico de votación”. Un mecanismo sobre el que el presidente brasileño se apresuró a poner en duda su fiabilidad a pesar de que no contar con pruebas y coincidiendo con el favoritismo que las encuestas conceden al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Ahora le corresponderá decidir a la Procuraduría General si existen elementos suficientes para redactar una denuncia contra Bolsonaro y a la Fiscalía Electoral si se presenta entonces una demanda por crimen contra las elecciones.

*Con información de la AFP.