Home

Mundo

Artículo

Viruela del mono / Viruela
La OMS no descarta la idea de que se trasmita de forma sexual. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

mundo

“Estar despierto es insoportable”: dramático testimonio de paciente con viruela del mono

El hombre dice que comer le resulta sumamente doloroso y que, en su estado, ha sido difícil conseguir la vacuna.

Al menos 5.284 casos de viruela del mono se han detectado en 18 países de América, casi un tercio del total mundial, informó este miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que dijo que ninguno ha sido mortal.

Al respecto, un hombre de Texas, en Houston, Estados Unidos, contó su experiencia a una periodista en su cuenta de Twitter, en la que citó las palabras del paciente que, según parece, se contagió el 4 de julio al besar a otra persona.

“‘Me duele existir’. Wesley Wallace dio positivo por #monkeypox (viruela del mono): las ampollas aparecieron por primera vez en su rostro y ahora se están extendiendo. Él cree que contrajo el virus mientras estaba en un bar el fin de semana del 4 de julio. Está compartiendo su historia para que otros con el virus sepan que no están solos”, trinó la periodista de KHOU, medio local de Houston.

El hombre afirmó que “estar despierto es insoportable y muy doloroso. Desde que empezó la enfermedad, los padecimientos solo han progresado y empeorado. Un simple grano en la piel (así apareció) pero pronto resultó ser viruela del mono. Actualmente, tengo ocho lesiones diferentes en la barbilla e incluso una en la boca”.

Con ‘un grano simple’ al que inicialmente no le prestó atención, se dio cuenta de que se trataba de la proliferada enfermedad y que, incluso, ya se declaró como emergencia sanitaria mundial. Dijo, además, que con el grano que tiene en la boca, “cada sorbo o bocado, es algo extremadamente doloroso”.

Asimismo, aseveró que nuevos granos “han empezado a aparecer en diferentes zonas de mi cuerpo. En la mano y en la muñeca”. Respecto a cómo se contagió, “voy a decir que probablemente estaba besado a alguien que lo tenía y no lo sabía, solo besándome en un lugar donde aparecieron mis lesiones iniciales”.

Agregó que está aislado para evitar la propagación del virus; ha sido víctima de señalamientos, y que, en su estado, no le ha sido posible conseguir la vacuna contra la viruela del virus.

Los primeros síntomas son las lesiones en la piel, en forma de sarpullido, granos, ampollas en la cara, boca, manos, pies, pecho, genitales y ano. Después, o al mismo tiempo, se puede desarrollar fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor de cabeza y muscular. Lo más frecuente son los contagios a través “del contacto estrecho piel con piel de la persona que tiene lesiones cutáneas”.

Casos en el mundo

De otro lado, los países más afectados son Estados Unidos (3.500 casos), Canadá y Brasil (con unos 700) y Perú (200). “Hasta la fecha, no se han reportado muertes por viruela símica en nuestra región”, donde casi todos los casos se dan en hombres de entre 25 y 45 años que mantienen relaciones sexuales con hombres, señaló la OPS en rueda de prensa.

Pero cualquier persona “independientemente de su género u orientación sexual, puede contraer la viruela del mono”, afirmó Mary Lou Valdez, subdirectora de la OPS, la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque llama a evitar discriminar a un colectivo, el doctor Andrea Vicari, jefe de la unidad de gestión de amenazas infecciosas de la OPS, considera “importante destacar dónde se observa la transmisión porque permite actuar para contenerla”.

El 99 % de los casos se dan en hombres; el 98 % afirma mantener relaciones sexuales con hombres, con frecuencia con múltiples parejas, y se han contagiado a través de una exposición por contacto sexual.

La OPS recomienda a los países con casos que tomen medidas, como centrarse en los grupos de alto riesgo, compartir las secuencias genéticas del virus, aplicar protocolos para los sectores de transporte con el fin de “detectar a tiempo los casos que puedan tener relación internacional”, y facilitar información en los puntos de entrada para que las personas detecten algún síntoma.

*Con información de AFP.