mundo

Exobispo estadounidense admite que encubrió abusos sexuales a menores durante 25 años

El hombre reportó en la corte que no estaba “obligado” a reportar este tipo de situaciones.


Un exobispo del estado de Nueva York admitió haber ignorado múltiples abusos sexuales contra niños cometidos por 11 sacerdotes durante 25 años, denunció el lunes una asociación estadounidense para víctimas de este delito.

En abril de 2021, Howard Hubbard, exobispo en la ciudad de Albany, testificó bajo juramento durante cuatro días en la Suprema Corte del estado y reconoció que, entre 1977 y 2002, fue informado de abusos sexuales contra menores y no delató a los miembros del clero ante la policía.

La declaración de 680 páginas se hizo pública el pasado viernes por orden de un juez.

“Ahora los feligreses y el público saben con certeza que su antiguo obispo estuvo envuelto activamente en el encubrimiento de abusos”, señaló el lunes en un comunicado la organización sin ánimo de lucro Red de Sobrevivientes de víctimas de Abuso por Sacerdotes (SNAP, en inglés).

La organización confía en que “esta noticia anime a la policía a investigar esta situación y juzgue cualquier crimen que se haya cometido”.

Sobre por qué guardó silencio, Hubbard dijo a la corte que no está “obligado” a reportar abusos sexuales a menores, según informó el canal local de TV WNYT13.

De acuerdo con la cadena, Hubbard espera evitar un nuevo escándalo de pedofilia que empañe a sacerdotes católicos estadounidenses.

Sin embargo, en una carta de agosto pasado, él mismo reconoció que la Iglesia no ha tomado en cuenta el impacto de los crímenes en las víctimas.

La diócesis de Albany dijo en un comunicado que su prioridad es “la protección y asistencia a las víctimas/sobrevivientes y descubrir la verdad”, reportó WNYT13.

La Iglesia católica estadounidense ha sido golpeada durante años por acusaciones y revelaciones de abusos sexuales cometidos por sacerdotes. Por ejemplo, en diciembre de 2019, el Vaticano dijo que aceptaba la renuncia del obispo Richard Malone de la diócesis de Buffalo, también en el estado de Nueva York, tras ser acusado de tratar de encubrir abusos sexuales.

Cabe resaltar que las grandes figuras de la iglesia también han sido salpicadas por este problema. A finales de enero de 2022 la Iglesia católica publicó en Múnich un informe sobre pederastia. El documento, con más de 1.000 páginas y dado a conocer por un bufete de abogados de la ciudad, pone en el ojo del huracán al papa emérito, Benedicto XVI.

Las acusaciones sobre él datan de la época en que este fue arzobispo de esa ciudad, entre 1977 y 1982, y lo denuncian por haber actuado de manera errónea en por lo menos cuatro casos de violencia sexual acontecidos bajo su arzobispado.

Los investigadores señalan que dos de los casos en los que Benedicto XVI, cuyo nombre secular es Joseph Ratzinger, está involucrado fueron sancionados directamente por el Estado.

Sin embargo, las personas condenadas continuaron con sus servicios pastorales y sin ningún tipo de repercusión por parte de la Iglesia.

Los investigadores están convencidos, además, de que el papa tenía conocimiento del caso de un párroco llamado ‘Joseph H’, que en 1980 fue trasladado a Múnich tras haber sido acusado de pederastia en la ciudad de Essen. Luego de ser enviado allí, ‘Joseph H’ continuó realizando abusos, lo que llevó a que fuera condenado a 18 meses de prisión.

En un pronunciamiento oficial, el Vaticano afirmó sentir vergüenza y remordimiento por los casos de violencia sexual reportados en el informe, que involucran de manera directa a varios miembros de la Iglesia católica en Alemania, y expresó su solidaridad y cercanía con las víctimas.

El papa Francisco aseguró, un día después de la publicación del comunicado del Vaticano, que la Iglesia estaba trabajando para darles a las víctimas la seguridad de la justicia por los crímenes cometidos.

*Con información de AFP.