mundo

Fondo Monetario Internacional elogia la política económica del presidente Gabriel Boric

El mandatario de pensamiento progresista hizo varias modificaciones que al parecer beneficiarán a los ciudadanos chilenos.


Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó el buen rumbo de la economía de Chile y elogió el programa de reformas del flamante gobierno de Gabriel Boric, aunque advirtió “riesgos elevados” por la guerra en Ucrania y la incertidumbre por la pandemia.

El FMI emitió un comunicado al finalizar la visita de una delegación técnica a Santiago del 21 al 25 de marzo para dialogar con la nueva administración sobre la covid-19 y el conflicto en Europa del Este, entre otros acontecimientos que impactan las políticas públicas.

“Aplaudimos el extenso programa de reformas que han puesto en marcha las autoridades chilenas, que apunta a reducir la desigualdad, proteger a los más vulnerables y promover una economía más verde, manteniendo la estabilidad macroeconómica y la sostenibilidad fiscal”, dijo la jefa de misión, Ana Corbacho.

En Chile, “la recuperación económica se encuentra bien encaminada”, afirmó. El Producto Interno Bruto (PIB) chileno se contrajo 6 % en 2020, año de fuerte disrupción de la economía mundial por la pandemia, pero se expandió 11,7 % en 2021.

“Debido al retiro del estímulo fiscal y monetario, se prevé que el crecimiento se desacelerará este año, lo cual contribuirá a mitigar los riesgos de sobrecalentamiento y el alza en la inflación”, apuntó Corbacho. El FMI espera un crecimiento de 1,9 % para Chile en 2022 y otro tanto en 2023. Corbacho hizo notar los “riesgos elevados” que enfrenta la economía chilena, pero remarcó “la gran solidez de los fundamentos económicos” del país, que lo preparan para responder a choques.

“En vista del rezago en la recuperación del trabajo en ciertos sectores y al alza de los precios internacionales de los alimentos y los combustibles, la política fiscal debería continuar brindando apoyo focalizado a los sectores más vulnerables”, recomendó El FMI.

El izquierdista Boric, un exdirigente estudiantil de 36 años, asumió el 10 de marzo como el presidente más joven en la historia de su país, sucediendo al mandatario de centro-derecha Sebastián Piñera, que gobernó dos veces Chile (2010-2014 y 2018-2022).

Hace unos días el mandatario chileno firmó la adhesión de Chile al Acuerdo de Escazú, un tratado regional de defensa de los ambientalistas y de los derechos medioambientales que el gobierno de Sebastián Piñera rechazó y que aún debe aprobar el Congreso.

El presidente izquierdista cumplió la promesa de campaña de incorporar al país a este tratado ambiental que introduce disposiciones específicas para proteger los derechos de los defensores de la naturaleza en América Latina y el Caribe, donde ocurre el 60 % de los asesinatos de ambientalistas en el mundo.

“Nos hemos demorado más de la cuenta en firmar este acuerdo (...) pero hoy enmendamos el rumbo”, afirmó el presidente Boric.

El acuerdo entró en vigor en abril de 2021. Hasta la fecha, 25 países de la región lo suscribieron, entre ellos Brasil, Guatemala y Colombia, y 12 lo ratificaron, entre ellos Argentina, México, Uruguay y Ecuador. El nuevo Congreso de Chile inició la legislatura el pasado viernes sin mayorías definidas, por lo cual no hay garantías de que la incorporación de Chile al pacto sea aprobada.

Con información de AFP.