mundo

Francia prohíbe la venta de frutas y verduras empacadas en plástico

El Gobierno francés sancionó el decreto que reglamenta la prohibición de las bolsas de plástico para frutas y verduras frescas con el propósito de reducir, al menos, en mil millones este tipo de envolturas.


El decreto se adapta a la ley de lucha contra el desperdicio y prevé una aplicación gradual de esta para que, hasta 2026, todas las frutas y verduras se vendan sin embalajes de plástico.

A partir del primero de enero de 2022 más de 20 tipos de verduras y frutas se comercializarán sin plástico. Dentro de la lista de verduras se encuentran berenjenas, pimientos, cebollas, papas o zanahorias, entre otras frutas y verduras, así como manzanas, kiwis, limones o kiwis, entre otras.

En el comunicado presentado por el gobierno francés, se informa que además de firmar el decreto, el ministro de Agricultura, Julien Denormandie; la de Transición Ecológica, Bárbara Pompili y el de Finanzas y Economía, Bruno Le Maire, se incluyó el mismo en la ley de 2020 contra el desperdicio y a favor de la economía circular.

De la misma forma, el gobierno detalló que abrirá un periodo de conversaciones con las partes afectadas para hallar soluciones alternativas al plástico, desde ahora y hasta junio de 2026, para determinados productos más delicados.

“Desgraciadamente, las frutas y verduras a granel siguen sin estar disponibles, lo que hace que comprar productos sin envoltorios innecesarios sea casi imposible. No deberíamos tener que comprar plástico que no queremos, en especial cuando sabemos que se sumará de manera inevitable a la crisis de contaminación por plástico que asola nuestro planeta”, declaró Camilla Zerr, de Amigos de la Tierra, al diario británico The Independent.

Plástico de un solo uso

La Unión Europea anunció su primera gran estrategia en la reducción del consumo de plásticos y la contaminación en el 2018. Con una ley que prohíbe los plásticos de un solo uso, y que fomenta la creación de un sistema para usar y reusar en un modelo de mercado para los plásticos reciclados. A esta iniciativa se unieron varios países de ese continente y a nivel global.

Los esfuerzos de la Unión Europea por cambiar el ciclo de vida útil del plástico responden a una búsqueda general de una economía sostenible y de bajas emisiones de carbono. Este esquema ha sido adoptado por los 27 países miembros de la Unión Europea, cuyos índices de reciclaje de plástico son tres veces más altos que los de Estados Unidos.

Colombia y los plásticos en las verduras

Según la organización Greenpeace, en Colombia se consumen 1.250.000 toneladas de plástico por año, de estos el 74 % de los envases termina en rellenos sanitarios. Además cada colombiano desecha 24 kilos de plástico anualmente.

Aunque el mercado bolsas de plástico en los supermercados apenas está siendo regulado, distintas organizaciones impulsan la prohibición de empaques plásticos innecesarios, en envolturas y embalajes de productos frescos, como frutas y verduras.

Además, en un artículo publicado por la facultad de derechos de la Universidad de lo Andes en 2019, se exponen algunas de las situaciones más críticas en relación al uso del plástico en Colombia:

  • Hay aproximadamente 150 millones de toneladas de plásticos en el océano.
  • Aproximadamente, 8 millones de toneladas de plásticos ingresan al océano anualmente.
  • Habrá, aproximadamente, 32 millones de toneladas para el 2050, por lo cual se estima que, en términos de peso, habrá más plásticos en el océano que peces.
  • Se registra la muerte de mamíferos marinos al año por causa de los plásticos y son más de 1.200 especies las impactadas por el material en los océanos.
  • Ecosistemas como océanos, manglares y ríos son de los más contaminados en Colombia.

Se estima que el porcentaje de los plásticos usados en empaques y envases de productos alimenticios ha aumentado exponencialmente debido a los nuevos hábitos adquiridos durante la pandemia de la covid-19.