Home

Mundo

Artículo

La central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania, se encuentra bajo dominio ruso.
La central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania, se encuentra bajo dominio ruso. - Foto: Future Publishing via Getty Imag

ucrania

Guerra en Ucrania: Reportan explosiones cerca a planta nuclear de Zaporiyia

El Ejército ruso culpa de ellas a Ucrania, afirmando que sus fuerzas armadas han adelantado un bombardeo en la zona aledaña a la poderosa planta nuclear. Ucrania por su parte culpa de ello a Rusia.

Alerta mundial ha despertado este domingo un reporte proveniente de territorio ucraniano en el marco de la guerra que se libra allí hace cerca de 10 meses, tras la usurpación por parte del ejército ruso, en el que la OIEA, Organismo Internacional de Energía Atómica, ha revelado que ‘potentes explosiones” se han escuchado este 20 de noviembre en inmediaciones de la planta nuclear de Zaporiyia, la más poderosa de Europa.

Estas explosiones se presentan apenas semanas después de que se viviera una tensión mundial por cuenta del eventual peligro que podría revestir una vulneración a dicho complejo, lo cual suscitó que las partes permitieran el acceso a ella de funcionarios de la OIEA para evaluar los niveles radioactivos, advirtiendo que una tragedia en dicha planta podría revestir un peligro incluso superior a la tragedia de Chernobyl a mediados de los años 80.

En medio de la denuncia global elevada por la OIEA, se han conocido también las primeras reacciones por parte de uno de los bandos en pugna: el ejército ruso.

Precisamente, ante la denuncia del organismo atómico, en un comunicado recogido por medios internacionales, las fuerzas rusas han atribuido dichas explosiones a una acción militar por parte de la resistencia ucraniana.

En ese sentido, Rusia ha acusado a Ucrania de haber desarrollado un nuevo bombardeo en la zona cercana a la central nuclear de Zaporiyia, reconociendo el peligro que ello puede representar.

El comunicado del Ejército ruso precisa que Ucrania disparó, entre sábado y domingo “20 proyectiles de gran calibre contra la planta”.

Respecto a dicho ataque que ahora despierta la atención mundial por lo ocurrido en el sur de Ucrania, las autoridades militares de Rusia también afirmaron que, pese a la aparente dimensión de los ataques, han podido corroborar este domingo que el nivel de radiación en el sector sigue estando controlado, y que responde a los estándares dictados por la norma en la materia.

En su comunicado, el Ejército ruso señaló que Kiev sigue desarrollando las que calificó como “provocaciones”, y dijo que lo ocurrido es una “amenaza de catástrofe producida por el hombre”, y reveló que han podido constatar que los proyectiles lograron blancos ubicados entre los bloques energéticos número 4 y 5.

En ese mismo sentido, el reporte de los rusos también indica que otro de los elementos lanzados por la defensa ucraniana impactó la superficie o techo de un edificio que califican como “especial”, al encontrarse dentro del complejo, y que está muy cerca de los bloques referidos.

Por su parte, desde la orilla ucraniana, se ha negado la responsabilidad en el ataque, y en contraposición, han emitido un pronunciamiento que refiere la culpabilidad de las explosiones a las fuerzas rusas.

En ese sentido, y refiriendo que las explosiones se vienen presentando desde el pasado sábado, el director de la OIEA, Rafael Grossi, calificó de “inaceptable”, el riesgo infringido por la misma mano humana, pidiendo a las partes en pugna evaluar y ser conscientes de la peligrosidad que significan hechos como los reportados.

“Quienquiera que esté detrás de esto, debe detenerse de inmediato”, señaló el directivo de la OIEA, en un trino recogido por la misma entidad, en la que también se señala que Ucrania y Rusia “están jugando con fuego”.

El funcionario del organismo adscrito a la ONU reiteró así su llamado a que se acuerde entre las partes en pugna la implementación de una zona de protección y seguridad nuclear alrededor de la central más poderosa de Europa: Zaporiyia, advirtiendo que no se rendirá hasta que eso sea una realidad.

El reporte de la OIEA acusa que las explosiones identificadas son cerca de una docena (cifra menor a la denunciada por Rusia), y advierten que con estas resultaron afectados “algunos edificios, sistemas y equipos del sitio”, sin embargo, los expertos atómicos también aclaran que ninguno de estos es “hasta ahora crítico para la seguridad y la protección nucleares”.

En el comunicado de la OIEA, difundido a través de su página de internet, la entidad afirma que, tras sostener contacto con la administración de la planta, también han podido determinar que “no hubo informes de víctimas”.

De igual modo, la autoridad nuclear refirió que continuarán en “estrecho contacto con la administración del sitio, así como evaluando e informando sobre la situación”.

Actualmente la central atómica de Zaporiyia se encuentra bajo dominio de los militares rusos, en momentos en los que también Ucrania ha estimado que más de la mitad de su infraestructura eléctrica ha resultado vulnerada por las acciones bélicas de los usurpadores, lo que ha generado que cerca de 10 millones de ucranianos, y buena parte del territorio nacional se encuentre si en el servicio.

Durante la jornada del pasado sábado, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, se reunió con su homólogo británico, el primer ministro Rishi Sunak, quien viajó a Kiev en una muestra del respaldo de su país a Ucrania en medio de la actual crisis, hecho que el dirigente local destacó y agradeció, afirmando que con la ayuda internacional pronto lograrán la victoria.

*Con información de AFP

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania es de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.