Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Lauren Malt - Foto tomada de Facebook: Lauren Malt
Lauren Malt - Foto tomada de Facebook: Lauren Malt - Foto: Foto tomada de Facebook: Lauren Malt

mundo

Hombre mató a su hija de 19 años: la atropelló varias veces frente a su casa

El padre de la joven ya tenía historial con las autoridades, esto debido a agresiones contra su expareja sentimental.

La sociedad continúa presenciando lamentables conductas violentas e inaceptables en los núcleos familiares de distintas personas en el mundo, donde las reacciones inesperadas terminan desatando lamentables finales. Día a día se registran muertes por abuso y agresión por parte de padres y adultos hacia jóvenes y niños en medio de discusiones.

Este fue el caso de Nigel Malt, un hombre de Norfolk, Reino Unido, quien le quitó la vida a su hija de 19 años, Lauren Malt. El sujeto, en medio de un episodio donde se dejó llevar por “la ira”, arremetió contra la joven y la asesinó frente a varios testigos que estaban en el lugar de los hechos.

Este hecho, que ocurrió el 23 de enero de 2022, fue repudiado por millones de personas que conocieron la historia, teniendo en cuenta el poco respeto que tuvo el hombre con su hija. Recientemente, meses después de la lamentable situación, el juez que llevaba el caso lo declaró culpable por la muerte de Lauren.

De acuerdo con lo que se comentó sobre la tragedia familiar, la mujer vivía con sus hermanos y con su madre en una vivienda lejos de Nigel, quien se había separado de ellos tiempo atrás. El sujeto, de 44 años, ya había estado en prisión por agresiones y violencia contra su pareja, quien lo denunció por los malos tratos que recibía.

Sin embargo, Malt logró salir de la cárcel bajo fianza en 2021, teniendo acceso a su familia de nuevo, tras lo ocurrido.

Según las versiones que surgieron de las investigaciones que se realizaron al respecto, el británico fue hasta la casa de su hija y en medio de una crisis de ira, decidió atropellarla una vez y después pasarle el vehículo de nuevo por encima.

“Después de haberla tirado al suelo, él lanzó su carro sobre ella. Se detuvo y luego condujo el automóvil hacia adelante nuevamente”, dijo Andrew Jackson, fiscal encargado del caso ante el Tribunal de Norwich.

Las conductas de Nigel despertaban sospechas sobre su actuar agresivo y desesperado, pues el día de la muerte de su hija había llamado más de 15 veces a la vivienda donde vivía su expareja.

Karen Malt, madre de Lauren, quien se dio una nueva oportunidad en el amor con otro hombre, no atendió las llamadas del hombre, desatando su ira por completo. Los registros indican que únicamente se contestó la última marcación, por lo que se cree que fue Lauren quien se comunicó con él.

Al llegar a la vivienda, Malt se habría enfrentado en una fuerte discusión con Arthur Marnell, el nuevo novio de su exesposa, pero las cosas no quedaron ahí. Al no poder descargar su furia con el hombre, el padre tomó la decisión de avanzar con el auto y atacar a su hija.

Los antecedentes que fueron presentados a las autoridades revelaron que el sujeto era violento con su familia desde el pasado, motivo que llevó a la madre a tomar la decisión de separarse de forma definitiva.

En los análisis que se hicieron sobre esta agresión, los resultados arrojaron que Lauren Malt había muerto, efectivamente, a raíz de los traumas físicos y los golpes que sufrió en el cuerpo una vez fue aplastada por el auto que conducía su progenitor aquel día.

Según mencionaron las autoridades sobre la tragedia, el británico reaccionó luego de atropellar a su hija varias veces y decidió llevarla con urgencia a un hospital para que fuera revisada por los médicos. Sin embargo, una vez los integrantes del lugar la vieron, la declararon muerta.

Por el momento se espera conocer la sentencia que le dará el juez a Nigel Malt, tras ser declarado por el Tribunal de Norwich como culpable por el asesinato de Lauren Malt.