mundo

Huevos Kinder Sorpresa son retirados en Europa por presuntos casos de Salmonella

Las autoridades sanitarias de los países involucrados están trabajando para retirarlos del mercado.


El sábado 2 de abril la compañía Ferrero International S.A. informó que retirará de Reino Unido e Irlanda los lotes de uno de sus productos: los huevos Kinder Sorpresa. Según dijo la compañía, esta decisión se tomó teniendo en cuenta un posible vínculo con casos reportados de Salmonella. Los productos que saldrán del mercado serán aquellos cuya fecha de vencimiento está entre el 11 de julio y el 7 de octubre de 2022.

“Aunque ninguno de nuestros productos Kinder lanzados al mercado han dado positivo por salmonella y no hemos recibido quejas de los consumidores, nos tomamos esto muy en serio ya que la atención al consumidor es nuestra principal prioridad”, dijo la compañía.

De acuerdo con los informes de medios británicos, se registraron 60 casos de salmonella, presuntamente vinculados con el consumo de huevos Kinder. Aproximadamente 40 son niños de hasta cinco años de edad. Hasta el momento no se han reportado muertes relacionadas con la bacteria y tampoco se ha conocido sobre el estado de salud de las personas afectadas.

Ferrero International S.A. está trabajando en conjunto con la Agencia de Normas Alimentarias de Reino Unido (FSA) y la Autoridad de Seguridad Alimentaria de Irlanda para garantizar que este lote de productos ya no esté en el mercado. En caso de haber adquirido uno de estos huevos, la compañía recomendó no comerlos.

“Ferrero ha retirado lotes seleccionados de huevos Kinder Sorpresa debido a la posible presencia de salmonella. Si ha comprado el siguiente producto, no lo coma. En su lugar, comuníquese con Ferrero para obtener un reembolso completo”, publicó en su cuenta de Twitter la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA).

¿Qué es la Salmonella?

La Salmonella es una bacteria que puede encontrarse en diferentes alimentos como carnes de pollo, res, cerdo, en huevos, frutas, vegetales, incluso en alimentos procesados. Esta bacteria puede enfermar a las personas contagiadas gravemente.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, por cada enfermedad por Salmonella confirmada con exámenes de laboratorio, alrededor de otros 30 no se registran. Esto ocurre porque la mayoría de las personas contagiadas de esta bacteria, que presentan síntomas, no van al médico y no se analiza si la afección fue provocada por la Salmonella. “Los CDC estiman que cada año la Salmonella causa más de un millón de enfermedades transmitidas por los alimentos en los Estados Unidos”.

Según los expertos de Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, los síntomas suelen durar de cuatro a siete días. Al momento de identificarlos, es importante acudir a un centro médico para recibir atención profesional y verificar a través de prueba de heces si se está contagiado de Salmonella. Cuando esta bacteria llega al torrente sanguíneo, puede poner en riesgo la vida del paciente.

  • Fiebre.
  • Diarrea.
  • Cólicos abdominales.
  • Dolor de cabeza.
  • Pueden presentarse náuseas, vómitos y pérdida de apetito.

Algunas variedades de esta bacteria pueden provocar fiebre tifoidea, la cual puede ser mortal. Esta afección suele ser común en los países en vías de desarrollo. “Los alimentos y el agua contaminados o el contacto estrecho con una persona infectada causan fiebre tifoidea”, detalla Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Los signos de la fiebre tifoidea incluyen:

¿Cuándo se debe llamar a urgencias?

Según recomiendan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, se debe pedir ayuda profesional médica en caso de presentar los siguientes signos:

  • Diarrea y fiebre de más de 102 °F.
  • Diarrea que no mejora por más de tres días.
  • Heces con sangre.
  • Vómitos prolongados, los cuales no permiten que se mantengan líquidos en el cuerpo.
  • Deshidratación y síntomas como: producción muy escasa de orina, sequedad de la boca y la garganta y mareos al ponerse de pie.