Tendencias
Al menos 21 muertos y 45 desaparecidos por una inundación en Tennesse, EE.UU.
Al menos 21 muertos y 45 desaparecidos por una inundación en Tennesse, EE.UU. - Foto: AFP

mundo

Inundación deja 21 muertos y 45 desaparecidos en Tennesse, Estados Unidos

Los servicios de emergencia estatales están en el lugar levantando refugios temporales para las personas afectadas.

Al menos 21 personas murieron y 45 están desaparecidas debido a una inundación ocurrida este domingo en el estado norteamericano de Tennessee, reveló la Agencia de Gestión de Emergencias del Condado de Humphreys.

En estos momentos los equipos de emergencia y rescate siguen trabajando en la zona, y los funcionarios del condado han solicitado la colaboración ciudadana para localizar al resto de desaparecidos, incluidos dos niños, tal y como ha informado el Departamento de Seguridad Pública de Waverly en sus redes sociales.

“Estamos pidiendo a los residentes que se mantengan alejados de los vecindarios y las carreteras mientras se llevan a cabo los esfuerzos de rescate”, explicó el jefe de seguridad pública de Waverly, Grant Gillespie.

Por su parte, el sheriff del condado, Chris Davis, le explicó a una cadena local filial de CNN que la mayoría de los desaparecidos es residente de una de las zonas más afectadas debido a un aumento extraordinario del nivel del agua.

Davis indicó que entre los fallecidos hay tanto personas mayores como menores. “Llegaron y sacaron a uno de mis mejores amigos. Se ahogó. Es duro, pero tenemos que seguir adelante”, ha declarado, visiblemente emocionado.

“Varios puentes y rutas en la zona afectada están cerrados”, se advierte en un comunicado.

Todavía se busca a varias decenas de personas, según el diario local The Tennessean, que da cuenta de 21 muertos.

Los servicios de emergencia estatales están en el lugar levantando refugios temporales para las personas afectadas y se ha impuesto un toque de queda.

Los condados afectados son los de Humphreys, Hickman, Houston y Dickson, de acuerdo con la Agencia de Gestión de Emergencias de Tennessee, que ha alertado del riesgo de intentar vadear las corrientes de agua de las carreteras con los vehículos.

La Guardia Nacional de Tennessee desplegó a 50 efectivos y ha enviado un helicóptero blackhawk al lugar, así como vehículos tácticos y todoterreno.

“Fue casi tan rápido como un tornado. Alguien lo describió como un maremoto”, dijo el alcalde de Waverly, ciudad ubicada en el condado de Humphrey, a la cadena local WKRN.

“Entre 22 y 43 centímetros de lluvia cayeron sobre esta área del centro de Tennessee durante seis horas el sábado por la mañana”, y el mal tiempo continuó hasta la noche, según la Agencia.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, publicó un mensaje en sus redes sociales en el que ha trasladado su apoyo y ánimo a los afectados, así como su pésame por la pérdida de vidas a consecuencia de estas “repentinas” inundaciones.

“Envío mi más sentido pésame por la trágica pérdida de vidas debido a las inundaciones repentinas en Tennessee. Nos hemos comunicado con la comunidad y les ofrecemos cualquier ayuda que necesiten en este terrible momento”, expresó el presidente.

Decenas de miles de estadounidenses sin electricidad tras llegada de Henri

De otra parte, más de 100.000 habitantes del noreste de Estados Unidos se encontraban el domingo sin electricidad tras el paso de la tormenta tropical Henri, según un sitio especializado, mientras el presidente Joe Biden pedía prudencia ante los riesgos de inundaciones.

Más de 70.000 personas en el estado de Rhode Island, 30.000 en Connecticut y 10.000 en Massachusetts fueron afectadas por un corte de corriente eléctrica este domingo, informó el sitio poweroutage.us.

La tormenta tropical llegó a suelo estadounidense en Rhode Island a las 12:15 p. m. hora local, según el National Weather Service (servicio meteorológico).

En su boletín de las 5:00 p. m., el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC) dijo que Henri registraba vientos máximos de 65 km/h, la mitad de los que registraba el sábado en el mar, 120 km/h.

“Es importante monitorear la situación y estar preparados en sus casas y el vecindario. Asegúrense de tener provisiones para su hogar, incluidos los medicamentos necesarios, alimentos, agua y radios a batería en caso de cortes de energía prolongados”, advirtió el presidente Biden durante una conferencia de prensa al final de la tarde.

. (KENA BETANCUR / AFP).

Los trabajadores retiran sillas en Times Square mientras se acerca la tormenta tropical Henri, el 22 de agosto de 2021. (KENA BETANCUR / AFP).
5/11
Los trabajadores retiran sillas en Times Square mientras se acerca la tormenta tropical Henri
. (KENA BETANCUR / AFP). Los trabajadores retiran sillas en Times Square mientras se acerca la tormenta tropical Henri, el 22 de agosto de 2021. (KENA BETANCUR / AFP). 5/11 Los trabajadores retiran sillas en Times Square mientras se acerca la tormenta tropical Henri - Foto: AFP

Henri, que había sido degradado en la mañana de huracán a tormenta tropical por el NHC, debería moverse con menos rapidez en las próximas horas, señaló el NHC, antes de especificar que la tormenta podría “estancarse cerca de la frontera entre los estados de Nueva York y Connecticut esta noche”.

El noreste de Estados Unidos generalmente no se ve afectado por tormentas de este tipo, que suelen alcanzar más bien a los estados más al sur, como Florida o Luisiana.

A medida que la superficie de los océanos se calienta, los huracanes se vuelven más poderosos, dicen los científicos. En particular, representan un riesgo cada vez más importante para las comunidades costeras.

“Nos salvamos”

Si bien el gobernador de Rhode Island, Dan McKee, dijo que hubo “fuertes inundaciones” en algunas áreas, las reacciones iniciales de algunos residentes parecen indicar que la tormenta no fue tan fuerte como se esperaba.

“Nos salvamos”, dijo a la AFP James Kiker, residente de Newport, el domingo por la mañana, y señaló que vio “pocos daños” en su zona, con algunas ramas rotas.

Se esperan entre siete y 15 cm de precipitaciones en toda la región, y hasta 25 cm en algunos lugares, según el NHC.

Por la tarde, sin embargo, el NHC levantó todas sus alertas de inundaciones costeras.

La alcaldesa interina de Boston, la ciudad más grande del estado de Massachusetts, pidió el domingo por la mañana a los residentes que se preparen para “vientos destructivos” y “posibles cortes de energía”.

“Por favor, quédense en casa”, suplicó Kim Janey en una conferencia de prensa.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, declaró el estado de emergencia el sábado cuando se acercaba la tormenta, y agregó que 500 soldados de la Guardia Nacional habían sido movilizados.

El deterioro de las condiciones meteorológicas provocó el sábado la cancelación del gran concierto organizado en Central Park para marcar el “reencuentro” de los artistas con el público de Nueva York.

El cantante Barry Manilow fue interrumpido en medio de una canción por una voz que pedía a los espectadores que evacuaran el lugar de forma rápida pero tranquila.

La capital cultural y económica del país tiene aún presente el doloroso recuerdo del huracán Sandy, que mató a 44 personas en la ciudad en 2012.

Con información de Europa Press y AFP