Home

Mundo

Artículo

La secretaria del tesoro Janet Yellen advirtió las consecuencias de la variante ómicron en la economía mundial
La primera economía del mundo se prepara para una ardua batalla en el Congreso, con los republicanos amenazando bloquear el habitual aumento anual del techo de la deuda. - Foto: Getty Images

mundo

Janet Yellen advierte posible crisis financiera global si EE. UU. no logra acuerdo para aumentar la deuda

La primera economía del mundo se prepara para una ardua batalla en el Congreso, con los republicanos amenazando con bloquear el habitual aumento anual del techo de la deuda.

Janet Yellen, secretaria del Tesoro estadounidense, advirtió el viernes 20 de enero que Estados Unidos podría caer en una recesión y “causar una crisis financiera global” si no cumple los pagos, mientras el Congreso se prepara para un enfrentamiento sobre el límite de aumento de deuda.

Los comentarios de Yellen a la cadena CNN desde Senegal llegan mientras el Tesoro estadounidense comenzó a tomar “medidas extraordinarias” esta semana para evitar un incumplimiento de pagos, cuando el país alcanzó el techo de deuda de 31,4 billones de dólares.

Sin embargo, estas medidas solo ayudan por un tiempo limitado, probablemente por menos de seis meses, según el Tesoro.

Yellen indicó que el día en que el Tesoro no pueda ser capaz de hacer uso de estas medidas es “bastante incierto” y podría suceder tan pronto como en junio.

Si las medidas se agotaran y el Congreso fracasa en elevar el límite de deuda, Estados Unidos podría ver “como mínimo” una degradación de su deuda, dijo Yellen.

“Si eso pasara, nuestros costos de préstamo aumentarían y cada estadounidense vería que sus costos de préstamo también lo harían”, añadió.

“Además de eso, fracasar en el pago de los deberes, sea con los compromisos hacia tenedores de bonos, beneficiarios de seguridad social o el ejército, indudablemente causaría una recesión en la economía de Estados Unidos y podría causar una crisis financiera global”, advirtió.

El Congreso busca garantizar el acceso a la anticoncepción en todo Estados Unidos.
El Congreso busca garantizar el acceso a la anticoncepción en todo Estados Unidos. - Foto: Archivo

Un escenario como ese, además, socavaría el papel del dólar como moneda de reserva usada en transacciones a nivel global.

La economía más grande del mundo se prepara para una batalla prolongada en el Congreso.

Los republicanos, que tras las elecciones de mitad de mandato de noviembre controlan la Cámara de Representantes, quieren que el presidente demócrata Joe Biden acepte recortar el gasto público, que consideran que ha alcanzado niveles insostenibles.

“El gasto no controlado tendrá consecuencias nefastas”, dijo el republicano Jason Smith, nuevo presidente del poderoso Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara baja.

Pero la Casa Blanca ha dicho que esos recortes afectarían programas clave de gasto militar y de seguridad social, o supondrían nuevos impuestos. Agregó que Biden no negociaría con los republicanos de línea dura dada su oposición “arriesgada y peligrosa” a aumentar el tope de la deuda.

“Los republicanos están creando una crisis que no tiene por qué existir”, dijo Brendan Boyle, principal demócrata en el Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes.

El nuevo Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Kevin McCarthy (R-CA), toma posesión del cargo después de ser elegido próximo Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en una 15ª ronda de votaciones
El nuevo Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Kevin McCarthy (R-CA), toma posesión del cargo después de ser elegido próximo Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en una 15ª ronda de votaciones REUTERS/Evelyn Hockstein - Foto: REUTERS

Elevar o suspender el límite de la deuda no autoriza nuevos gastos ni cuesta dinero a los contribuyentes, dijo Yellen la semana pasada.

Por el contrario, “si no se aumentara el límite de la deuda, la cantidad de recortes de gastos o aumentos de impuestos que se requeriría equivaldría a 1,5 billones de dólares este año” o más en la próxima década, según expertos del Centro de política fiscal Urban-Bookings.

“El deseo de cambiar el curso de la política fiscal debe manifestarse en nuevas iniciativas del Congreso”, en lugar de una negativa a pagar las facturas derivadas de acciones anteriores, indicaron Leonard Burman y William Gale.”

“Política rencorosa”

El Tesoro dijo el jueves que, al inicio de las “medidas extraordinarias”, recurrirá a recursos de dos fondos para jubilados.

No invertirá completamente una parte del Fondo de discapacidad y jubilación del Servicio Civil (CSRDF), con un “período de suspensión de emisión de deuda” que durará hasta principios de junio.

Además, detendrá inversiones adicionales de montos acreditados al CSRDF y al Fondo de beneficios de salud para Jubilados del Servicio Postal, dijo Yellen, aunque precisó que los jubilados no se verán afectados por estos movimientos.

El Tesoro comenzará a reducir sus saldos de efectivo y recurrirá a técnicas y herramientas contables para permitir que el gobierno continúe con sus funciones, dijo Mickey Levy, de Berenberg Capital Markets.

Joe Biden
El presidente Joe Biden llega al aeropuerto internacional Felipe Ángeles en Zumpango, México, el domingo 8 de enero de 2023. (AP Photo/Andrew Harnik) - Foto: AP

Pero la probabilidad de que el gobierno estadounidense deje de pagar su deuda es cercana a cero, opinó.

“Creo que en última instancia (...) habrá un acuerdo para elevar el techo de la deuda, pero de tanto en tanto habrá mucho debate y política rencorosa”, señaló Levy a la AFP.

Sin embargo, si las cosas siguen como están, el gasto seguirá aumentando y la deuda seguirá creciendo, dijo, y agregó que gran parte se destina a programas como la seguridad social y el seguro de salud federal Medicare.

“Simplemente, no existe la disposición política para abordar realmente estos programas”, sostuvo.

Las acciones estadounidenses cayeron el jueves, pero los analistas creen que es poco probable que sea por el límite de la deuda.

“Por ahora, realmente no va a mover los mercados”, dijo Ed Moya, analista de Oanda.

Con información de AFP