invasión a ucrania

Joe Biden enviará 800 millones de dólares más en armas y artillería pesada a Ucrania para defensa contra Rusia

El presidente de EE. UU. recalca, sin embargo, que “no mandará a un solo soldado a Ucrania a empezar la Tercera Guerra Mundial”.


El presidente estadounidense, Joe Biden, anunció 800 millones de dólares en ayuda militar adicional para que el ejército ucraniano pueda repeler a las tropas rusas en la región de Donbás y aseguró que su homólogo Vladimir Putin “nunca tendrá éxito” en la ocupación del país vecino.

“Ahora estamos en un período crítico en el que prepararán el terreno para la próxima fase de esta guerra”, afirmó Biden sobre Rusia.

Estados Unidos y sus aliados están actuando “lo más rápido posible” para seguir proporcionando a Ucrania “las armas que necesitan sus fuerzas”, aseguró. El Pentágono confirmó que este nuevo paquete de ayuda incluye 72 obuses de 155mm con sus vehículos, 144.000 cargas de munición y 121 drones tácticos Phoenix Ghost.

Este nuevo tipo de drones asesinos “fueron desarrollados rápidamente por la Fuerza Aérea de Estados Unidos para responder a solicitudes específicas de Ucrania”, precisó un alto cargo del Departamento de Defensa.

Las primeras armas de este nuevo paquete llegarán a Ucrania “de aquí al término del fin de semana”, precisó otro funcionario del Pentágono que pidió el anonimato.

Este nuevo tramo de 800 millones de dólares (737 millones de euros) eleva la ayuda a Ucrania a más de 4.000 millones de dólares (3.690 millones de euros) desde el comienzo del mandato de Joe Biden, incluidos 3.400 millones de dólares (3.100 millones de euros) desde que empezó la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, dijo el Pentágono.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, dio las gracias a Biden en un tuit: “¡Esta ayuda se necesita hoy más que nunca! Salva las vidas de nuestros combatientes, la democracia, la libertad y nos ayudará a restaurar la paz”.

“Mantener la unidad”

Además, Biden consideró “cuestionable” que Rusia controle la ciudad ucraniana de Mariúpol, como afirma su homólogo ruso, Vladimir Putin. “Todavía no hay pruebas de que Mariúpol haya caído por completo”, insistió.

El presidente ruso afirmó el jueves que sus tropas habían tomado “con éxito” el control de Mariúpol y ordenó sitiar a los últimos combatientes ucranianos atrincherados en el complejo siderúrgico de Azovstal, en lugar de atacarlos.

Putin “nunca tendrá éxito” en la ocupación de Ucrania, consideró Biden.

Para seguir proporcionando ayuda militar a Ucrania el presidente estadounidense dijo que pedirá fondos adicionales al Congreso.

Washington también se propone otorgar una ayuda económica adicional de 500 millones de dólares (460 millones de euros) para que el gobierno ucraniano pueda seguir pagando los salarios y las pensiones de sus funcionarios y garantizando los servicios públicos.

En cuanto a las sanciones económicas, se prohibirá la presencia de barcos vinculados a Rusia en los puertos estadounidenses, anunció Joe Biden.

“Esto significa que ningún barco con bandera rusa, o que sea propiedad u operado por intereses rusos, podrá atracar en un puerto estadounidense o tener acceso a nuestras costas”, dijo. “Ninguno. Ninguno”.

La unidad de Occidente transmite “un mensaje inequívoco” al presidente ruso, añadió. “Nunca logrará controlar y ocupar toda Ucrania. Eso no sucederá”.

Aseguró que la ayuda estadounidense continuará en el tiempo y llamó a los aliados a mantener su apoyo a Kiev.

“Tenemos la capacidad de hacerlo durante mucho tiempo. La pregunta es si vamos a poder mantener el apoyo de la comunidad internacional para presionar a Putin” y seguir haciendo respetar las sanciones internacionales contra Rusia.

“Lo más importante es mantener la unidad”, concluyó.

*Con información de AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.