Home

Mundo

Artículo

Alex Jones creo y compartio la teoría de conspiración que afirmpo que la masacre en la escuela primaria de Texas era un engaño. (Photo by Olivier DOULIERY / AFP)
Alex Jones creo y compartio la teoría de conspiración que afirmpo que la masacre en la escuela primaria de Texas era un engaño. (Photo by Olivier DOULIERY / AFP) - Foto: AFP

mundo

Juicio a conspiracionista Alex Jones saca a la luz, jugoso negocio de la desinformación

Alex Jones ha monetizado su fama en internet promocionando suplementos de vigor masculino, productos para adelgazar, potenciadores de testosterona y ha asegurado que el gobierno ha feminizado o ha vuelto homosexuales a los hombres, usando contaminantes químicos.

El conspiranoico estadounidense Alex Jones cosechó millones de dólares con discursos cargados de falsedades que ayudaron a las ventas de productos, como estimulantes del deseo sexual, explotando un ecosistema en internet que expertos aseguran que hacen de la desinformación un lucrativo negocio.

Jones, fundador del sitio web de extrema derecha InfoWars, fue condenado a pagar cerca de 1.500 millones de dólares en daños por afirmar que la masacre ocurrida en 2012 en una escuela primaria de Connecticut y que dejó 20 escolares y seis adultos muertos era un “engaño”.

Casos de difamación en Texas y Connecticut contra Jones han puesto el foco en frenar la desinformación en internet, donde el contenido falso e incendiario a menudo se difunde más rápido, genera más audiencia y mayores ingresos que la verdad.

“El actual modelo de negocio en internet consiste en construir una audiencia y luego monetizarla por medio de anuncios, venta de productos o donaciones directas”, afirmó a la AFP Danny Rogers, cofundador del Índice Global de Desinformación, entidad sin ánimo de lucro.

“Alex Jones perfeccionó dicho modelo vendiendo las narrativas más antagónicas en forma de virulentas teorías conspiranoicas y de ira desenfrenada, construyendo una audiencia receptiva, y luego calando en su audiencia para beneficiarse”.

Jones, que fue de nuevo centro de atención esta semana cuando el rapero Kanye West habló en su show sobre su admiración por Adolf Hitler, amasó una fortuna con, según los expertos, una mezcla exitosa de teorías conspiranoicas y mercadotecnia en su sitio web InfoWars.

Jones ha promocionado suplementos de vigor masculino, productos para adelgazar y potenciadores de testosterona, mientras clama que el gobierno ha feminizado a los hombres o los ha vuelto gais usando contaminantes químicos.

Acusa al gobierno de poner flúor de forma deliberada en el agua potable, al tiempo que vende pasta dental libre sin ese componente en su tienda en línea.

Su audiencia, según él, podría sobrevivir a diversos escenarios del fin del mundo con productos que pueden comprarse en su tienda como comida para almacenar, chalecos blindados e incluso componentes para armas hechas en casa.

Bancarrota

El monto de su fortuna es opaco, pero un economista forense testificó durante el juicio en Texas que el valor neto combinado de Jones y Free Speech Systems, la empresa detrás de Infowars, era posiblemente de entre 135 y 270 millones de dólares.

Esta semana, Jones declaró estar en bancarrota personal en Texas, su estado de residencia, diciendo que sus pasivos superaban con creces sus activos.

En abril, declaró la bancarrota de InfoWars, y en julio la de Free Speech Systems.

El mes pasado, el diario The Washington Post reportó que Jones había transferido millones desde Free Speech Systems a firmas que él o familiares suyos controlaban, citando registros financieros.

Las familias de las víctimas del tiroteo de 2012 en la escuela primaria de Sandy Hooks denunciaron que Jones trataba de esconder su fortuna, para evitar el pago de la indemnización que un jurado de Connecticut estableció en 965 millones de dólares en octubre.

Posteriormente, un juez dictaminó el pago de 473 millones de dólares adicionales.

Con información de AFP.