Home

Política

Artículo

   La senadora Piedad Córdoba ha negado todas las acusaciones y asegura que es una persecución  judicial y política.
La senadora Piedad Córdoba volvió al Congreso recientemente, tras estar incapacitada durante dos meses. - Foto: guillermo torres-semana

política

Peligroso: Piedad Córdoba atacó a los medios de comunicación, dice que desinforman y tergiversan e invitó a debate para ver “su papel en la democracia”

La congresista del Pacto Histórico pidió a todos los partidos políticos sumarse a su propuesta. Se desconoce si cuenta con el respaldo de la bancada de su colectividad.

La senadora del Pacto Histórico, Piedad Córdoba, sorprendió este martes a la plenaria de la corporación por una petición que hizo, minutos antes de que iniciara un debate de control político a la ministra de Salud, Carolina Corcho.

Córdoba, quien poco interviene en las plenarias, pidió la palabra para dejar una constancia que inquietó a sus colegas y de paso a todos los periodistas que estaban cubriendo la plenaria del Senado.

La congresista de la coalición de gobierno pidió adelantar un debate sobre el papel de los medios de comunicación en Colombia.

“A mí me parece muy importante que el Senado, en un momento oportuno, haga un gran debate sobre el papel de los medios de comunicación en la democracia colombiana. Creo que es un debate que no tiene nada que ver con la libertad de expresión, con la libertad de prensa, así como con el derecho a la información”, dijo.

A pesar de su claridad, Córdoba acusó a todos los medios de comunicación de desinformar a los colombianos, por lo que pidió el respaldo de todas las bancadas para poner en el banquillo el trabajo de todos los periodistas del país.

“Los medios de comunicación cada vez más desinforman y sobre todo que plantean en sus diversos medios situaciones que no llevan a que la gente se informe, sino a generar una opinión tergiversada de X o Y proyecto, de X o Y programa, o de X o Y persona. Por lo tanto, me parecería muy importante que este fuera un debate que se encauzara por todos los partidos y movimientos políticos del Congreso, porque creo que es un debate que le hace falta a la democracia y al país”.

La constancia de Córdoba no tuvo acogida, en principio, pero recuerda la intención del Pacto Histórico de “democratizar” los medios de comunicación en Colombia a través de un proyecto de ley que se estaba construyendo, pero naufragó en el intento.

El objetivo principal era “democratizar” los medios en todos los aspectos, especialmente los comunitarios y alternativos, quienes están detrás de la iniciativa y quienes pretenden que el Gobierno y Congreso del “cambio” les dé mayores recursos, luego de haberlo acompañado en campaña.

Por ejemplo, plantean una reasignación del espectro electromagnético en su totalidad para que los medios institucionales, públicos y privados tengan partes iguales, es decir, que cada pedazo de la torta un 33,3 % por igual. Esto sería tanto para las frecuencias como para los recursos que les ingresen.

 Los propios congresistas del Pacto Histórico reconocen que hay desorden en la bancada y dispersión de proyectos.
Los propios congresistas del Pacto Histórico reconocen que hay desorden en la bancada y dispersión de proyectos. - Foto: semana / lEÓN dARÍO pELÁEZ

Lo mismo pasaría con el tema de la pauta, a la que los medios alternativos quieren tener mayor acceso por parte del Estado. Buscaban que los dineros en publicidad también tengan el mismo porcentaje que con respecto a los medios tradicionales y públicos.

La alerta se encendió porque eso podría generar un fuerte cambio para los medios de comunicación como están actualmente y no garantizaría mayor pluralidad, especialmente cuando se sabe que hay varios medios “alternativos” suscritos a una causa política y una agenda clara.

Además de los medios tradicionales, había un punto del proyecto que planteaba que plataformas de streaming como Netflix, Amazon, HBO, entre otras, pagaran un impuesto del 1 % de sus ingresos mensuales brutos al Fondo Único de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Asimismo, en otro punto del proyecto, se hablaba de la posibilidad de que el Estado compre más acciones de empresas de telecomunicaciones de las principales ciudades como ETB, EmCali, EPM o UNE. Se trató de un tema espinoso no solo por lo que planteaba la propuesta, sino por la discusión que hay en estos momentos alrededor de algunas de esas empresas.

Por ahora nadie del Pacto Histórico se ha pronunciado sobre la petición de Piedad Córdoba, pero nuevamente se genera la duda sobre el papel que la bancada de gobierno busca en los medios de comunicación en Colombia.