afganistán

¿Quién es el líder talibán liberado por Estados Unidos que habría sido clave en la toma de Kabul?

A pesar de que durante su liberación se comprometió a evitar problemas en Afganistán, Khairullah Khairkhwa habría diseñado el plan para tomar Kabul.


En 2014, Barack Obama ordenó la liberación de cinco talibanes que se encontraban recluidos en la prisión de Guantánamo a cambio de un desertor estadounidense con el compromiso de que los combatientes llegaran a Qatar y no tuvieran relación con los extremistas islámicos en Afganistán.

Sin embargo, todo parece indicar que Khairullah Khairkhwa y los cuatro talibanes liberados ese año habrían sido los encargados de diseñar el plan que terminó con la retoma del poder talibán y la salida del presidente afgano Asharf Ghani, asegura un reportaje del New York Post.

Luego de obtener su libertad, los cinco talibanes se comprometieron a regresar a su país para luchar contra los estadounidenses y establecieron relaciones con los líderes talibanes activos en Afganistán, lo que no tuvo en cuenta el gobierno Obama- Biden, afirma el diario.

Sin embargo, a pesar de que había contacto entre los talibanes presos y los líderes en Afganistán, fueron considerados como representantes oficiales de este grupo en las recientes conversaciones de paz. De hecho, de acuerdo con el diario estadounidense, Khairkhwa, se sentó en la mesa de negociaciones con el vocero enviado del presidente Biden.

La reunión se llevó a cabo en Moscú y se negoció la retirada de las tropas de Estados Unidos de Afganistán, retirada que le habría abierto el camino para que los talibanes regresaran al poder luego de 20 años, aseguró el NYPost.

Durante la misma cumbre, Khairkhwa aseguró que había iniciado la yihad para eliminar las fuerzas extranjeras de su país y establecer el gobierno islámico y que su lucha continuaría hasta alcanzar el objetivo.

Por otra parte, el diario aseguró que uno de los combatientes armados que se tomó el palacio presidencial de Kabul aseguró que ya se están haciendo arreglos para traer a los líderes que se encuentran bajo libertad condicional en Qatar.

Según el New York Post, las políticas de liberación de los líderes afganos habría traído consigo la llegada de los talibanes al poder.

Y sería Khairkhwa el principal autor intelectual de la toma de Afganistán, a pesar de haber sido consideros un preso demasiado peligroso para liberarlo. De hecho, se tiene información de que sería uno de los terroristas más despiadados, capaz de realizar torturas y generar terror en su país.

Además recuerda el diario, Khairkhwa rompió el compromiso que tenía desde principios de este año donde había asegurado que no lanzaría una ofensiva militar en tanto el gobierno estadounidense retirara todas als tropas que aun se mantenían en Afganistán, promesa que no cumplió.

Vale la pena recordar que Khairkhwa fue capturado en Pakistán y enviado a Guantánamo en 2002 acusado por el pentágono de tener relaciones estrechas con Osama Bin Laden y sus secuaces de Al Qaeda.

Sin embargo, 12 años después fue puesto en libertad condicional con otros cuatro líderes a cambio de la liberación del sargento del ejército estadounidense Robert Bowe Bergdhal, acusado posteriormente de alta traición.

A pesar d elas promesas de los liberados de buscar la paz, el diario estadounidense asegura que probablemente Kabul no estaría nuevamente en poder de los talibanes en este momento . “Y no se habrían sacrificado más de 2.400 solados y un billón de dólares en vano”, concluyó el diario.

Ahora, el reino del terror se toma Afganistán y varios periodistas han documentado las torturas que ya empezaron a llevarse a cabo.

Bilal Sarwary, uno de los principales periodistas de ese país, compartió a través de su cuenta en Twitter unas repugnantes imágenes donde se aprecian las torturas que empieza a padecer los pobladores a manos de los talibanes.

En las imágenes que fueron compartidas en Twitter por Sarwary se ve a dos hombres desfilando por una calle de Afganistán con el rostro cubierto con una sustancia similar a alquitrán y atados por sogas alrededor del cuello. Mientras tanto, ambos eran rodeados por una multitud de combatientes fuertemente armados, quienes también les daban puñetazos.

Los talibanes acusaron a estos hombres de robo, sus rostros estaban teñidos de negro, para avergonzarlos y fueron exhibidos en la ciudad de Herat después de las oraciones del viernes”, indicó el periodista Bilal Sarwary sobre las torturas a los dos hombres.

Y agregó el periodista considerado uno de los más importantes en Afganistán: La justicia al estilo de los talibanes a menudo significa que se cortan las manos a los ladrones”.

Entre tanto, uno de los seguidores del comunicador dijo al respecto: “Esto es medieval y bárbaro. No puedo creer que esto esté pasando ahora y lloro de tristeza y vergüenza”.