mundo

Lo último: Gobierno ecuatoriano rompe diálogos con líderes indígenas

Las protestas dejan un saldo de cinco manifestantes muertos y más de 500 heridos entre uniformados y civiles.


El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, suspendió este martes las negociaciones que mantenía con el líder de las protestas indígenas por el alto costo de vida, tras un ataque contra militares que dejó un uniformado muerto y doce más heridos.

El gobierno no se puede sentar a dialogar con quienes pretenden secuestrar la paz de los ecuatorianos. Durante la madrugada de este martes 28 de junio, un convoy que custodiaba tanqueros que transportaban combustible en Shushufindi fue atacado por 100 violentos. Producto de este repudiable hecho falleció el sargento de nuestras Fuerzas Armadas José Chimarro”, relató el mandatario en una alocución presidencial.

El suceso al que el presidente ecuatoriano hizo referencia ocurrió en la madrugada, cuando un grupo de militares y policías que protegía un convoy con combustible fue atacado por manifestantes con “lanzas y armas de fuego” en la Amazonía, según informaron las autoridades.

Ustedes merecen más que un oportunista como líder (...) Es un acto criminal jugar con la vida de inocentes. El país ha sido testigo de todos los esfuerzos que hemos hecho para entablar un diálogo fructífero y sincero. Además, hemos dado respuestas concretas a las demandas de nuestros hermanos indígenas, pero no volveremos a sentarnos a dialogar con Leónidas Iza, quien solo defiende sus intereses políticos y no los de sus bases”, manifestó Lasso.

“A nuestros hermanos indígenas, ustedes merecen más que un oportunista como líder, que los ha engañado a ustedes y a todo un país. Estamos listos a atender sus demandas porque sabemos que el Estado ha olvidado al campo y sus comunidades desde hace más de 40 años. Vamos a trabajar por ustedes con soluciones efectivas. No vamos a negociar con quienes mantienen a Ecuador como rehén, con quienes atacan nuestras fuerzas de seguridad y juegan con la salud y la vida de los ecuatorianos. Mientras no existan las garantías necesarias, no se puede continuar con el proceso de diálogo”, añadió el mandatario.

En ese sentido, Lasso fue enfático en advertir que solo cuando se cuente con “legítimos representantes de todos los pueblos y nacionalidades del Ecuador”, que estén abiertos a un “diálogo real y franco”, el gobierno regresará la mesa de conversaciones.

“Las fuerzas del orden continuarán custodiando la seguridad y el bienestar de los ciudadanos que quieren trabajar y vivir en paz. Hago un llamado a la unidad nacional, a todos los ecuatorianos para que, unidos, hagamos frente a esta violencia que pretende radicarse en el Ecuador. Tenemos que defender la democracia”, concluyó Guillermo Lasso en su alocución.

En imágenes : Miles de manifestantes indígenas de Ecuador marchan sobre la capital
Manifestantes indígenas se reúnen alrededor de bloqueos de carreteras en llamas mientras marchan hacia la capital Quito después de una semana de protestas contra las políticas económicas y sociales del presidente Guillermo Lasso, en Machachi, Ecuador, 20 de junio de 2022. Foto REUTERS/Johanna Alarcon - Foto: REUTERS

“Que el mundo sepa quién no tiene voluntad para resolver los problemas”

El elevado costo de vida alimentado por el incremento de precios de combustibles empujó a las calles a unos 14.000 manifestantes, la mayoría en Quito. Exigen medidas que amortigüen el golpe económico en la producción agrícola y la canasta básica.

El gobierno se ausentó de la mesa de diálogo con los indígenas que tiene lugar en la Basílica del Voto Nacional de Quito desde el lunes.

“Fue un ataque brutal (...) Pero ¿cómo podemos saber que si realmente salió o no salió de los manifestantes?, se preguntó Iza en la mañana durante la frustrada reunión.

“Que el mundo sepa quién no tiene voluntad para resolver los problemas”, aseveró el también presidente de la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

Marchas festivas, cortes de ruta, violentos choques entre la fuerza pública y los indígenas presionan al impopular presidente Lasso (17 % de aceptación). Acosado también por un debate de destitución en curso en el Congreso, el mandatario de derecha cede a cuentagotas ante los reclamos de los manifestantes.

Sin tomar en cuenta el reciente reporte del Ejército, las protestas dejan cinco manifestantes muertos, más de 500 heridos entre uniformados y civiles, y unos 150 detenidos, según diversas fuentes.

Los indígenas denuncian represión policial en medio de las manifestaciones.

*Con información de AFP