ucrania

Más de 12.000 explosivos han sido desactivados en el puerto de Mariúpol, Ucrania

Según el Ministerio de Defensa ruso, fueron despejados los canales interiores del puerto, en algunos puntos obstruidos por barcos hundidos.


El Ministerio de Defensa de Rusia anunció este martes el fin de las operaciones de desminado en el puerto de Mariúpol, ciudad ubicada el sureste de Ucrania y recientemente tomada por las tropas rusas en el marco de la guerra.

Los zapadores de la Flota del mar Negro y las tropas de Ingeniería del Ejército ruso neutralizaron “más de 12.000 objetos explosivos y armas abandonadas por los militares ucranianos”, según un comunicado del ministerio.

Además de desactivar estas minas, los trabajadores han adelantado labores de inspección y acondicionamiento de las infraestructuras del puerto y las propias embarcaciones, informó la agencia rusa de noticias TASS.

En este sentido, el Ministerio de Defensa ruso despejó los canales interiores del puerto, en algunos puntos obstruidos por barcos hundidos. En total se han inspeccionado más 18 amarres y 32 navíos.

“Además, las unidades de zapadores rusos llevaron a cabo el desminado de objetos explosivos en una sección de la costa del Mar de Azov adyacente al puerto marítimo de Mariupol”, señaló ese despacho.

De hecho, las autoridades rusas ya habían informado anteriormente de que se había logrado desminar un tramo de unos 50 kilómetros de la costa del mar de Azov.

El Ministerio de Defensa de Rusia informó el pasado viernes sobre la retirada total del Ejército ucraniano de la planta siderúrgica de Azovstal, en Mariúpol, lo que certificaba la toma de la ciudad por parte de Moscú.

Previamente, el Batallón Azov, una organización que combate en apoyo a las Fuerzas Armadas de Ucrania, había ordenado “dejar de defender” la ciudad, lo que implicó la entrega de Azovstal, símbolo de la resistencia en la zona.

Ciudad ucraniana de Járkov “desrusifica” sus calles

El estudiante de arte Evgen Deviatka pidió en la avenida “Héroes de Járkov”, que hasta hace poco se llamaba “Avenida de Moscú”, que todas las calles de la segunda ciudad más poblada de Ucrania se despojen de las referencias al “país agresor”.

Esta gran ciudad del noreste ya cambió tres nombres de calles y derribó una estatua de Alexander Nevski, héroe medieval ruso celebrado por sus victorias militares. Cerca de 200 nombres actuales están en el punto de mira.

Ubicada cerca de la frontera, Járkov fue atacada desde las primeras horas de la invasión rusa el 24 de febrero y sufrió semanas de bombardeos antes de que las tropas ucranianas recuperaran el terreno.

Universidad en Járkov, Ucrania
Járkov, una gran ciudad del noreste ya cambió tres nombres de calles y derribó una estatua de Alexander Nevski, héroe medieval ruso celebrado por sus victorias militares. Cerca de 200 nombres actuales están en el punto de mira. (Photo by Sergey BOBOK / AFP) - Foto: AFP

Pero la ciudad, que contaba con alrededor de 1,4 millones de habitantes antes de la guerra, sigue amenazada.

“Los nombres están asociados a una nación, a un país. ¿Qué hace este país? Hemos visto lo que hace. “Fuera” todo lo que es ruso”, señaló, por su parte, Larisa Vasilchenko, ingeniera de 59 años.

“Los rusos nos atacan y matan a nuestros ciudadanos. Nos hieren y nos humillan”, subrayó el soldado Mikita Gavrilenko, parado ante el pedestal en el que reposaba hace unos días la estatua de Alejandro Nevski, arrancada por un camión.

Para Yuri Sidorenko, jefe de comunicaciones de Járkov, “llegó el momento y los topónimos rusos en plazas, calles o pueblos ya no figurarán en el mapa de la ciudad”.

Mariúpol
Esta imagen muestra el teatro dramático Mariúpol parcialmente destruido, bombardeado el 16 de marzo pasado - Foto: AFP

Pero todo no es tan simple como parece y el ayuntamiento no quiere adelantarse. “Hay muchos nombres en juego, no puedo decir cuántos porque las autoridades deben discutirlos y hay que debatirlos públicamente”, explicó Sidorenko.

Si bien la modificación de nombres como Avenida y/o Plaza Moscú, o bien Avenida Belgorod -ciudad rusa de donde llegó el ataque del 24 de febrero- son “evidentes”, otras calles llevan nombres de artistas o escritores rusos del pasado, que no tienen nada que ver con la historia reciente o soviética.

Avenida Moscú cambia a Héroes de Járkov

“Hay que cambiar toda una cultura imperialista rusa. Nos impusieron su cultura, sus escritores, todo...”, aseguró un transeúnte, que se niega a decir su nombre.

Explicó que no tiene nada contra Alexander Pushkin, el legendario poeta ruso.

En esta “Calle Pushkin” figuran ahora los graffitis del artista ucraniano de arte callejero Gamlet, quien la rebautizó “Calle Británica”, porque Gran Bretaña es actualmente uno de los mayores partidarios de Ucrania en su guerra contra Rusia.

En la Avenida Moscú, los habitantes se habían anticipado al ayuntamiento y habían colocado un cartel con el nombre “Avenida Grigori Skovoroda”, filósofo ucraniano del siglo XVIII.

La aplicación de geolocalización Google Maps ya cambió la identificación de la ex Avenida Moscú por “Héroes de Járkov”.

“Me gusta el nombre. Desde hace tiempo que digo que hay que modificar esos nombres”, comentó Yulia Butenko, artesana.

Pero el tema se complica rápidamente. Nicolas Gogol, escritor del siglo XIX y reivindicado por ambos países, “escribió sobre Ucrania, pero en ruso”, reconoce.

Lo mismo ocurre con el muy apreciado autor soviético Mijaíl Bulgakov, nacido en Kiev y muerto en Moscú.

En cuanto al compositor Piotr Tchaikovsky, “no hizo nada contra Ucrania, pero es símbolo de la cultura rusa”, mientras que el escritor Ostap Vichnia era ucraniano “¡pero prosoviético!”, fulmina Julia.

“Yo estoy preocupada por la calle Pushkin. Me gusta Pushkin. Todo es ambiguo”, destacó.

* Con información de Europa Press y AFP

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.