nación

Más de mil sismos se han registrado en frontera de Colombia con Ecuador, ¿qué está pasando?

Los temblores podrían aumentar en los próximos días, según los radares geológicos.


Las organizaciones que miden las actividades geológicas en Colombia y Ecuador dieron cuenta que en el sur de la región se siguen presentando temblores leves porque en el vecino país ha aumentado la actividad sísmica en los últimos días. Los eventos naturales han tenido mayor frecuencia en la zona conocida como Carchi.

De acuerdo con el reporte del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional de ese territorio, este fin de semana se presentaron más de 1.000 movimientos tectónicos de baja intensidad en su suelo. Sin embargo, varios municipios colombianos que colindan con ese lugar reportaron haberlos sentido.

El informe divulgado por esa organización, que está vigente desde 1983, da cuenta que los temblores se originan en el complejo volcánico Chiles – Cerro Negro. Si bien los radares evidencian que la actividad de ese ecosistema es superficial, tiene una tendencia ascendiente, por lo que es probable que los sismos sigan vigentes.

Esa condición repetitiva se da en los lugares cercanos a zonas tectónicamente activas o áreas de influencia volcánica, como lo es el Chiles, donde se pueden escuchar ruidos producto de su acción.

O sea, las ondas sísmicas se propagan desde el interior de la tierra, donde se genera el temblor ―denominado por los especialistas como hipocentro― hacia la superficie con un espectro amplio de repeticiones.

Con base en los análisis técnicos, algunas de las emisiones se encuentran dentro del rango audible del ser humano, lo que genera que los estruendos sean percibidos por la comunidad.

La condición más crítica se vivió el pasado lunes, cuando esa zona fue sacudida por un temblor de magnitud 5,2. Ahora bien, los que ocurrieron en las últimas horas, se localizaron en los alrededores del sismo principal, con base en los estudios del Instituto ecuatoriano.

Así las cosas, “es posible que continúe la generación de estos eventos en horas y días siguientes, que puedan ser sentidos en las poblaciones cercanas”, se lee en uno de los documentos recientes que compartió el grupo de especialistas donde detallan las condiciones geológicas del volcán que está sobre la frontera andina.

El último movimiento se presentó en la mañana de este domingo con una magnitud de 3,8 y profundidad de 4,1 kilómetros, también en la región de Carchi y donde las comunidades están advertidas sobre las emergencias que se podrían presentar en dado caso que la condición sísmica se agudice.

“El Instituto Geofísico se encuentra monitoreando y cualquier novedad será informada”, dijo la entidad ecuatoriana y lo mismo asumió el Servicio Geológico Colombiano (SGC) que no pierde de vista los comportamientos sísmicos internacionales.

El SGC recomienda que, en este tipo de casos, lo mejor es conservar la calma. “Esto permitirá actuar con mayor seguridad. Lo primero que se debe hacer es buscar protección. Si está en una construcción sismorresistente, ubíquese cerca de las columnas, debajo de un escritorio o en las zonas demarcadas como seguras, siempre lejos de los vidrios o elementos que puedan caer”, precisó.

Ahora, se debe seguir el siguiente consejo si se está en una construcción informal: “Trate de salir de inmediato y durante la salida, vigile su entorno para identificar los peligros durante la evacuación. Evite el uso de ascensores y no se ubique debajo de los marcos de las puertas, ya que ayudan a disipar la energía del sismo, por lo cual pueden romperse y colapsar”.

Para una persona que se encuentra en silla de ruedas, las recomendaciones indican que debe ubicarse al lado de una columna, cubriéndose la cabeza con los brazos. Al estar en la calle, se sugiere que busque una zona despejada, lejos de postes y cables.

“En el momento de evacuar, los lugares de concentración y puntos de encuentro siguen vigentes, pero la recomendación es guardar, en lo posible, el distanciamiento físico. En un desastre natural existen riesgos mediatos, como el contagio de una enfermedad, y otros inmediatos, como la caída de un muro. La persona debe tomar precauciones y no regresar a la edificación por elementos personales”, concluyó Luis Jorge Hernández, experto en salud pública.