mundo

Nada que despega: desaprobación de la imagen de Pedro Castillo va en casi el 70 % en Perú

El presidente de Perú sigue teniendo una mala imagen entre los ciudadanos de su país.


La desaprobación de la gestión del presidente de Perú, el izquierdista Pedro Castillo, a pesar de haber bajado cinco puntos porcentuales con respecto a julio, se sigue ubicando con un terrible 69 % según el sondeo divulgado por Ipsos. La cifra llega justo en el momento que el mandatario tiene seis investigaciones judiciales por presunta corrupción en su gobierno.

La aprobación a la gestión del mandatario, en tanto, pasó de 20 % en julio a 25 % en agosto, de acuerdo con la encuesta publicada por el diario El Comercio. Un 6 % no respondió.

El Congreso, dominado por la derecha y enfrentado a Castillo desde que llegó al poder hace un año, siguió concentrando el rechazo generalizado de los peruanos con su desaprobación en alza, motivada por denuncias de ilícitos contra algunos parlamentarios, entre otras razones.

Un 81 % desaprueba al Parlamento contra 13 % lo aprueba, según Ipsos. En julio, cosechaba un rechazo de 79 % y una aceptación de 14 %.

Paradójicamente, el sondeo revela que un 54 % cree que Castillo obstaculiza el trabajo de la fiscalía debido a que es culpable de los presuntos delitos por los que se le investiga, mientras que un 34 % asegura que colabora con la investigación y es inocente. A su vez, un 61 % de los encuestados sostiene que Castillo debería renunciar, en tanto que un 36 % afirma que debería cumplir su mandato hasta julio de 2026.

Castillo vive sus horas más difíciles en 12 meses de gobierno a raíz de las seis investigaciones que le abrió la fiscalía, una situación inédita para un presidente en ejercicio en Perú, por presuntos delitos de tráfico de influencias y organización criminal que involucran a su entorno político y familiar.

Sin embargo, no puede ser llevado ante los tribunales pues tiene inmunidad como jefe de Estado. Su mandato concluye en 2026.

Una cuñada del presidente se entregó a la justicia la pasada semana tras ocultarse un par de días de los fiscales, que ingresaron al palacio presidencial para detenerla, en un caso sin precedentes en el país sudamericano.

Castillo es un maestro rural de 52 años que ganó inesperadamente en junio de 2021 las elecciones al frente de un pequeño partido de corte marxista-leninista con 50,12% de los votos, en un reñido balotaje contra la derechista Keiko Fujimori. El sondeo tiene un margen de error de 2,8 % y consultó a 1.247 personas en varias ciudades de Perú, entre el 11 y 12 de agosto.

Hace unos días un video que se volvió viral muestra cómo el primer mandatario peruano le hace señas a un policía de su escolta personal para que le amarre los zapatos.

Los hechos sucedieron en un recorrido en San Martín. El agente de inmediato obedece y hace la vuelta en el zapato derecho. Como si fuera poco, un segundo policía llega de inmediato y hace la misma tarea en el zapato izquierdo. La indignación estalló en Perú, en donde muchos interpretan esta acción como un claro irrespeto a la labor de la policía.

Con información de AFP