Home

Mundo

Artículo

Llantas
Tragedia en Argentina, niño de 8 años murió atropellado por camión mientras buscaba comida en un botadero de basura. - Foto: Getty Images

argentina

Niño de ocho años murió atropellado por un camión cuando buscaba comida en un basurero

El hecho genera conmoción en Argentina y pone de manifiesto una cruda realidad. La pobreza ha llevado a decenas de personas a recurrir a los restos de comida en los basureros para alimentarse.

Conmoción ha despertado en Argentina la noticia de la muerte de un pequeño de tan solo ocho años de edad, quien fue atropellado por un camión el pasado domingo, 13 de noviembre, cuando el conductor del vehículo no se percató de la presencia de este en medio de un botadero de basura, conocido como Volcadero, en la localidad de Paraná.

Según recogen medios locales en Argentina, la presencia del menor en el lugar se derivaba de la necesidad misma por alimentarse, pues en medio de la pobreza de su familia, había recurrido a ese botadero de basura para buscar comida.

De acuerdo con las versiones referidas por los medios argentinos, el menor había llegado al lugar colgado de un carro de basura, con el objetivo de realizar un barrido en busca de alimentos rescatables para saciar el hambre de su familia, no obstante, en medio de la inmensa masa de basura, el conductor de uno de los camiones no se percató de su presencia y lo arrolló cuando este resbaló, intentando bajarse.

En la reconstrucción de los hechos realizadas por expertos, se advirtió que el menor murió en el acto, debido a la gravedad de las heridas infligidas por el automotor, pues este lo aplastó.

Algunas personas que estaban en el lugar se percataron de lo ocurrido y comenzaron a gritar para que el conductor detuviera su marcha, este no escuchó y siguió avanzando, derivando en la tragedia que hoy enluta a ese país, y que más allá de una muerte, abrió un fuerte cuestionamiento sobre la brecha social y la situación socioeconómica que vive un importante sector de Argentina.

Medios locales refieren que cuando las personas que se percataron de lo ocurrido corrieron en procura de auxiliar al menor, se dieron cuenta de que este ya no contaba con signos vitales, y por ello procedieron a llamar a las autoridades para que pudieran efectuar la correspondiente diligencia de levantamiento.

En medio de las investigaciones, las autoridades que acudieron al lugar emprendieron una serie de exámenes para determinar si, eventualmente, el conductor del vehículo causante de la muerte, se encontraba en estado de alicoramiento o sufría alguna otra clase de impedimento que le hubiese impedido conocer de las alertas de su entorno.

Después de este suceso y, de la consternación que ello ha representado para la comunidad argentina, se han conocido múltiples voces que abogan porque se instauren medidas que permitan prevenir este tipo tragedias o nuevos eventos catastróficos como el que enluta a esta comunidad.

Precisamente, medios locales refirieron que, en medio de los actos para despedir el féretro del menor, también se presentaron plantones en los que la comunidad reclamó a la administración local la toma de decisiones para prevenir no solo la presencia de personas que buscan su alimento en la basura, sino también medidas que estén orientadas a mejorar las condiciones sociales, para que no sea necesario que ellos recurran a estas denigrantes condiciones y se busquen soluciones extremas a la hambruna actual.

Medios argentinos como La Nación, han afirmado que en la comunidad en la que ocurrió esta tragedia, se ha hecho común la presencia de habitantes locales que llegan hasta ese lugar en busca de residuos de comida que sirvan para responder a sus necesidades de alimentación, o para recopilar restos o elementos que eventualmente puedan resultar de valor y luego poder comercializarlos en mercados del usado.

El referido medio también ha advertido que esa clase de situaciones se ha recrudecido o agudizado después de la crisis que se derivó de la pandemia de coronavirus en 2020.