mundo

“No está en la agenda”: Alemania se refirió a la entrada de Ucrania a la Otan

El canciller Olaf Scholz señaló que Rusia no tiene motivos “para toda esta escalada”, al referirse a la presencia de tropas en la zona de frontera que ha alimentado la tensión.


Aunque el Gobierno ruso ha insistido en que no tiene planes de invadir Ucrania, la tensión continúa en Europa, sumado ahora a las confrontaciones internas entre separatistas y tropas de ese país.

La propia comunidad internacional ha hecho esfuerzos por bajar la tensión, especialmente en uno de los puntos que ha esgrimido Rusia como un factor desestabilizador en la zona, la eventual inclusión de Ucrania en la Organización del Tratado del Atlántico Norte, Otan.

Sobre este tema, el canciller alemán, Olaf Scholz, aseguró este viernes que “la incorporación de Ucrania a la Otan en los próximos días, meses o años no está realmente en la agenda”.

Por esa razón, advirtió que Rusia no tiene motivos “para toda esta escalada”, a la presencia de tropas en la zona de frontera que ha alimentado la tensión.

“Hagamos lo mejor para evitar un conflicto militar” que pueda derivar en “una guerra severa, especialmente para la gente que va a sufrir”, indicó en una conferencia de prensa al término de la cumbre que la Unión Europea y la Unión Africana celebraron ayer y hoy en Bruselas.

Agregó que “tenemos que tomarnos la situación muy en serio, es una realidad dramática. Sería ingenuo si pasáramos por alto lo que estamos presenciando ahora con un despliegue militar masivo alrededor de la frontera ucraniana”.

El canciller alemán fue consultado sobre la comunicación que envió el Kremlin a Estados Unidos en la que advirtió que Rusia se vería obligada a llevar a cabo acciones “técnico-militares” si Washington no se abre a negociar sobre sus demandas de seguridad en Europa.

En ese sentido Scholz dijo que no “es una descripción de algo que no es más que una agresión militar. No tenemos que hacer que suene inofensivo”.

Señaló que a pesar de esa posibilidad se deben mantener los canales diplomáticos para lograr rebajar la tensión con Rusia, al tiempo que reiteró que tanto la Unión Europea, como sus socios occidentales, están preparados para sancionar a Moscú si invade Ucrania.

El canciller alemán, además, señaló que no ve “ninguna razón para cambiar nada” en relación con “las normas de exportación” de armas, tras las críticas que ha recibido de Ucrania por haber bloqueado el suministro de armamento a Kiev en la actual situación.

Explosión en Ucrania
Explosión en Ucrania | Aunque el Gobierno ruso ha insistido en que no tiene planes de invadir Ucrania, la tensión continúa en Europa, sumado ahora a las confrontaciones internas entre separatistas y tropas de ese país. - Foto: Fotograma tomado de Twitter / @ActualidadRT

“Todas las opciones están sobre la mesa” para sancionar

Entre tanto, la ministra de Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, advirtió este viernes a Rusia de que “todas las opciones están sobre la mesa” cuando se habla sobre la posibilidad de imponer sanciones contra el país euroasiático en caso de una eventual invasión a Ucrania, incluido el gasoducto Nord Stream 2.

“Alemania, como país, está dispuesta a pagar un alto precio económico por ello”, indicó Baerbock, tras asegurar que para ella y para el Gobierno alemán “todas las opciones están sobre la mesa, incluido el Nord Stream 2. En este sentido, ha advertido de que si el ataque tuviera lugar, tendría consecuencias “masivas” para Rusia en materia financiera, política y económica.

El gasoducto es un proyecto que pretende llevar gas desde Rusia hasta Alemania pasando por el mar Báltico. Está terminado, pero aún no se ha puesto en funcionamiento. En el contexto de crisis actual, las miradas se dirigen al gasoducto, que podría incluirse en la lista de sanciones. Rusia condena estas amenazas y acusa a la comunidad internacional de utilizarlo para “aprovecharse”.

De hecho, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, pidió tras reunirse con el canciller de Alemania, Olaf Scholz, que el gasoducto comenzara ya a funcionar, justificando que garantiza la seguridad energética en Europa. También dijo que es respetuoso con el medioambiente y no tiene “matices políticos”.

El canciller se negó a decir, como otros aliados, Estados Unidos incluido, sí han hecho, si el proyecto del gasoducto se cancelaría si Rusia invade Ucrania.

Por otro lado, Baerbock pidió a Rusia en la Conferencia de Seguridad de Múnich que retire “inmediatamente” a sus efectivos de la frontera con Ucrania. En este sentido, señaló que las primeras señales que apuntaban a esto fueron “un rayo de esperanza”, pero indicó que ahora son necesarios los hechos.

Las primeras señales en este sentido fueron un “rayo de esperanza”, pero ahora se necesitan hechos, dijo la ministra en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

“Con su despliegue de tropas, Rusia lanza una amenaza absolutamente inaceptable. Hacia Ucrania, pero también hacia todos nosotros y nuestra arquitectura de paz en Europa”, señaló, antes de insistir que “esta crisis no es, por tanto, una crisis de Ucrania. Es una crisis de Rusia”. “Los que quieren vivir juntos en seguridad no se amenazan”, agregó.

En este sentido, Baerbock reiteró la disposición de los socios de mantener un “diálogo serio” con Moscú sobre la seguridad y la paz en Europa. Alemania trabaja en la búsqueda de salidas a la crisis en el Cuarteto de Normandía, junto con Francia, Rusia y Ucrania, en la Unión Europea (UE) y en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan). “Estamos luchando por cada milímetro. Pero cada milímetro es mejor que ningún movimiento”, enfatizó.

Por otra parte, hizo hincapié en la unidad transatlántica y subrayó la integridad territorial y la soberanía de Ucrania. La tensión en torno a Ucrania ha aumentado durante los últimos meses ante el despliegue de efectivos rusos junto a la frontera del país, lo que la comunidad internacional ha entendido como un posible preparativo de cara a una “invasión”.

Rusia ha rechazado dichas acusaciones y acusa a la Otan de incrementar la actividad militar en la zona.

Con información de Europa Press.