mundo

Oligarca ruso, Oleg Deripaska, afirmó que una destrucción a Ucrania sería un error “colosal”

Deripaska afirmó que la crisis económica afectaría a los dos países.


Luego de más de cuatro meses de que los países a nivel mundial endurecieran las medidas sancionatorias a Rusia por la invasión a Ucrania, uno de los más afectados fueron los oligarcas rusos, a quienes presionaron fuertemente y restringieron para ejercer control frente al gobierno y el Kremlin.

Ahora, Oleg Deripaska, quien es uno de los oligarcas afectados, afirmó que tras la guerra en Ucrania, ni su país ni Kiev serían “ganadores” de los estragos de la invasión, esto por los daños generados en la economía de estos dos países.

Me preocupa lo rápido que abandonamos todo lo que se logró (económicamente) en los años 90, luego abandonamos todo lo que logramos en la década de 2000, y ahora estamos sentados y esperando la victoria. ¿Victoria de qué? ¿De quién es la victoria?” expresó el oligarca para la agencia Reuters sobre las afectaciones económicas a ambos países.

E incluso, Deripaska también llegó hasta el punto de criticar al Kremlin sobre la decisión de destruir Ucrania, resaltando que esto fue un “error colosal”, y no solo para Ucrania y el los países más vulnerables, sino también para Rusia.

“Creo que destruir Ucrania sería un error colosal, incluso para nosotros”, sentenció para el medio mencionado.

El G7 prohibirá importaciones de oro provenientes de Rusia

Joe Biden, presidente de los Estados Unidos, anunció que los países participantes en la cumbre del G7, que se lleva a cabo este domingo 26 de junio en Alemania, impondrán una prohibición sobre las importaciones de oro ruso.

“Juntos, el G7 anunciaremos la prohibición la importación de oro ruso, una importante exportación que genera decenas de miles de millones de dólares para Rusia”, indicó Biden a través de su cuenta de Twitter.

“Estados Unidos ha impuesto costes sin precedentes contra el presidente ruso, Vladimir Putin, para quitarle los ingresos que necesita para financiar su guerra contra Ucrania”, agregó Biden en la red social.

Si bien las sanciones occidentales para castigar a Rusia han cerrado en gran parte los mercados europeos y estadounidense al oro ruso, la posición del G7 marcará una separación total entre Rusia y los dos principales centros comerciales del mundo, Londres y Nueva York.

Gracias al respaldo de Londres y al ser una pieza fundamental del comercio del oro del mundo, “la medida tendrá un alcance global y un enorme impacto en la capacidad de Rusia para recabar fondos”, según un comunicado adicional del Gobierno británico.

Esta medida formaliza una situación en la que los envíos entre Rusia y Londres se han reducido casi a cero desde que los países occidentales comenzaron las sanciones a Rusia por su invasión a Ucrania.

Cabe mencionar que la London Bullion Market Association estableció desde marzo que ya eliminó a las compañías de oro rusas de su lista de acreditaciones.

Asimismo, el propósito de la cumbre es ampliar las sanciones ya impuestas por Reino Unido, EE. UU., Japón y Canadá, es por eso que el primer ministro Boris Johnson tratará de convencer al resto del G7, es decir, los socios de la Unión Europea (UE), Alemania, Francia e Italia, a unirse a ese paso, según fuentes británicas.

Según Johnson, se debe “dar un golpe directo a los oligarcas rusos”, tocar “el corazón de la industria armamentística” del presidente Vladimir Putin, llegando así a ahogar sus fuentes de financiación.

De igual manera, la delegación de los tres socios de la UE presentes en la cumbre que se lleva a cabo en el castillo Elmau, están mirando con detenimiento estas posibles sanciones, aunque por ahora no hay decisiones al respecto.