ucrania

ONU desataca “cierto éxito” en los corredores humanitarios de la planta de Azovstal, Ucrania

El organismo informó que hasta la fecha se han completado dos convoyes de paso seguro y está en marcha un tercero.


El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, destacó “cierto éxito” en los corredores humanitarios acordados con Ucrania, Rusia y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para evacuar a civiles de la planta siderúrgica de Azovstal, en la ciudad de Mariúpol.

“Juntos, Naciones Unidas y el CICR están liderando una operación humanitaria de gran complejidad, tanto política como en términos de seguridad”, señaló ante el Consejo de Seguridad de la ONU, al tiempo que destacó la “coordinación y promoción” de las autoridades rusas y ucranianas.

Informó de que hasta la fecha se han completado dos convoyes de paso seguro. El primero de ellos arrancó el 3 de mayo con 160 civiles a bordo y la segunda se concretó en la noche del miércoles con 320 ucranianos de Azovstal y las inmediaciones.

Aseguró que “una tercera operación está en marcha”, aunque advirtió que la política de Naciones Unidas es la de no ahondar en los detalles de las operaciones “para evitar socavar el posible éxito”.

“Es bueno saber que incluso en estos tiempos de hipercomunicaciones, la diplomacia silenciosa todavía es posible y, a veces, es la única forma efectiva de producir resultados (...). Espero que la coordinación continua con Moscú y Kiev conduzca a más pausas humanitarias para permitir que los civiles pasen seguros de los combates y que la ayuda llegue a quienes la necesitan”, reconoció.

En materia alimentaria, el máximo representante de Naciones Unidas señaló que trasladó su preocupación al presidente ruso, Vladimir Putin, y al ucraniano, Volodímir Zelenski, acerca de la importancia de garantizar la seguridad alimentaria a nivel mundial.

“Necesitamos una acción rápida y decisiva para garantizar un flujo constante de alimentos y energía en los mercados abiertos, levantando las restricciones a la exportación, asignando excedentes y reservas a quienes los necesitan y abordando los aumentos de precios de los alimentos para calmar la volatilidad del mercado”, insistió.

En este sentido, dijo “ser claro” al vincular una “solución significativa a la inseguridad alimentaria” con la “reintegración” de la producción agrícola ucraniana y la producción de alimentos y fertilizantes rusa y bielorrusa en los mercados mundiales “a pesar de la guerra”.

“La guerra contra Ucrania no tiene sentido en su alcance, es despiadada en sus dimensiones e ilimitada en su potencial de daño global. El ciclo de muerte, destrucción, dislocación y perturbación debe detenerse. Ya es hora de unirnos y poner fin a esta guerra”, aseveró.

Planta siderúrgica de Azovstal
La ONU indicó que el primer convoy arrancó el 3 de mayo con 160 civiles a bordo y el segundo se concretó en la noche del miércoles con 320 ucranianos de Azovstal y las inmediaciones. - Foto: AP

Versiones contradictorias

Las informaciones sobre la acería en esta ciudad portuaria del sudeste de Ucrania son contradictorias.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que “sigue dispuesto” a garantizar una evacuación “segura” de los civiles, pero instó a Kiev a ordenar a los milicianos que siguen en la planta que “depongan las armas”.

El portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, afirmó que los corredores humanitarios “están funcionando” para evacuar a los civiles guarecidos en los kilométricos túneles de la acería, que según las autoridades locales serían unos 200.

Peskov también aseguró que el ejército ruso estaba respetando el alto el fuego, que según el anuncio oficial debería durar tres días.

Pero un alto consejero de la presidencia ucraniana, Olexiy Arestovich, indicó que los rusos que entraron en el complejo fueron repelidos, sin dar mayores detalles, alegando que las informaciones de que disponía eran contradictorias.

El subcomandante del batallón ucraniano Azov, Sviatoslav Palamar, dio parte en un video de “sangrientos combates” y acusó a las tropas rusas de “violar su promesa de tregua”.

Pese a las incertidumbres sobre la situación, la ONU anunció que un convoy de vehículos se dirigía a Azovstal, a donde debería llegar el viernes por la mañana, para proceder a la evacuación.

Planes de Putin contrariados por Occidente

La conquista total de Mariúpol, tras dos meses de asedio y bombardeos, sería una victoria importante para Rusia de cara al 9 de mayo, cuando Moscú celebra con un desfile militar la victoria sobre la Alemania nazi en 1945.

Los ucranianos temen que los rusos quieran organizar una marcha de la victoria en este estratégico puerto al sur del Donbás, una región ya ampliamente controlada por los separatistas prorrusos.

El portavoz del Kremlin admitió que la ayuda de las potencias occidentales a Ucrania “no permite concluir rápidamente la operación” militar, que se inició el 24 de febrero, dejando miles de muertos y forzando a millones de ucranianos a huir de sus hogares.

Pero, agregó Peskov, esa asistencia extranjera “no tiene la capacidad de impedir” que Rusia cumpla sus objetivos en la exrepública soviética, que tiene un gobierno prooccidental.

Hasta ahora, Moscú sólo puede reivindicar el control total de una ciudad ucraniana de envergadura, Jersón, en el sur.

*Con información de Europa Press y AFP

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.