estados unidos

Por muerte de un bebé, autoridades de Estados Unidos sacan del mercado dos millones de sillas para niños

Las autoridades de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor determinaron que el diseño de estas sillas y balancines comprenden algunos elementos que representan riesgo de estrangulación.


La trágica muerte de un bebé en Estados Unidos mientras permanecía en una silla mecedora ‘especial’, ha llevado a las autoridades de ese país a poner la lupa sobre este tipo de adminículos para el cuidado infantil, llevando a que, la Comisión de Seguridad de productos del Consumidor de Estados Unidos, dispusiera la pertinencia de penalizar y sacar del mercado algunas referencias de dichos elementos que permanecen dentro de la oferta a la que acceder personas en ese país y el resto del mundo.

Así, el pasado lunes, y en medio de un trabajo conjunto con las autoridades de Canadá, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE. UU. y Thorley Industries, anunciaron el retiro del mercado de cerca de dos millones de unidades de productos referencia MamaRoo que representan ingentes riesgos de accidentes para los bebés, teniendo en cuenta que, parte de las características de la silla mecedora, refieren a riesgos de enredos y estrangulaciones.

La industria Thorley Industries, conocida también como 4moms, dio a conocer, a través de un comunicado, la orden prevista por el ente de control, lo que además de los columpios, también incluye cerca de 220.000 balancines de referencia RockaRoo, refiriendo la importancia de que los padres que ya habían accedido a ellos, deben tener el suficiente espacio para estar pendientes de eventuales errores.

Sobre estas referencias, la entidad de control, también aclaró que es estima que, además de los elementos a recoger del mercado, se debe poner la lupa en el desempeño que tengan los 60.000 elementos MamaRoo y 10.000 RockaRoo que fueron vendidos.

Sobre la primera de las referencias, el MamaRoo, las autoridades lo refieren como un columpio que ofrece varios movimientos a los bebés, y que, en su modelo de arnés de tres puntos, no refiere la seguridad necesaria para los niños, lo que hace que este tenga que salir del mercado; medida que no opera para los balancines de la misma referencia que, por el contrario, si cuentan con un arnés de seguridad de cinco puntos.

A su vez, sobre el RockaRoo, el problema reviste en el riesgo que representan su sistema de seguridad, en tanto, debido a su naturaleza, cuando no está en funcionamiento, el sistema de cinturones queda expuesto, dando espacio a que eventualmente, un niño gateando por el lugar, genere una situación de riesgo al enredarse con estos.

Según recogen medios locales de Estados Unidos, en el marco de la investigación adelantada por los organismos reguladores, y que determinaron la salida del mercado de las referidas referencias, se conoció que el departamento de quejas de la compañía fabricante, ha recibido varios informes sobre ‘incidentes’ ocurridos con sus dispositivos que señalan el riesgo de sus elementos, mencionando incluso el caso de un bebé que falleció por asfixia, y de otro que requirió la intervención de su cuidador para evitar que el menor se ahorcara debido a que se quedó enredado con los cinturones o lazos de seguridad.

Otros espacios en los que se han referido problemas con el uso de estos productos, es el portal especializado Safer Products, donde unos padres de familia señalaron que su hijo había quedado atrapado entre las correas del columpio cuando gateaba en un sector próximo al aparato, obligando que, debido a las complicaciones del incidente, y la imposibilidad de desenredar al niño, los padres tuvieran que cortar las correas para liberarlo.

En los casos en los que padres de familia ya adquirieron el producto, la empresa 4moms habilitó una dirección para entregar a sus usuarios una alternativa de seguridad que servirá para prevenir esa clase de hechos derivados de las correas.

En ese sentido, también recomendó la pertinencia de que el elemento pueda ser puesto en un lugar seguro, sin el riesgo a que el niño pueda acceder a él.

Tras conocer la decisión del órgano regulador, la empresa 4moms, expidió un comunicado, en el que afirma que “estamos profundamente entristecidos por los dos incidentes que ocurrieron cuando los bebés se metieron debajo del asiento de los columpios MamaRoo desocupados. Después de investigar las circunstancias detrás de estos dos incidentes informados, 4moms decidió realizar un retiro voluntario en asociación con la CPSC”.

En ese sentido también anunciaron la entrega del kit de correas adicionales, con la que se espera que los padres de familia garanticen el debido funcionamiento de los elementos y la defensa de los niños.

En ese mismo sentido, la empresa se manifestó agradecida con los solidarios que han expresado su respaldo y confianza en la marca, señalando que no los defraudarán, y que trabajan en el desarrollo de elementos más seguros.

En el mismo orden de ideas, la empresa determinó líneas de atención para dar respuesta a las personas a las que se les han generado problemas para reportar los avances en el proceso 877-870-7390 de 8 a. m., a 5 p. m.

Según resume el ente de control, los elementos penalizados se difundieron a través de tiendas como BuyBuy Baby y Target de todo Estados Unidos, así como en la línea a través de 4moms.com y Amazon desde enero de 2010 hasta agosto de 2022 por entre $ 160 y $ 250 dólares

Sobre las referencias de los artículos sacados del mercado, en el caso del Mama Roo, la entidad de control precisa que número de modelo se encuentra en la parte inferior de la unidad, y corresponde a las referencias 4M-005; 1026 y 1037.

En el caso del RockaRoo la referencia aparece junto de la perilla analógica; cerca al botón de encendido para controlar el rango de movimiento del balancín. En ese caso, la referencia retirada del mercado es la 4M-012.

Modelos de mecedora retirados en EE. UU. tras estrangulamiento de bebé
Modelos de mecedora retirados en EE. UU. tras estrangulamiento de bebé - Foto: Twitter / CPSC / 4moms