estados unidos

Indignación en EE. UU.: pareja fue acusada de usar a sus hijos adoptados para grabar videos íntimos

La investigación adelantada por las autoridades del estado de Georgia permitió establecer que los niños abusados eran ‘legalmente’ los hijos adoptivos de la pareja de hombres que fue detenida.


Un nuevo caso de perversión ocupa los titulares de los principales medios de comunicación de Estados Unidos, siendo una acción en contra de menores de edad, un hecho que genera rechazo, y que ha despertado la indignación de la comunidad del Condado de Walton, en Georgia, luego de que una pareja de hombres que habitan en ese lugar fuera señalada de haber instrumentalizado a sus dos hijos adoptivos para la realización de videos de pornografía infantil.

Según precisaron medios locales, como el New York Post, los dos hombres detenidos, tras un operativo adelantado a finales del mes de julio, fueron identificados como William y Zachary Zulock, de 31 y 35 años, quienes se habrían aprovechado de la indefensión de los menores, para abusar sexualmente de ellos, en episodios que, además, eran grabados en video para posteriormente ser comercializados a través de redes dedicadas a dichos negocios ilegales.

De acuerdo con la información difundida por el Post, en un artículo publicado este 7 de agosto, la pareja de presuntos abusadores fue descubierta gracias a un operativo especial, adelantado por la Oficina del Sheriff del Condado de Walton, que a finales del mes de julio allanó una vivienda, en la que halló a un hombre descargando material relacionado con pornografía infantil, quien reveló la existencia de una red de proveedores, acusando además la existencia de la pareja de hombres que grababa ‘material casero’ que comprometía a los dos menores de edad víctimas.

La revelación hecha por este primer hombre, cuya identidad no fue revelada, sirvió de punta del iceberg para el descubrimiento de un entramado criminal aún más sombrío, pues, tras identificar la casa en la que se estaban adelantando los hechos abusivos y conseguir la orden de allanamiento, se pudo determinar, por documentos encontrados en el lugar, que William Dale Zulock, de 32 años, y Zachary Jacoby Zulock, de 35, eran pareja, y que además son, legalmente los padres adoptivos de los niños que usaban para su perversión.

Según detalla la reconstrucción de los hecho realizada por el Post, los agentes policiales de la Oficina del Sheriff del Condado de Walton, contaron en su operación con la compañía y apoyo de la División de Servicios para la Familia y el Niño del mismo, con el objetivo de resguardar y proteger a los dos menores ‘rescatados’ tras la operación.

Tras la aprehensión de la pareja de hombres responsables de la producción de contenido de pornografía infantil con sus propios hijos, estos fueron conducidos a una cárcel del condado de Walton, donde las autoridades judiciales les imputaron de una larga serie de cargos criminales, relacionados con los vejámenes cometidos en contra de los menores.

Según la recopilación de los cargos, revelada por las autoridades del Condado, la pareja fue señalada de los delitos de abuso infantil agravado, explotación sexual de un niño y tentación de un niño con fines indecentes.

En ese mismo sentido, uno de los dos adultos, también fue señalado del delito de abuso de menores, y ahora, la pareja, deberá ser escuchada y juzgada en los tribunales, en medio de un caso que se presume les entregará fuertes penas carcelarias.

Por su parte, los menores rescatados, permanecen bajo la custodia de las autoridades correspondientes de Estados Unidos, y fueron sometidos a diversos exámenes médicos y psicológicos.

Este caso se conoce apenas pocos días después de que las autoridades del estado de Florida, capturaran a una mujer y su expareja, señalados de haber desarrollado actividades de zoofilia por espacio de ocho años, abusando de su perro, y grabando sus actividades en video.

En el caso de lo ocurrido en Florida, pese a las evidencias encontradas, y a la gravedad de los hechos identificados, la pareja pudo recobrar su libertad, previo pago de una fianza de cerca de 21 millones de pesos colombianos.

La libertad otorgada bajo fianza a estas dos personas, generó una ola de insatisfacción a través de las redes sociales, donde se cuestionó si estos no representaban un riesgo para la sociedad, dado lo evidenciado.