mundo

¿Por qué California, Estados Unidos, está buscando empleados descendientes de esclavos?

Una ley aprobada exige a las agencias estatales que cambien los datos para incluir una categoría separada para los empleados afrodescendientes por linaje, es decir, aquellos que nacieron en hogares de esclavos.


En California, Estados Unidos, fue aprobado un proyecto de ley que busca beneficiar a los ciudadanos afrodescendientes que son descendientes de esclavos, con lo cual se busca mejorar sus condiciones a la hora de acceder a un empleo.

La iniciativa fue presentada por Chris Holden, miembro de la Asamblea Estatal de California, la cual tras su trámite fue aprobada y comenzará a ser aplicada.

La norma exige a las agencias estatales que cambien los datos para incluir una categoría separada para los empleados afrodescendientes por linaje, es decir, aquellos que nacieron en hogares de esclavos.

Para los defensores de la ley, esto ayudará a identificar y abordar las desigualdades que enfrentan desde hace tiempo por las comunidades afrodescendientes.

Incluso algunas de las personas que se beneficiarán de la norma señalaron que se trata de un modelo que se puede replicar por el gobierno federal, así como otros estados de ese país.

Para los descendientes de esclavos, especificar una categoría los beneficiará y les permitirá adquirir servicios específicos, especialmente cuando acceden a la actividad laboral.

El asambleísta Chris Holden explicó que la norma ya fue incluida al presupuesto estatal y comenzará a aplicarse en 2024.

Por su parte, Chris Lodgson, organizador principal de la Coalición por una California Justa y Equitativa, dijo que con la desagregación, prevista en la ley, se ayudará a identificar las disparidades en los ingresos, el crecimiento profesional, el liderazgo y los resultados de salud, de este sector de la población.

Igualmente, señaló que esto permitirá que el Estado reserve beneficios o programas específicos como compensación. “No puedes solucionar un problema hasta que lo ves, hasta que lo reconoces”, dijo al portal de noticias Axios.

“Una de las cosas fundamentales para la existencia de cualquier grupo es su identidad. Cuando usamos estas categorías grandes y amplias llamadas negro o afroamericano, no solo ocultamos las diferencias entre los grupos. Nos impide poder hacer algo al respecto”, señaló.

Aseguró que, además, es un primer paso para buscar una reparación de daños, ya que la ley busca reconocer a los descendientes de esclavos como un grupo distinto con necesidades diferentes.

Expertos han señalado que con la aprobación de esta norma, se podría abrir la puerta a posibles reparaciones en EE. UU., ya que ayuda a limitar la elegibilidad para la compensación estatal en los estadounidenses cuyos antepasados eran negros libres o esclavizados en el país durante el siglo XIX.

“Podemos hablar de dar reparaciones a los descendientes de esclavos, pero primero hay que averiguar quiénes son, tener una forma sensata y objetiva de identificar quiénes son. Ahí es donde entra en juego la desagregación de datos “, señaló Kamilah Moore.

Explicó que en los próximos dos censos, quedarán consignados datos desglosados para el grupo racial africano negro, no solo por escrito. “Es por eso que la ley de California es importante. Está sentando un precedente”, dijo.

Asiáticoestadounidenses de California presentan demanda por presunto prejuicio racial

De otra parte, un grupo de residentes asiáticoestadounidenses presentó una demanda colectiva contra el sheriff y otros funcionarios del condado de Siskiyou, al norte del estado de California.

De acuerdo con la querella, los funcionarios llevaron a cabo una “campaña generalizada para que se hostigue e intimide a quienes pertenezcan a la etnia Hmong y a otros estadounidenses de origen asiático”.

Según el documento que fue radicado ante la justicia del Estado, el 28 % de los conductores detenidos por el condado el año pasado eran asiáticoestadounidenses, a pesar de que representan solo el 2 % de la población adulta del condado.

Igualmente, se alega que los miembros de ese sector de la población tienen 25 veces más probabilidades de ser registrados durante los controles de tránsito que los conductores blancos.