Truss y Sunak protagonizarán este lunes el primer debate en Reino Unido.
Truss y Sunak protagonizarán este lunes el primer debate en Reino Unido. - Foto: AP y Leon Neal/Getty Images

reino unido

Posición frente a China: nuevo eje del debate entre Truss y Sunak, candidatos a suceder a Johnson en Reino Unido

Este lunes se llevará a cabo el primer debate oficial entre los dos candidatos que deberán luchar por la simpatía de cerca de 200.000 miembros de su partido en unas votaciones cuyo resultado se conocerá el 5 de septiembre.

Pocos días después de que los diputados Tory, miembros del Partido Conservador del Reino Unido, definieron los nombres de los dos candidatos finales en la carrera por suceder al actual primer ministro, Boris Johnson, en medio de una polémica por la no llegada hasta la final de la exministra de Defensa Penny Mordaunt, ha comenzado la puja por lograr conquistar al electorado, de cara a la justa final que se definirá en el mes de septiembre.

Precisamente, en el marco de esa pugna, han comenzado a surgir los señalamientos entre los candidatos, con el objetivo de erigirse como la mejor opción, bajo la estrategia de hacer notar las deficiencias del otro.

Uno de dichos argumentos que han comenzado a hacerse explícitos es la posición de los dos candidatos frente al papel que, en el contexto internacional, juegan países como China, lo que ha marcado la conversación, previo al primer debate televisado que cumplirán los aspirantes este lunes.

La pugna que sostendrán Truss y Sunak conocerá su resultado el próximo 5 de septiembre, cuando cerca de 200.000 miembros del Partido Conservador hubiesen expresado su voto, en unas elecciones internas que tendrán como fecha límite el próximo 2 de septiembre.

Pese a que durante el proceso, en el que los diputados iban decantando uno a uno un nutrido listado de aspirantes, el que lideró las votaciones fue Sunak, en los sondeos, tras conocerse los dos finalistas; quien lidera es la exministra Truss, teniendo en cuenta el perfil de los votantes, que en su mayoría responde a un grupo de electores masculinos de avanzada edad.

De lograr llegar al triunfo, la ministra Truss se convertiría en la tercera mujer en ocupar el cargo de primera ministra del Reino Unido, luego de que ya lo hicieran Margaret Thatcher y Theresa May.

Expectativa frente al primer debate

El primer debate entre los dos finalistas para la elección del sustituto de Boris Johnson, luego de su salida anticipada derivada de su renuncia en medio de una ola de escándalos, será este lunes a las 8:00 p. m., hora local, en un espacio que será transmitido a través de los medios públicos de ese país, es decir, la BBC.

A su turno, se prevé que el próximo martes, se realice otro a través del canal TalkTv; lo cuales servirán como antesala al comienzo de las votaciones.

Sobre Sunak, exministro de Finanzas y uno de los que inició la desbandada de ministros del gabinete Johnson, medios internacionales lo refieren como un exbanquero que, dentro de las filas conservadoras, es considerado del ala más moderada, que, sin embargo, ha demostrado posiciones férreas frente a temas como la migración.

Previo a este primer encuentro en el debate, Sunak calentó los ánimos afirmando que “la clase política había extendido demasiado tiempo la alfombra roja a Pekín”, considerando que se debía asumir una posición más firme frente a ese país, recordando que en el contexto internacional, ese país puede ser visto como “una amenaza a largo plazo”.

El ataque, además, es considerado como una referencia directa a Truss, en tanto ella es la encargada de los asuntos internacionales como ministra de Exteriores.

El aspirante afirmó a su vez que China ha adelantado prácticas que deberían ser mal vistas, señalando a ese país de “robar nuestras tecnologías e infiltrarse en nuestras universidades”.

En ese sentido, el aspirante Sunak advirtió que, de ser elegido, propenderá por cerrar 30 Institutos Confucio establecidos en el Reino Unido; recordando que dichas instituciones cuentan con financiación directa del régimen de Xi Jinping y denunciando que estos “tienen como objetivo promover el idioma y la cultura del gigante asiático”, añadiendo que detrás de la promoción cultural se desarrolla un proyecto de ‘propaganda y espionaje’.

En ese contexto, el exministro de Finanzas también apuntó a referirse al actual escenario de la guerra en Ucrania, acusando a China de “apoyar la invasión a Ucrania” por parte de Rusia, refiriendo que el régimen de Pekín ha ayudado a Rusia a salir avante pese a las sanciones de occidente, afirmando que dicha financiación se ha hecho a través de la compra de petróleo producido por ese país.

El aspirante también dijo que China adelanta operaciones de intimidación para coartar la actuación de algunos de sus estados vecinos, señalando lo ocurrido en Taiwán.

En declaraciones recogidas por medios internacionales, también se da cuenta de otras afirmaciones de Sunak, en las que afirma que China “tortura, detiene y adoctrina a su propia gente, sobre todo en Xinjiang y Hong Kong, violando los derechos humanos”.

Por lo anterior, el aspirante afirmó que trabajará para evitar “que China se apodere de nuestras universidades y proporcionaré a las empresas e instituciones públicas del Reino Unido la ciberseguridad que necesitan”.

En ese sentido, el aspirante afirmó que adelantará una alianza con la Otan, a través de la que buscará hacer frente a los ‘ciberataques de China’.

De igual manera, destacó el rol que jugaría el MI5, servicio de inteligencia británico, para capacitar a empresas y universidades en pro de contrarrestar las eventuales acciones de espionaje por parte de Pekín.

China no se quedó callada

Tras conocer las aseveraciones por parte del aspirante a suceder a Boris Johnson, el Gobierno de Pekín, a través de su portavoz, se refirió a los señalamientos pidiendo a los políticos “evitar comentarios irresponsables”

En contravía a Sunak, los señalamientos sobre complacencia a favor de Pekín, también fueron emanados desde el ministerio de Asuntos Exteriores, en donde la portavoz afirmó que, durante su paso por la cartera de Finanzas, el ahora aspirante a premier, había presionado para firmar un acuerdo económico con China.

*Con información de AFP