Home

Mundo

Artículo

Xi Jinping, presidente de China junto a Vladímir Putin, presidente de Rusia.
Xi Jinping, presidente de China junto a Vladímir Putin, presidente de Rusia. - Foto: AFP

mundo

Putin y Xi Jinping se elogian mutuamente en reunión de potencias contra Occidente

Ambos mandatarios consideraron que Estados Unidos y Occidente, en general, estaban provocándolos constantemente.

Los presidentes Vladimir Putin (Rusia) y Xi Jinping (China) se reunieron este jueves en la ciudad uzbeka de Samarcanda por primera vez desde el inicio del conflicto en Ucrania y se felicitaron de sus relaciones como “grandes potencias” como un contrapeso a Occidente.

Sentados uno frente a otro, y rodeados de sus asesores, los dos líderes se reunieron previamente a la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), que contará también con los líderes de India, Pakistán, Turquía, Irán y otros países. Para el presidente chino se trata además de su primera salida al exterior desde los primeros días de la pandemia de la covid-19.

Para Putin, la cumbre es una oportunidad de demostrar que Rusia no puede quedar aislada internacionalmente a pesar de la invasión de Ucrania, donde sus tropas encajaron en los últimos días importantes reveses militares

“China está dispuesta a hacer esfuerzos con Rusia para asumir su responsabilidad de grandes potencias, y tomar el papel de guía para inyectar estabilidad y energía positiva en un mundo caótico”, dijo Xi a Putin durante su reunión. El presidente ruso criticó por su lado a Estados Unidos, que lidera la ayuda militar a Ucrania, así como las sanciones internacionales contra Moscú.

Vladimir Putin
El presidente ruso, Vladímir Putin, quien criticó duramente a occidente por la actuación durante la guerra en Ucrania. - Foto: AFP

“Los intentos de crear un mundo unipolar han cobrado recientemente una forma absolutamente fea y son completamente inaceptables”, declaró Putin. “Apreciamos mucho la posición equilibrada de nuestros amigos chinos en lo que concierne a la crisis ucraniana”, añadió.

El presidente ruso reiteró el apoyo de Moscú a Pekín respecto a Taiwán, donde las visitas de funcionarios estadounidenses en las últimas semanas provocaron la ira china. “Condenamos la provocación de Estados Unidos”, dijo, subrayando que Moscú se adhiere al principio de “una sola China”, según el cual Taiwán es parte integrante del territorio chino.

Como señal de su acercamiento frente a las tensiones occidentales, navíos rusos y chinos efectuaron el jueves una patrulla conjunta en el océano Pacífico para “reforzar su cooperación marítima”. Según indicaron este jueves medios estatales en Pekín, citando al presidente Xi, China está dispuesta a apoyar con Rusia “los intereses fundamentales” de ambos países.

China no ha respaldado hasta ahora abiertamente la guerra en Ucrania, pero ha desarrollado vínculos económicos y estratégicos con Rusia en estos meses de conflicto y Xi ha expresado su apoyo a la “soberanía y seguridad” del gigante euroasiático.

Xi Jinping, junto a Putin advirtieron a occidente por las "provocaciones" que han hecho contra China y Rusia. - Foto: afp

Alternativa a Occidente

Esta reunión es la primera que mantienen Xi y Putin desde que se reunieran en Pekín en febrero para los Juegos Olímpicos de Invierno, poco antes de que Rusia lanzara su ofensiva sobre Ucrania. Entonces ambos celebraron una amistad “sin límites”.

El presidente chino también se reunió en Uzbekistán con su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko, que le agradeció el “apoyo” de Pekín “en estos tiempos difíciles”. Bielorrusia es un aliado cercano de Rusia y miembro de la OCS como observador. Tras este viaje, Xi podrá exhibir sus credenciales como dirigente global antes del importante congreso del Partido Comunista en octubre, en el que busca un tercer mandato.

La cumbre principal de la OCS tendrá lugar el viernes, pero el evento que generaba más interés era la reunión entre los líderes de Rusia y China. La OCS, conformada por China, Rusia, India, Pakistán, Kazajistán, Uzbekistán, Kirguistán y Tayikistán, se fundó en 2001 como una organización política, económica y de seguridad para rivalizar con las instituciones occidentales.

“La OCS ofrece una alternativa real a las organizaciones Occidente-céntricas”, había dicho esta semana el asesor de política exterior del Kremlin, Yuri Ushakov. No es una alianza militar formal como la Otan ni un bloque integrado como la Unión Europea, pero sus miembros trabajan juntos en cuestiones de seguridad, cooperación militar y promoción del comercio.

*Con información de AFP.