mundo

Regulador europeo EMA avaló vacuna de Johnson & Johnson como dosis de refuerzo

En un comunicado, la EMA advirtió que se debe respetar el plazo de los dos meses tras las primeras dosis, aplicadas a personas mayores de 18 años.


La Agencia de Medicamentos EMA aseguró este miércoles que la vacuna contra la covid-19 de Johnson & Johnson puede ser utilizada para dosis de refuerzo, siempre y cuando respete el plazo de los dos meses tras las primeras dosis, aplicadas a personas mayores de 18 años.

“La recomendación tiene lugar tras datos que muestran que una dosis de refuerzo de la vacuna anticovid-19 Janssen administrada al menos dos meses después de la primera dosis en los adultos provocó un aumento de los anticuerpos contra el SARS-CoV-2″, indicó la EMA en un comunicado.

“El riesgo de trombosis en asociación con una trombocitopenia u otros efectos indeseables muy raros tras un refuerzo no es conocido y es objeto de un atento seguimiento”, precisó la EMA.

Se trata del tercer fármaco después de los de Pfizer/BioNTech y Moderna en obtener aprobación de la UE como dosis de refuerzo en adultos.

La EMA, con sede en Ámsterdam, recomienda su administración al menos dos meses después de la inyección de la dosis única de la vacuna Janssen de Johnson & Johnson.

El Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la EMA también concluyó que la vacuna de Johnson & Johnson puede administrarse como refuerzo tras una de las dos vacunas de ARN mensajero autorizadas por la UE (Pfizer y Moderna).

Las autoridades sanitarias europeas defienden que la administración de una dosis de refuerzo de un fármaco distinto al recibido inicialmente genera en algunos casos una respuesta inmunitaria más fuerte.

Hasta ahora, la EMA ha aprobado cuatro vacunas para adultos en la Unión Europea: las de ARN mensajero de Pfizer y Moderna y las de vector viral de AstraZeneca y Johnson & Johnson.

Estudio asegura que Vacuna de Johnson y Johnson perdería protección de los anticuerpos

Con la aparición del primer caso de ómicron en Sudáfrica hace unos meses, los diferentes laboratorios epidemiológicos del mundo se encuentran analizando, a contrarreloj, los efectos de esta nueva cepa que la OMS asegura se propaga con mayor velocidad que las otras.

Así mismo, se ha buscado comprobar la efectividad que tienen las vacunas contra la variante ómicron que ya circula en más de 50 países en el mundo. En este sentido, un nuevo estudio subraya que la vacuna de Johnson & Johnson perdería protección de los anticuerpos contra ómicron.

Según un análisis, hecho en Sudáfrica, la vacuna de J&J prácticamente no produjo protección de los anticuerpos contra la variante, lo que demuestra que ómicron tiene una capacidad para sortear un grupo de defensas del cuerpo bastante representativo, según contó Bloomberg.

De acuerdo con Penny Moore, viróloga sudafricana y profesora de la Universidad de The Witwatersrand de Johannesburgo, la vacuna puede proporcionar algún mecanismo de defensa contra la nueva cepa pero los hallazgos son consistentes con otros estudios que muestran una pérdida de efecto de las vacunas contra la covid-19 contra la nueva cepa.

En el caso de Johnson & Johnson, la debilidad contra la nueva cepa parece ser la protección de anticuerpos. Según Moore, se realizaron varios experimentos con plasma sanguíneo de las personas que han recibido vacuna de Pfizer y Johnson y Johnson que permiten comprobar que la medida de los niveles de anticuerpos baja dramáticamente en exposición con la variante de la covid-19.

Según la experta, y lo contado por Bloomberg, “ómicron exhibe un escape inmunológico sustancial de los anticuerpos pero la situación es más alarmante para la vacuna J&J; no hubo neutralización detectable en nuestro ensayo”.

Sin embargo, si bien la variante ómicron podría estar reduciendo el efecto de las vacunas, Moore aseguró que es probable que las inoculaciones mantengan la protección contra el desarrollo más grave de la enfermedad.

De hecho, un estudio arrojó que el uso de la vacuna de Jansen contra la covid-19, de la farmacéutica internacional Johnson & Johnson, como refuerzo para las personas quienes tomaron la inmunización con Pfizer, apunta a un resultado satisfactorio; la respuesta que da este refuerzo es alta y puede proteger contra enfermedades graves, según investigadores.