Home

Mundo

Artículo

Coronavirus Reino Unido
La medida regirá para cualquier persona mayor de 12 años. (Foto de Daniel LEAL / AFP) - Foto: AFP

coronavirus

Reino Unido exigirá prueba negativa para entrar al país por variante ómicron

La medida fue mal acogida por el sector turismo. Distintos países le han salido al paso a la llegada de la nueva variante.

La cepa B.1.1.529 de coronavirus, llamada ómicron, es una variante “preocupante” al igual que la también dominante delta y las detectadas anteriormente: alfa, beta y gamma, declaró la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta semana.

Se trata de una nueva cepa que ya ha llegado a Japón, India, Arabia Saudita, Nigeria, Brasil, entre otros países de diversos continentes, mientras se propaga generando temor y una avalancha de medidas en un mundo cansado por dos años de una pandemia que deja más de 5,2 millones de muertos, aunque la OMS no tiene hasta ahora constancia de ningún deceso causado por la variante ómicron.

Los distintos países le han salido al paso a la llegada de la nueva variante, generando la imposición de nuevas medidas a su turno. En el caso de Reino Unido, que en principio había anunciado que solo se exigiría una prueba antigénica dos días después de la llegada de los viajeros, y no se requería aislamiento hasta que se obtuvieran los resultados, este domingo informó sobre las nuevas medidas que comenzarán a regir en el país que hoy está bajo el mando de Boris Johnson.

El Gobierno británico anunció que las personas que viajen a Reino Unido deberán presentar un test negativo antes de partir con el objetivo de frenar la propagación de la nueva variante ómicron, una medida que provocó el descontento del sector turístico.

A partir del martes a las 04H00 (locales y GMT), “cualquier persona de más de 12 años que quiera viajar a Reino Unido deberá presentar un test negativo (antígeno o PCR)” efectuado máximo 48 horas antes de partir, para “frenar la importación de la nueva variante”, precisó el ejecutivo en un comunicado el sábado por la noche.

Se trata de una nueva obligación que fue muy mal acogida por la industria del turismo, que apenas empezaba a mostrar signos de recuperación tras el impacto de la pandemia. Clive Wratten, director de la Business Travel Association, calificó de “mazazo” esta nueva medida restrictiva para el sector, mientras que Tim Alderslade, de la asociación de compañías aéreas Airlines UK, la consideró “prematura”, a falta de tener todos los datos clínicos sobre ómicron.

“Ya sé que es una carga para la industria del viaje pero hemos hecho enormes progresos en este país”, con cerca de 81 % de mayores de 12 años vacunados y una dosis de refuerzo administrada a 34 % de la población elegible, replicó el viceprimer ministro Dominic Raab, en Sky News.

“Debemos tomar medidas precisas para impedir que la nueva variante se implante en el país y cree un problema aún mayor” aseguró Raab. Hasta el momento, Reino Unido ha detectado 160 casos de la variante ómicron.

Variante ómicron

Christian Lindmeier, portavoz de la OMS, en Ginebra, dijo: “No he visto ninguna información sobre muertes vinculadas con ómicron”. A la par, advirtió que “tendremos seguro más casos, más informaciones y, ojalá que no, posiblemente fallecidos”. En ese sentido, el organismo internacional considera “elevada” la probabilidad de que ómicron se extienda por todo el mundo, aunque hay muchas incógnitas sobre su peligrosidad y transmisibilidad.

Una nueva alerta emitió el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante su conferencia de prensa de este miércoles primero de diciembre, en la que aseguró que la nueva variante del coronavirus se está diseminando por más de veinte países de las Américas.

El funcionario afirmó que es comprensible que la aparición de la cepa ómicron haya captado la atención mundial. “Al menos 23 países de cinco de las seis regiones han notificado a la OMS sobre casos de ómicron, y esperamos que ese número aumente”, dijo Adhanom Ghebreyesus.

Desde que Sudáfrica informó de su aparición la semana pasada, más de dos docenas de países de los cinco continentes detectaron casos, en su mayoría importados, aunque Estados Unidos y Australia ya dieron cuenta de infecciones locales.

*Con información de AFP.