Tendencias
Tras la crisis parlamentaria en Italia, el primer ministro, Mario Draghi, presentó su renuncia.
Tras la crisis parlamentaria en Italia, el primer ministro, Mario Draghi, presentó su renuncia. - Foto: AP Photo/Andrew Medichini

italia

Renunció el primer ministro de Italia, Mario Draghi

Uno de los escenarios más probables en el panorama italiano es el llamado a unas elecciones parlamentarias anticipadas, las cuales, favorecerían al movimiento Hermanos de Italia, lo que genera incertidumbre en el escenario de la UE.

En medio de la crisis parlamentaria que llevó a que la unidad del gobierno del primer ministro Mario Draghi se rompiera con la salida de tres partidos claves de la coalición, este jueves, 21 de julio, el funcionario hizo oficial su renuncia al cargo.

Draghi, quien otrora fue reconocido como presidente del Banco Central Europeo, hizo oficial su renuncia, luego de que en una nueva votación, en la que se buscaba ratificar las mayorías que le respaldaban, otros dos partidos se sumaran al M5S, movimiento antisistema, absteniéndose de participar en las votaciones de una moción de confianza al gobierno del primer ministro.

La salida de Draghi tuvo impacto inmediato en los mercados, al avizorarse un nuevo panorama incierto para Italia, la tercera economía más fuerte de la Unión Europea, que ahora, tras el desmoronamiento de las mayorías de la coalición de gobierno y tan solo 17 meses después de que el primer ministro asumiera su mandato, tendría que llamar a elecciones anticipadas en el mes de octubre.

La renuncia presentada por Draghi, este jueves, es la reiteración de lo expresado una semana atrás, cuando el funcionario declaró su deseo de dimitir, al evidenciarse el retiro del apoyo del M5S, lo que rompía con la coalición, siendo además el partido con las mayor participación en el parlamento.

En aquella ocasión, la renuncia del 14 de julio no fue aceptada por el presidente de su país, Sergio Mattarella, quien lo llamó a presentarse ante el Parlamento para ratificar sus mayorías y comenzar un nuevo proceso de gobierno; no obstante, en lo ocurrido el 20 de julio, se evidenció que dichas mayorías ya no existían.

Tras hacer pública su renuncia, a través de un comunicado, Draghi afirmó que permanecerá en el poder de manera transitoria, para ocuparse de los ‘asuntos corrientes’.

Aunque la renuncia del primer ministro se anunció el día de ayer, tras la votación a la que ni siquiera esperó los resultado, Draghi solamente presentó su dimisión hasta este jueves, después de solicitar que se suspendiera la sesión en el Parlamento, para dirigirse al palacio presidencial del Quirinal, y comunicar oficialmente su decisión al presidente Mattarella.

De acuerdo a las leyes de su país, lo que procede luego de la renuncia del primer ministro es que el jefe de Estado, en este caso el presidente Mattarella, abra un proceso que posiblemente desemboque en elecciones parlamentarias anticipadas, que se realizarían, en caso de ser así, en el mes de octubre.

Los dos partidos que se sumaron el pasado miércoles al M5S, y retiraron su respaldo a Draghi, fueron Forza Italia, de Silvio Berlusconi, y La Liga, de Matteo Salvini.

Tras la anunciada dimisión de Draghi, quien había llegado al poder en 2021 con la esperanza de impulsar un cambio en diversos aspectos críticos de la vida italiana, los medios de comunicación locales han calificado lo ocurrido como una “vergüenza”; como titula el diario La Stampa, o “Italia Traicionada”; como titula La Repubblica, teniendo en cuenta que el primer ministro cuenta con amplia favorabilidad en los ciudadanos, quienes, según sondeos recogidos por medios internacionales, han manifestado su deseo de que el gobierno actual siga su camino.

Un panorama incierto

Frente a la posibilidad de que se tengan que llamar a elecciones parlamentarias anticipadas en Italia, medios internacionales describen un panorama incierto para la política de ese país, en tanto la falta de claridad sobre los resultados que podrían derivar de ello.

La colectividad que comenzó la crisis, el M5S, había impulsado su deslave de la coalición de gobierno, buscando recuperar su popularidad al ejercer la oposición; no obstante, en el panorama actual, su favorabilidad está en baja.

En ese mismo sentido, las otras dos colectividades que dieron la espalda a la coalición, La Liga y Forza Italia, movimientos de derecha, habían dado un paso al costado después de manifestar que no deseaban seguir haciendo parte de esta, al lado del Movimiento 5 Estrellas.

El inconformismo del M5S también fue señalado en virtud de que algunas de las políticas impulsadas por Draghi les resultaban ‘contrarias a sus principios’, criticando que este desmontara una serie de políticas implantadas en el otrora gobierno de Giuseppe Conte, uno de sus directivos, quien también había dimitido al cargo de primer ministro.

De acuerdo con el panorama, los favorecidos con el llamado a las elecciones anticipadas, podrían ser los partidos de derecha como el movimiento Fratelli d’Italia (Hermanos de Italia), liderado por Giorgia Meloni, que, de acuerdo con los sondeos, presenta las más altas tasas de intención de voto.

La eventual llegada de Meloni al Gobierno de Italia genera una serie de preocupaciones en el contexto europeo, pues, recogiendo una intención de voto cercana al 25 %, la política ha mostrado una posición crítica frente a la Unión Europea, planteando una revisión de los tratados y sugiriendo que el órgano sea cambiado por un modelo de “confederación de estados soberanos”.

Desde la Unión Europea, varias voces se han mostrado críticas frente a lo sucedido en Italia, manifestando la pertinencia y deseo de que Draghi pudiese seguir frente a las riendas del país.

Según los indicadores económicos recogidos por la Agencia AFP, con el anuncio de la dimisión de Draghi, “el costo de la deuda de Italia volvió a subir y la Bolsa de Valores de Milán cerró con una caída de 1,6 % el miércoles”.