estados unidos

Revisaron hasta su caja fuerte: esto es lo que busca el FBI sobre Donald Trump en su palacio de Mar-A-Lago

“Semejante asalto solo podría ocurrir en países quebrados del Tercer Mundo. Lamentablemente, Estados Unidos se ha convertido en uno de esos países”, dijo el expresidente. ¿Qué es lo que guarda el magnate en la llamada Casa Blanca de invierno?


El expresidente Donald Trump publicó, muy a su estilo, un mensaje que generó un revuelo en los Estados Unidos. “Estos son tiempos oscuros para nuestra nación, ya que mi hermosa casa, Mar-A-Lago en Palm Beach, Florida, está actualmente sitiada, allanada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI”, dijo en un comunicado publicado en su red social Truth.

Imágenes aéreas mostraron autos policiales fuera de la propiedad. Simpatizantes del exgobernate también se congregaron en el sitio ondeando afiches y banderas de Estados Unidos con el rostro de Trump. “Es una mala conducta procesal”, indicó Trump y la consideró “un ataque de los demócratas de la izquierda radical que desesperadamente no quieren que me postule a la presidencia en 2024″.

“Semejante asalto solo podría ocurrir en países quebrados del Tercer Mundo. Lamentablemente, Estados Unidos se ha convertido en uno de esos países”, afirmó. “¡Incluso entraron en mi caja fuerte!”, aseguró Trump, quien según el diario The New York Times no estaba en el lugar.

Detrás de esa operación liderada por el FBI no parece cernirse ningún atropello. El expresidente está siendo investigado judicialmente en Estados Unidos por cuenta de los vergonzosos y peligrosos hechos que sucedieron cuando dejó el poder. Como se recordará, Trump nunca aceptó la derrota contra Joe Biden. Y se ha venido probando que fue él quien movilizó a miles de personas a Washington para poner la ciudad en jaque.

El resort Mar-a-Lago del expresidente estadounidense Donald Trump en Palm Beach, Florida, EE. UU., el 8 de febrero de 2021. REUTERS/Marco Bello/File Photo
Mar-a-Lago. REUTERS/Marco Bello/File Photo - Foto: REUTERS

En ese proceso, su “hermosa Mar-A-Lago” tiene mucho que ver. Los Archivos Nacionales dijeron en febrero que habían recuperado 15 cajas de documentos de la propiedad de Trump en Florida. Según el diario The Washington Post, había textos altamente clasificados que Trump se llevó de Washington tras su derrota en las elecciones de 2020.

Los documentos y recuerdos -que también incluían correspondencia del expresidente Barack Obama- deberían haber sido entregados por ley al final de la presidencia de Trump, pero en cambio acabaron en su complejo de Mar-a-Lago.

La recuperación de las cajas suscitó dudas sobre el cumplimiento de Trump de las leyes sobre registros presidenciales promulgadas tras el escándalo Watergate de los años setenta, que exigen a presidentes preservar los registros relacionados con la actividad de su administración.

Los Archivos Nacionales solicitaron entonces que el Departamento de Justicia abriera una investigación sobre las prácticas de Trump.

¿Buscó Trump eliminar las evidencias?

El personal de la Casa Blanca también descubrió regularmente fajos de papel que atascaban los inodoros, lo que les llevó a creer que Trump trató de deshacerse de ciertos documentos, según un libro de próxima publicación de Maggie Haberman, periodista de The New York Times.

Desde que tomó su último vuelo del Air Force One de Washington a Florida el 20 de enero del año pasado, Trump sigue siendo la figura más polarizante del país, continuando su campaña sin precedentes para sembrar la falsedad de que realmente ganó las elecciones de 2020.

BEDMINSTER, NEW JERSEY - JULY 31: Former U.S. President Donald Trump is seen on the first tee during day three of the LIV Golf Invitational - Bedminster at Trump National Golf Club Bedminster on July 31, 2022 in Bedminster, New Jersey. (Photo by Jonathan Ferrey/LIV Golf via Getty Images)
ey. (Photo by Jonathan Ferrey/LIV Golf via Getty Images) - Foto: via Getty Images

Durante semanas, Washington ha estado pendiente de las audiencias en el Congreso sobre el ataque al Capitolio el 6 de enero por una turba de partidarios de Trump y sus intentos de anular las elecciones. El Departamento de Justicia estadounidense también está investigando el ataque.

Pero el fiscal general Merrick Garland aún no ha señalado a ningún culpable. “Tenemos que hacer rendir cuentas a todas las personas que sean penalmente responsables de intentar anular unas elecciones legítimas”, dijo recientemente, subrayando que “ninguna persona está por encima de la ley”.

Los esfuerzos por anular los resultados de las elecciones de 2020 también están siendo investigados en el estado de Georgia, mientras que sus prácticas empresariales están siendo investigadas en Nueva York. El magnate inmobiliario aún no ha declarado oficialmente su candidatura para las elecciones presidenciales de 2024, aunque en los últimos meses ha mostrado fuertes indicios de que está en sus planes.

En momentos en que el índice de aprobación del presidente demócrata Joe Biden está por debajo del 40 % y que se prevé que los demócratas pierdan el control del Congreso en las elecciones de mitad de mandato de noviembre, Trump parece optimista de que podría aprovechar la ola republicana para regresar a la Casa Blanca en 2024. Su momento más clave, por ahora, las elecciones parlamentarias de noviembre.

En Estados Unidos es difícil pensar en Donald Trump y no pensar también en Mar-a-Lago. La simbólica propiedad fue siempre el eje de muchas de sus operaciones e incluso de sus polémicas. Se ha dicho que allá iba a refugiarse Melania en los tiempos más aciagos de su relación con el magnate y también que allá fue Trump como primer mandatario a esconder documentos secretos, cuando vivía las duras y las maduras en la Casa Blanca en Washington.

Mar-a-Lago, así es la Casa Blanca de invierno de Trump

Mar-a-Lago es ante todo símbolo de opulencia. La revista Vanity Fair lo describe como mucho más fastuoso e impresionante que el ya excéntrico apartamento de Donald Trump en Manhattan. Un vasto penthouse con una vista envidiable al Central Park.

Se trata de un complejo enorme. La publicación, especializada en los temas de los más millonarios del mundo, asegura que se trata de un un “club superexclusivo al que solo pueden acceder determinadas personas de la esfera del presidente. A pesar de todas las facilidades y privacidad que tienen, la piscina o el spa no son privados, aunque solo lo tienen que compartir con otros miembros del selecto club de golf. A fecha de 2005, los socios del club pagaban 70.000 euros de cuota de inscripción y otros 4.000 anuales”.

Trump casa Mar a Lago
El expresidente Donald Trump dice que el FBI está investigando su propiedad Mar-a-Lago. (Greg Lovett/The Palm Beach Post via AP, File) - Foto: AP / REUTERS

El diario The City Journal cuenta que Trump escuchó por primera vez sobre Mar-a-Lago a través de un taxista durante un viaje por Palm Beach y supo en ese momento que tenía que tenerlo. “Para el ostentoso magnate inmobiliario, el complejo representaba un trofeo”, sostiene el artículo. El magnate ofreció 15 millones de dólares por la mansión.

Como no se la vendieron por ese precio, Trump compró la casa del frente y amenazó con tapar la espectacular vista a las playas del lugar. Logró adquirirla así.

Según cuenta el diario Expansión, la propiedad comprende ocho hectáreas de terreno situadas entre el océano y el lago Worth. Y de ahí nació su nombre. “Se comenzó a construir en 1923 una casa de color rosa flamenco de 118 estancias, entre ellas un gran salón de baile donde reunía a la crème de la crème de la sociedad norteamericana que gustaba pasar los inviernos bajo el sol de Florida”, cuenta el medio.

Los detalles de su construcción estuvieron llenos de lujos e incluso cuentan que Walt Disney en persona diseñó las habitaciones de los niños de la primera familia que la habitó, encabezada por su matrona, Marjorie Merriweather Post. La mujer mandó traer del extranjero casi todo el material para levantar el lugar.

Mar a Lago
(AP Photo/Wilfredo Lee, File) - Foto: AP

“Se trajeron desde Italia toneladas del mejor mármol, de una vieja casa cubana más de 20.000 tejas de barro cocido. De España se importó una valiosa colección de unos 36.000 azulejos antiguos, algunos de los siglos XV y XVI. De Holanda llegaron tapices de la escuela flamenca. El techo de uno de los salones es copia del de la Academia de Venecia y no es el único cubierto enteramente con pan de oro”, agrega Expansión.

Desde el pasado 20 de enero, tras la atropellada salida del poder de su gobierno, Trump decidió mudarse al lugar. “Estos son tiempos oscuros para nuestra nación, ya que mi hermosa casa, Mar-A-Lago en Palm Beach, Florida, está actualmente sitiada, allanada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI”, dijo en un comunicado publicado en su red social Truth.

El resort Mar-a-Lago del expresidente estadounidense Donald Trump en Palm Beach, Florida, EE. UU., el 8 de febrero de 2021. REUTERS/Marco Bello/File Photo
. REUTERS/Marco Bello/File Photo - Foto: REUTERS

“Es una mala conducta procesal”, dijo Trump y la consideró “un ataque de los demócratas de la izquierda radical que desesperadamente no quieren que me postule a la Presidencia en 2024″.

*Con información de AFP.