Home

Mundo

Artículo

Llamas azules del quemador de la estufa de gas. Foto de alta resolución de llamas azules de una estufa de gas de cocina.
Desde el inicio de la invasión de Rusia a Ucrania Moscú redujo significativamente sus entregas de gas. - Foto: posteriori/Getty Images

mundo

Rusia culpa a las sanciones occidentales por el cese de suministro de gas a Europa

El gasoducto Nord Stream es crucial para el abastecimiento de países europeos, que temen una crisis energética este invierno.

El Kremlin afirmó este lunes que el cese del suministro de gas ruso hacia Alemania a través del estratégico gasoducto Nord Stream era responsabilidad únicamente de Occidente, porque supuestamente sus sanciones impiden el mantenimiento de las infraestructuras gasíferas.

Los problemas de bombeo (de gas) aparecieron a raíz de las sanciones de los Estados occidentales. No hay ninguna otra razón a esos problemas”, aseguró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Las declaraciones llegan unos días después del cierre total de Nord Stream, un gasoducto crucial para el abastecimiento de los países europeos, que temen una crisis energética este invierno. “Son estas sanciones (...) las que han llevado a la situación que estamos viendo ahora”, agregó.

El portavoz del Kremlin también rechazó “categóricamente” los “incesantes intentos” de Occidente de “trasladar la responsabilidad y la culpa” a Moscú. “Occidente, en este caso la Unión Europea, Canadá y el Reino Unido, es responsable de que la situación haya llegado a tal punto”, afirmó el portavoz del Kremlin.

Dmitri Peskov volvió a justificar el cese de los envíos de gas ruso a Alemania a través del gasoducto Nord Stream, anunciado el pasado viernes, por el “importante mantenimiento” que, según dijo, requería la última turbina que funcionaba hasta ahora.

Por su parte, Mikhail Ulyanov, representante permanente de Rusia ante las Organizaciones Internacionales en Viena, también insistió en que Rusia era un proveedor confiable de energía a pesar de haber cortado el suministro de gas a Europa.

“¿Ha habido alguna vez señales de que Rusia era un proveedor de energía poco confiable, incluso en la última década? Proporcione ejemplos. En lo que respecta a la situación actual, no es Rusia quien comenzó a socavar las relaciones comerciales y económicas normales, incluso en el campo de la energía”, escribió a través de Twitter.

Además, en otro trino dijo que no cuestionaba “el derecho de Alemania a elegir o cambiar proveedores de energía” y que era “absolutamente inapropiado tratar de justificar las decisiones pertinentes motivadas políticamente (no comercialmente) cuestionando la confiabilidad de Rusia como proveedor”.

Aunque el gasoducto Nord Stream, que lleva el fluido a Alemania, debía reabrir este fin de semana, después de tres días de suspensión de entregas por “trabajos de mantenimiento”, el pasado viernes se informó que se detectaron “fugas de aceite” en una turbina y que el aprovisionamiento quedará “totalmente suspendido” hasta su reparación, sin avanzar ninguna fecha.

Poco antes, el Kremlin había indicado que la reapertura estaba “amenazada” por falta de piezas de repuesto para las instalaciones, debido a las sanciones impuestas por los países occidentales contra Moscú por su ofensiva militar en Ucrania.

Con esta obra se garantiza el suministro de gas natural para todos los sectores en cualquier zona de Colombia
El pasado viernes se detectaron “fugas de aceite” en una turbina por lo que el aprovisionamiento quedará “totalmente suspendido” hasta su reparación. - Foto: Promigas

Mientras que el fabricante de turbinas Siemens Energy afirmó que una fuga de aceite no justificaba cerrar el gasoducto. “Este tipo de fugas no suelen afectar el funcionamiento de una turbina y pueden sellarse in situ”, dijo la compañía en un comunicado.

Desde el inicio de la invasión de Rusia a Ucrania, a finales de febrero, Moscú redujo significativamente sus entregas de gas a los países europeos, en respuesta a las sanciones occidentales. Por su lado, los países occidentales acusan a Rusia de utilizar el gas “como un arma”.

Nord Stream encamina el gas ruso hasta el norte de Alemania, desde donde se distribuye a otros países del continente. El anuncio de esta suspensión indefinida corre el riesgo de acentuar los temores de una escasez de gas en el próximo invierno europeo. A esos temores se suma la disparada de los precios de la energía.

Tras el anuncio de Gazprom, el Gobierno alemán aseguró, no obstante, que el suministro de gas estaba asegurado. “La situación del mercado del gas es tensa, pero la seguridad del suministro está garantizada”, afirmó una portavoz del ministerio alemán de Economía. Alemania ya ha presenciado “la falta de fiabilidad de Rusia en las últimas semanas”, añadió.

*Con información de la Agencia AFP