méxico

“Ser neutral es cómplice”: ¿Almagro arremetió contra México por votación en la ONU sobre Rusia?

México es uno de los 58 países que se abstuvieron en la votación con la que la Asamblea de la ONU decidió suspender a Rusia del Consejo de Derechos Humanos.


Polémica han despertado en México las reacciones expresadas por el secretario general de la la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Almagro, a propósito de la votación en la que los países miembros de la ONU decidieron suspender de del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas a Rusia, como reprimenda por los hechos adelantados por sus tropas durante la ocupación a Ucrania.

Las declaraciones de Almagro generaron ampolla en este país, pues, a través de las redes sociales, además de aplaudir la decisión, también emitió una frase que, aunque no mencionó directamente a México, sí fue tomada como tal por algunos sectores, en tanto, la delegación de ese país ante la ONU, fue una de las que se abstuvo de votar la resolución.

La afirmación puntual que despertó la polémica fue “debemos ser consecuentes con nuestras obligaciones en la materia: Frente a crímenes de lesa humanidad, ser neutral es ser cómplice”, emitida por Almagro al conocerse la decisión, y los resultados de la votación, que obtuvo 93 votos favorables, 24 en contra y 58 abstenciones, entre las que se contó la de países del continente como México, Brasil, El Salvador, Barbados, Belice, Trinidad y Tobago, Guyana, Surinam, San Vicente y las Granadinas y San Cristóbal y Nieves, por lo que se podría pensar que la “puya” del secretario de la OEA, no necesariamente iba en exclusiva para el Gobierno de López Obrador.

Sin embargo, para expertos citados por medios locales en México, como el exembajador de Estados Unidos en ese país, Earl Anthony Wayne, consultado por el diario El Universal, la votación de la delegación mexicana sí podría haber despertado sorpresa para algunos círculos internacionales, advirtiendo que “EE. UU. y sus aliados esperaban que (México) se uniera y votara a favor de la resolución”, destacando que, por lo menos, esa decisión de abstenerse no se interpuso en la aprobación de la resolución votada en Ginebra.

Sobre la votación efectuada en el seno de la ONU, también es importante destacar que, algunos países latinoamericanos también tomaron partido a favor de rechazar la resolución, entre los que se cuentan Cuba, Bolivia, y Nicaragua; este último en proceso de retiro de la OEA, mientras que la delegación de Venezuela decidió ausentarse.

Otros de los países que votaron negativamente la resolución, fueron China, Irán, Corea del Norte, Vietnam, Siria y, obviamente, la misma Rusia.

Pese a que la manifestación de Almagro fue la que despertó incomodidades en México, es importante advertir que, desde otros entes, como la ONG Human Right Watch, también se emitieron críticas por la decisión tomada por quienes se abstuvieron de votar la resolución.

Desde esa ONG, la directora para la seccional de las Américas, Tamara Taraciuk, en declaraciones citadas por referido medio mexicano, calificó el hecho como “una vergüenza”, recordando que la sanción a los terribles hechos adelantados por las tropas rusas en territorio Ucraniano era algo que debería contar con la voz unísona de la comunidad internacional, añadiendo que existen pruebas de la ocurrencia de crímenes de guerra.

La representante de HRW señaló que desde esa institución se han “documentado casos de ejecuciones sumarias, violencia ilegal contra ciudadanos (ucranianos), una violación sexual repetida”, en evidencias recogidas tras el repliegue de las tropas rusas.

Basado en lo anterior, la funcionaria respaldó la decisión de la ONU, refiriendo que dadas las pruebas, “Rusia no puede tener un lugar en la mesa del Consejo de Derechos Humanos”, señalando que, de ser así, ello sería una real ‘vergüenza’, citando escenarios como el recientemente denunciado en la ciudad de Bucha, donde cerca de 400 cadáveres de civiles fueron encontrados abandonados en las calles con señales de tortura.

Este viernes, a través de su cuenta de Twitter, Taraciuck también denunció que Rusia había revocado el registro de su organización en ese país, afirmando que con ello el Gobierno Putin “optó por intentar silenciar al mensajero, en vez de terminar con su conducta abusiva”, advirtiendo que HRW seguirá reportando sobre las anomalías en Rusia y los abusos en Ucrania.

Abstención de México, una decisión que no debía generar sorpresa

La actuación de México en el marco de la votación de la ONU sobre la resolución que excluye a Rusia del Consejos Humanos era un hecho ‘cantado’ por el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en horas de la mañana, en su tradicional rueda de prensa, había anticipado cómo obraría su delegado, advirtiendo que “¿Para qué es la ONU? ¿Cómo vamos a dinamitar un instrumento que es fundamental para conseguir acuerdos de paz y evitar la guerra?”.

Por su parte, en declaraciones recogidas por medios mexicanos, el embajador ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, afirmó que “la permanencia o no de Rusia en el Consejo de Derechos Humanos, no constituye un factor que la exima o le imponga obligaciones bajo el derecho internacional”, explicando que lo importante allí, es que el caso de las violaciones en la toma a Ucrania, sean llevados ante la justicia.

En sus declaraciones, el diplomático recordó que su país sí había condenado la invasión a Ucrania.

Para algunos expertos citados por el referido medio mexicanos, esta posición debería ser vista también como una postura previsible de México, en tanto lo desmarca de Estados Unidos, y es una estrategia del Gobierno AMLO, para distraer la mirada de la política interior.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.