mundo

S&P y Fitch rebajan la nota de la deuda de Ucrania, que queda en “default selectivo”

Este es el último escalón de calificación, antes de la moratoria.


Las agencias de calificación de riesgo S&P Global Ratings y Fitch Ratings rebajaron este viernes la calificación crediticia de Ucrania, al considerar que el acuerdo para reestructurar la deuda del país devastado por la guerra lo colocó a un escalón del incumplimiento.

S&P Global Ratings degradó la nota de la deuda de Ucrania a “SD” o “default selectivo”, último escalón antes de la moratoria.

Considerando los términos y condiciones anunciados para la reestructuración (ndlr: de deuda, obtenida por Ucrania el miércoles), y conforme a nuestros criterios, consideramos esta transacción como (equivalente) a un default”, indicó S&P en un comunicado.

Fitch, por su parte, rebajó la calificación a largo plazo de Ucrania de “C” a “RD”, o “default restringido”.

Los anuncios se produjeron un día después de que el primer ministro ucraniano, Denys Shmygal, dijera que la mayoría de los acreedores habían dado su consentimiento para una pausa en el pago de su deuda de 20.000 millones de dólares (19.400 millones de euros) hasta 2024.

Un país es considerado en default cuando no puede honrar sus compromisos ante sus acreedores, que pueden ser Estados, organismos como el FMI o inversores particulares en los mercados financieros. El default se denomina parcial cuando el Estado no reembolsa una parte de sus obligaciones.

Un grupo de acreedores occidentales, entre ellos Estados Unidos, Francia, Alemania, Japón y el Reino Unido, dieron el 20 de julio su acuerdo para reprogramar el pago de intereses de la deuda ucraniana a pedido de Kiev.

La economía ucraniana se derrumbó desde la invasión rusa el 24 de febrero y su PIB podría caer 45% este año, según estimaciones del Banco Mundial publicadas en junio.

Para marzo de este año, S&P Global Ratings mantuvo la nota B- para la deuda de largo plazo de Ucrania, así como el estatuto “CreditWatch”, que preveía una posible baja a futuro, debido a la invasión rusa del país.

El estatuto CreditWatch indica que podríamos bajar la calificación si el conflicto armado llega a debilitar considerablemente la economía de Ucrania, sus liquideces externas, su sistema financiero o la capacidad administrativa del gobierno”, resaltó S&P en un comunicado en ese momento.

Posteriormente, para julio de este año, la entidad degradó en tres escalones la nota de la deuda a largo plazo de Ucrania a CC, con perspectiva negativa.

Ucrania pidió a sus acreedores extranjeros diferir por 24 meses los pagos sobre toda su deuda externa”, dijo la agencia calificadora en su informe.

“Luego de esta solicitud, pensamos que un default sobre la deuda soberana en divisas extranjeras es una casi certeza”, sostuvo la agencia.

Conversaciones con Rusia se limitan al aspecto humanitario, advirtió el Gobierno de Ucrania

El asesor de la Presidencia de Ucrania, Mijailo Podoliak, advirtió que los contactos entre Kiev y Moscú se limitan al aspecto humanitario, especialmente sobre la liberación e intercambio de prisioneros.

“Tenemos ciertos diálogos sobre la liberación de prisioneros, el intercambio de cuerpos. Es decir, hay diálogos sobre este componente humanitario”, explicó el asesor del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

En este sentido, Podoliak señaló que ese gobierno es consciente de que cualquier tipo de contacto con la parte rusa es “muy difícil” en el contexto de la guerra, según informó la agencia de noticias Ukrinform.

Asimismo, el representante ucraniano señaló que no existe ningún tipo de conversación a nivel político o militar, tras indicar que las negociaciones sobre la exportación de trigo no se dan directamente entre ambas partes, sino a través de un mediador.

El último contacto directo entre Rusia y Ucrania se produjo en la ciudad turca de Estambul a finales de marzo durante una ronda de negociaciones. Tras esto, el proceso de diálogo se detuvo hasta día de hoy.

De otra parte, al menos tres personas murieron y otras 15 resultaron heridas el viernes en bombardeos rusos en las ciudades ucranianas de Kramatorsk, en el este, y Zaporiyia, en el sur, anunciaron las autoridades locales.

“Un nuevo ataque contra Kramatorsk: según la información inicial, tenemos dos civiles muertos y 13 heridos con certeza”, dijo Pavlo Kirilenko, gobernador de la región de Donetsk, en Facebook.

“El bombardeo dañó al menos 20 edificios y provocó un incendio”, añadió, volviendo a urgir a la población local a evacuar la zona.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania es de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.