mundo

Suecia y Finlandia enfrían promesas sobre la Otan a Turquía tras amenazas de Erdogan

Esto, luego que el presidente Tayyip retirara su veto al ingreso de ambos países a la Otan.


Los gobiernos de Suecia y de Finlandia afirmaron que el memorando suscrito por Turquía y que teóricamente debía abrirle las puertas de la Otan no es un cheque en blanco. Además, evitaron confirmar las promesas que reclama ahora en público el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para completar la ratificación de la adhesión.

Los tres países suscribieron el martes un acuerdo que permitió a la Otan extender formalmente una invitación de entrada a Suecia y Turquía, coincidiendo con la cumbre de líderes de Madrid. El martes, está previsto que se firme el protocolo de adhesión en Bruselas, paso previo a las 30 ratificaciones nacionales.

Erdogan advirtió al término de la cumbre de que no hay nada cerrado todavía y apeló a una serie de “promesas” que supuestamente trascienden a los compromisos genéricos que sí figuran por escrito. Así, aseguró que Suecia ya aceptó extraditar a 73 “terroristas”.

El ministro de Justicia de Suecia, Morgan Johansson, no ha desmentido el dato de los 73, pero en declaraciones a la cadena pública SVT ha asegurado que son los tribunales “independientes” quienes aplican la ley y ha dejado claro que no cabe traslado alguno de personas con nacionalidad sueca.

Por su parte, el ministro de Exteriores finlandés, Pekka Haavisto, negó a la cadena YLE que haya compromisos bajo cuerda, ya que “todo lo que se acordó se puso en el papel”. Así, descartó, por ejemplo, que el país vaya a reformar a toda costa su legislación interna para adaptarse a las exigencias turcas.

Madrid (España), sede de la cumbre de la OTAN
Madrid (España), sede de la cumbre de la OTAN del 2022 - Foto: Foto de @NATOpress

“Finlandia y Suecia deben tener mucho cuidado de no prometer nada en nombre del Parlamento”, explicó Haavisto al hacer balance de las negociaciones a tres bandas, en las que también se implicó la propia Otan haciendo las veces de mediadora.

La Alianza no ha establecido ningún calendario preciso para que Suecia y Finlandia puedan convertirse en Estados miembro de pleno derecho, pero durante la cumbre el secretario general, Jens Stoltenberg, expresó su deseo de que fuese “cuanto antes”.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan amenazó de nuevo con bloquear la adhesión de Suecia y Finlandia a la Otan, menos de 48 horas después del acuerdo entre los tres países.

El jueves, el presidente turco habló por primera vez desde la firma sorpresa, y estableció sus condiciones. “Si cumplen con su deber, presentaremos (el memorándum) al Parlamento” para su aprobación. “Si no lo hacen, es imposible para nosotros enviarlo al Parlamento”, advirtió.

Erdogan se refirió a una relativa “promesa hecha por Suecia” de la extradición de “73 terroristas. Los devolverán, lo prometieron. Está en los documentos escritos. Cumplirán su promesa”, añadió sin más detalles.

NEW YORK, NEW YORK - SEPTEMBER 21: Turkish President Tayyip Erdogan addresses the 76th Session of the U.N. General Assembly on September 21, 2021 at U.N. headquarters in New York City. More than 100 heads of state or government are attending the session in person, although the size of delegations is smaller due to the Covid-19 pandemic. (Photo by Eduardo Munoz-Pool/Getty Images)
Presidente de Turquía Tayyip Erdogan (Photo by Eduardo Munoz-Pool/Getty Images) - Foto: Getty Images

El gobierno sueco recordó que sus decisiones en materia de extradición eran sometidas a una justicia “independiente. Personas no suecas pueden ser extraditadas a petición de otros países, pero solo si esto es compatible con la ley sueca y la Convención europea en materia de extradición”, afirmó el ministro de Justicia, Morgan Johansson, en una declaración escrita enviada a la AFP.

El jefe de Estado turco también instó a Finlandia y Suecia a “completar sus leyes” sobre la presencia en su territorio de miembros del PKK y de los YPG, que operan en las fronteras de Turquía, en el norte de Irak y Siria.

Según el memorándum firmado el martes, Turquía levanta su veto a la adhesión de los dos países nórdicos a la Otan a cambio de su cooperación contra los miembros de los movimientos kurdos afectados. Al día siguiente, Ankara exigió a Suecia y Finlandia la extradición de 33 “terroristas”.

Todos son miembros del PKK, considerado como organización terrorista por Ankara y sus aliados occidentales, o del movimiento fundado por el predicador Fethullah Gülen, a quien Erdogan acusa de haber instigado el intento de golpe de Estado de julio de 2016.

“Todos estos casos ya se han resuelto en Finlandia”, comentó el presidente finlandés, Sauli Niinistö, y el Ministerio de Justicia finlandés precisó que “no recibió nuevas solicitudes de extradición de Turquía en los últimos días”.

*Con información de Europa Press y AFP.