ucrania

Ucrania sostiene que Rusia no controla Lugansk, pese a situación en el Donbás

Un ataque aéreo este jueves mató al menos a una persona e hirió a varias más en Kramatorsk, un centro administrativo de la región oriental de Ucrania.


Las autoridades ucranianas admitieron este jueves que la situación en la región del Donbás “sigue siendo difícil” a medida que Rusia continúa con sus objetivos militares, pero indicó que todavía no se han hecho con el control total de la región de Lugansk, tal y como el Kremlin ha venido destacando.

En una nueva sesión informativa del Ministerio de Defensa, la viceministra Hanna Maliar señaló que “Rusia está librando actualmente una guerra de desgaste”, tras reconocer que mientras continúe con su intención de alcanzar sus “objetivos estratégicos”, la situación “sigue siendo difícil”.

“Los principales esfuerzos del enemigo se centran en establecer el control final sobre la región de Lugansk, la cual todavía no controla. Las situaciones más difíciles están hoy en dirección a Slaviansk, Kramatorsk y Bajmut”, explicó.

Por otro lado, Maliar señaló que el objetivo ahora de Rusia es tratar de llegar “a los límites geográficos” de la región de Donetsk, mientras que en dirección a Járkov y Balaklia, continúan impidiendo que las fuerzas ucranianas avancen hacia la frontera estatal.

También indicó que sospechan de que las tropas rusas planeen nuevos ataques sobre la región de Zaporiyia, e incluso no descartan la posibilidad de que puedan llegar ataques desde Bielorrusia o Transnistria, aunque reconoció que dicha probabilidad es “baja”.

Entre tanto, las fuerzas rusas bombardearon el jueves varias localidades en la cuenca del Donbás, entre ellas la ciudad de Kramatorsk, en su avance para terminar de conquistar el este de Ucrania.

En Kramatorsk, capital de la provincia de Donetsk (que junto a la de Lugansk conforman el Donbás), la explosión dejó un gran cráter en un patio situado entre un hotel y edificios residenciales, constataron periodistas de la AFP.

Los reporteros vieron el cadáver de una persona y varios heridos, así como dos coches en llamas.

“Bombardeo contra la parte central de Kramatorsk. Hay víctimas”, anunció en Facebook el alcalde de esta ciudad, Oleksandr Goncharenko, instando a la población a permanecer en los refugios antiaéreos. “El peligro todavía no pasó”, agregó.

Las fuerzas rusas, que han avanzado estas últimas semanas en el Donbás, afirman controlar toda la región de Lugansk.

Una fotografía tomada el 7 de julio de 2022 en el centro de Kramatorsk muestra autos destruidos en un patio entre el hotel Industria y residencias civiles después de un ataque aéreo. - Un ataque aéreo el 7 de julio de 2022 mató al menos a una persona e hirió a varias más en Kramatorsk, un centro administrativo de la región oriental de Ucrania bajo ataque ruso, dijeron periodistas de la AFP. (Foto por MIGUEL MEDINA / AFP)
Un ataque aéreo el 7 de julio de 2022 mató al menos a una persona e hirió a varias más en Kramatorsk, un centro administrativo de la región oriental de Ucrania bajo ataque ruso, dijeron periodistas de la AFP. (Foto por MIGUEL MEDINA / AFP) - Foto: AFP

Ahora quieren conquistar Donetsk, para hacerse con control absoluto de la cuenca minera, que ya estaba parcialmente en manos de los separatistas prorrusos desde 2014.

El gobernador de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, indicó que los disparos de artillería y lanzamisiles mataron el miércoles al menos a siete civiles en varias localidades de la región.

En esta provincia, Sloviansk y su ciudad gemela Kramatorsk se anuncian como los próximos objetivos de las fuerzas rusas, que invadieron Ucrania hace más de cuatro meses.

“El enemigo intenta lanzar ataques en dirección a Sloviansk”, bombardeando las localidades vecinas, indicó el jueves el Ejército ucraniano.

Evacuaciones en Sloviansk

El pasado martes, misiles rusos alcanzaron y destruyeron parte del mercado en el centro de Sloviansk, donde murieron dos personas.

El alcalde de la ciudad, Vadim Liakh, informó que la evacuación de la ciudad se estaba llevando a cabo. “Sacamos a gente cada día”, dijo.

Cerca de una iglesia protestante, un grupo de civiles subía a varios vehículos.

“Envío a mi mujer y después no me queda otra, me alisto al ejército mañana”, dijo a la AFP Vitaly, de 30 años, tras despedirse de su esposa Svitlana, evacuada hacia Dnipro (centro) en un autobús con otras 150 mujeres y niños.

El miércoles quedaban todavía en la ciudad unas 23.000 personas, de las 110.000 que vivían en ella antes de la guerra, indicó Liakh, que precisó que desde el inicio del conflicto hubo 17 fallecidos y 67 heridos. Pero “la ciudad está bien fortificada”, aseguró el alcalde.

“Tenemos sótanos, nos esconderemos allí”, dijo por su parte Galyna Vasylivna, de 72 años. “¿Qué vamos a hacer? No tenemos ningún sitio adónde ir, nadie nos necesita”, lamentó.

* Con información de Europa Press y AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.