europa

Guerra en Ucrania: Letonia anuncia el regreso del servicio militar obligatorio

Según reveló el ministro de Defensa de ese país, la medida también estará complementada por la construcción de una base militar en una zona próxima a la frontera con Rusia.


En medio de la tensión propia que se vive en Europa por cuenta de los más de cuatro meses que han transcurrido desde el inicio de la ocupación de las tropas rusas a Ucrania, y en medio del temor y la incertidumbre frente a eventuales planes del Kremlin de avanzar con su ataque más allá de las fronteras del país que actualmente ocupa, las autoridades de Letonia, una antigua república soviética, han hecho un importante anuncio en pro de fortalecer sus capacidades de defensa.

En ese sentido, el pasado martes, 5 de julio, el ministro de Defensa de ese país, Artis Pabriks, entregó unas declaraciones, en las que confirmó el anuncio de que las autoridades de su estado han acordado la reactivación del llamado el servicio militar obligatorio, como un mecanismo de respuesta ante la creciente tensión generada en el marco de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Según lo advertido por el ministro de Defensa de Letonia, “el actual sistema militar de Letonia alcanzó su límite”, advirtiendo a su vez que “no hay motivos para pensar que Rusia cambiará su comportamiento”, reconociendo la creciente preocupación por parte de las autoridades de varios de los países de la región.

Sobre las fronteras de Letonia, es importante recordar que esta tiene límites terrestres directos con Estonia, Bielorrusia, Rusia y Lituania, siendo un factor de riesgo adicional las eventuales represalias que, en el marco de la confrontación pueda implementar el régimen de Moscú, además de que Letonia es un país adscrito a la Otan.

Precisamente, en el marco de su suscripción a la Otan, Letonia había suprimido la obligatoriedad del Servicio Militar en su país, supeditando su defensa a la presencia de soldados de carrera, y a voluntarios de la denominada Guardia Nacional; situación que viene presentándose desde el año 2007.

Por lo anterior, la Defensa de Letonia está conformada por un relativamente pequeño cuerpo de seguridad, compuesto por poco más de 7.500 soldados de carrera y voluntarios de la Guardia Nacional, los cuales, sumados a 1.500 soldados de las fuerzas conjuntas de la Otan, conforman la seguridad de una población de poco menos de dos millones de habitantes.

Sobre el funcionamiento de la nueva disposición en materia de defensa; el regreso del servicio militar obligatorio, el ministro de Defensa, Artis Pabriks, explicó que la nueva medida entrará en vigor a partir del próximo año, advirtiendo además que las personas que estarán obligadas a dicho servicio a su país, contarán con ‘varias opciones’ para poder adelantar el proceso.

Aunque algunos sectores ven con reticencia el anuncio del regreso del servicio militar obligatorio en Letonia, otros han celebrado la medida, advirtiendo que esta medida ha sido ‘tardía’, y que se debería haber implementado antes, refiriendo como ejemplo de ello la toma de soberanía, por parte de Rusia, de la llamada península de Crimea; territorio que está vinculado a Ucrania, pero del que Rusia ejerce pleno control desde 2014.

En declaraciones tomadas por la AFP, agentes del actual cuerpo de Defensa de Letonia, advirtieron que es correcta la adhesión de más reservistas, refiriendo la necesidad de ese país por aumentar o fortalecer su ejército y sus cuerpos de reacción frente a eventuales ataques.

En ese mismo sentido, el apoyo al regreso del servicio militar obligatorio también refiere un refuerzo a las reservas de la milicia local, y un fortalecimiento de las fuerzas disponibles de la Otan, refiriendo que actualmente los frentes de la Organización del Atlántico Norte evidencian falencias en las regiones del norte de Europa y en la región báltica.

Además del fortalecimiento en el pie de fuerza del Ejército de Letonia, también se conoció la existencia de planes para la construcción de nuevas guarniciones militares en su territorio, más precisamente en inmediaciones de la frontera con Rusia, en la ciudad de Jekabpils, al sur oriente de su frontera.

*Con información de la AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.