otan

“El mundo ha cambiado en los últimos cuatro meses”: presidente de España anuncia incremento en gasto militar

“Espero que podamos llegar a un acuerdo de país que trascienda las diferencias ideológicas”, afirmó el mandatario frente a eventuales debates por el anuncio de incrementar el gasto militar al 2 % del PIB.


Al término de la cumbre de la Otan que se desarrolló en los últimos días en la ciudad de Madrid, el presidente de España, anfitrión de dicho encuentro, dio una rueda de prensa en la que emitió un parte positivo frente a la reunión, apuntando el éxito tanto en la forma como en el contenido de la cita.

Para Sánchez, el encuentro fue un espacio para enviar un “contundente mensaje de unidad y cohesión de los países aliados”, miembros de la Organización del Atlántico Norte, afirmando que las conclusiones de dicha cumbre han reflejado que “todos los esfuerzos están encaminados en preservar la paz y proteger nuestras sociedades y modo de vida”, rechazando a quienes han señalado a la organización de ser un entorno que ha promovido la guerra.

En su intervención, Sánchez apuntó que los hechos recientes, haciendo mención de la que calificó como una “ilegal e injustificable invasión a Ucrania”, han evidenciado que es necesario que los países se mantengan unidos, advirtiendo que en la coyuntura, dicha cohesión es base para “poner frente a la capacidad que tiene la Rusia de Putin de destruir la seguridad en Europa y la forma en la que amenaza la seguridad alimentaria y energética a nivel global”.

En ese sentido, Sánchez recordó que en el marco de dicha organización de defensa común, se ha planteado la estrategia para poder apoyar a Ucrania de una forma que va más allá de lo moral, recordando que el respaldo también se ha materializado en colaboraciones que han supuesto entrega de “material humanitario, armamento y financiación”, a la vez que en el modelo de acogida a “cientos de miles de desplazados que ha provocado la guerra inmoral”.

El no a la guerra

Aunque Sánchez ha admitido que el objetivo es avanzar en el plan de defensa común, aplaudiendo el trabajo complementado que se ha evidenciado entre dos organizaciones de las que hace parte –la Otan y la UE–, apuntó que el espacio no debe ser visto como una nueva guerra fría, pues el objetivo del bloque occidental no traduce en ‘confrontaciones’, y muestra de ello es la reciente manifestación de países como Suecia y Finlandia que, apartándose de su tradicional estatus de países neutrales, han decidido candidatizarse a la adhesión a la Otan.

“La adhesión de estos países demuestra que lo que busca la Otan es la preservación de la paz basada en reglas, que es lo que Putin ha puesto en cuestión”, afirmó Sánchez, quien al referirse al tema reconoció públicamente la ‘actitud constructiva’ de Turquía y los dos estados candidatos a la adhesión, para superar las diferencias por las que el primer país se oponía a la llegada de estos Estados al escenario multilateral.

Suecia y Finlandia no entran en la Otan porque tengan intensiones de invadir o atacar a un tercer país, lo hacen para defender su modelo de confianza”, dijo Sánchez.

La noticia que no cayó bien en algunos sectores de España

En medio del balance sobre la cumbre de la Otan, Sánchez también refirió que en ese espacio se planteó el llamado ‘Concepto estratégico de Madrid’, hoja de ruta trazada para definir el comportamiento que asumirá la próxima década la organización.

Precisamente, en dicho espacio, Sánchez también afirmó que, en tanto se plantea el fortalecimiento de las acciones por parte de la Otan en materia de defensa, lo cual también acarreará una mayor destinación de recursos para su desarrollo.

En ese sentido, Sánchez reveló que España se ha comprometido a aumentar su destinación de recursos para defensa, aumentando dicho rubro al 2 % de su PIB.

Si bien Sánchez reconoce que este anuncio puede no ser bien recibido en algunos sectores, invita a que ese aumento en la destinación sea visto con nuevos ojos, en tanto la visión de mundo que se tenía hace 4 meses, en términos de prioridades, ha cambiado desde el 24 de febrero, fecha de la ocupación rusa a Ucrania.

“Para proteger la democracia, que no está segura, es necesario destinar recursos”, dijo el mandatario, quien explicó que el aumento de los recursos destinados no será inmediato, sino que el avance hacía allí ha de ser proyectado para los próximos 8 años.

Consciente de eventuales resistencias en el marco de la aprobación de los recursos anunciados, Sánchez manifestó que “espero que podamos llegar a un acuerdo de país que trascienda las diferencias ideológicas”.

En el marco de la referida hoja de ruta, Sánchez apuntó que han manifestado la pertinencia del “aumentar la presencia militar, para enviar un mensaje (a Rusia), de que no va a obtener un beneficio extendiendo la guerra que ha desplegado en Ucrania”.

En ese mismo sentido, explicó que la concepción de Rusia ha cambiado en el marco de la Otan, y “ha pasado de ser una aliado estratégico a ser la principal amenaza para la seguridad de los aliados”.

En la rueda de prensa, Sánchez también se refirió a la creciente preocupación que se ha centrado sobre la situación migrante en el Magreb, al ser percibida como una amenaza.

En ese sentido, también apuntó que Ceuta y Melilla, territorios, enclaves de España en África, son percibidos como territorio de su país, por lo que sobre ellos también aplica el famoso artículo quinto del tratado constitutivo de la Otan.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.